“Las po­lí­ti­cas pa­ra el tri­go be­ne­fi­cia­ron al país y a la ca­de­na”

Clarin - Rural - - MER­CA­DOS - Es­te­ban Fuen­tes efuen­tes@cla­rin.com

1- Es­ta se­ma­na se pre­sen­tó el in­for­me so­bre el Pro­duc­to Bru­to del Tri­go de las úl­ti­mas dos cam­pa­ñas que fue rea­li­za­do por el Ins­ti­tu­to de Es­tu­dios Eco­nó­mi­cos de la Bol­sa de Ce­rea­les de Bue­nos Ai­res. ¿Cuá­les fue­ron las prin­ci­pa­les con­clu­sio­nes que se ob­tu­vie­ron?

Sa­lie­ron va­rios te­mas de la com­pa­ra­ción de la cam­pa­ña 2015/16, un año ho­rri­ble sien­do la úl­ti­ma cam­pa­ña in­ter­ve­ni­da, con el ci­clo 2016/17 que ya es­ta­ban las me­di­das del nue­vo Go­bierno. El prin­ci­pal fue que el va­lor agre­ga­do de la ca­de­na se du­pli­có en­tre un año a otro. Mos­tró una fac­tu­ra­ción to­tal de 3.823 mi­llo­nes de dó­la­res, 1.378 mi­llo­nes de dó­la­res adi­cio­na­les res­pec­to a la cam­pa­ña 2015/16. Pe­ro lo que es in­tere­san­te es que el Go­bierno per­dió in­gre­sos por no co­brar re­ten­cio­nes, pe­ro es­ta ma­yor pro­duc­ción le ge­ne­ra 27% mas de in­gre­sos que el año an­te­rior que sí es­ta­ban las re­ten­cio­nes. Ga­nó el go­bierno y ga­nó la ca­de­na del tri­go.

2- O sea, se po­dría de­cir que ga­na­ros to­dos los ac­to­res...

Se fa­vo­re­ció el pro­duc­tor, la mo­li­ne­ría y el Go­bierno. Tam­bién hu­bo au­men­tos en las com­pras de in­su­mos. Hu­bo mas área fer­ti­li­za­da y ma­yor can­ti­dad de ki­los apli­ca­dos. Se mo­vió el fle­te, las con­sul­to­rías, los aco­pios, los mer­ca­dos. En sín­te­sis, se mo­vió el in­te­rior del país que es­ta­ba es­tan­ca­do en el úl­ti­mo tiem­po. Con es­to, de­mos­tra­mos que, con nú­me­ros y fun­da­men­tos, las po­lí­ti­cas gu­ber­na­men­ta­les pa­ra el tri­go fue­ron acer­ta­da pa­ra el país y pa­ra la ca­de­na.

3- Yen­do a la vi­sión so­bre la ca­de­na del ce­real, ¿cuá­les son los prin­ci­pa­les desafíos?

Hay va­rios desafíos. El más ur­gen­te es que se san­cio­ne una Ley de Se­mi­llas, que sea ac­tual a lo que su­ce­de en el mun­do. Hay que re­co­no­cer la pro­pie­dad in­te­lec­tual. Y es­to sig­ni­fi­ca pa­gar­lo. El se­gun­do pun­to es re­du­cir la in­for­ma­li­dad de la eco­no­mía. Ne­ce­si­ta­mos que to­dos com­pi­ta­mos en igual­dad de con­di­cio­nes. La mo­li­ne­ría es­tá tra­ba­jan­do muy fuer­te en eso. Otro pun­to que preo­cu­pa es que los mer­ca­dos que que­re­mos lle­gar son muy exi­gen­tes con la me­di­ción de pro­duc­tos fi­to­sa­ni­ta­rios que apa­re­cen en el grano. Pi­den ni­ve­les muy ba­jos. Hay que ade­cuar los con­tro­les y las nor­mas. Y otro pun­to se­ría me­jo­rar la in­fra­es­truc­tu­ra pa­ra ba­jar cos­tos, pe­ro eso ya es más ajeno a nues­tra ca­de­na.

4- En re­la­ción al atra­so de la san­ción de la Ley de Se­mi­llas, ¿cuál es su opi­nión so­bre la ge­né­ti­ca ar­gen­ti­na en tri­go?

Los tri­gos ar­gen­ti­nos son bue­nos, te­ne­mos bue­na ge­né­ti­ca. En es­te as­pec­to hay mu­cho por ha­cer. El pro­duc­tor ba­sa su ma­ne­jo pro­duc­ti­vo en la ge­né­ti­ca que va a sem­brar. Hay que exi­gir­le a los se­mi­lle­ros que ge­ne­ren una ge­né­ti­ca pa­ra com­pe­tir en el mun­do: pa­ra pro­du­cir más y de me­jor ca­li­dad, pe­ro pa­ra com­pe­tir hay que pa­gar ese desa­rro­llo. Si que­re­mos ju­gar en pri­me­ra di­vi­sión, hay que re­co­no­cer la in­ves­ti­ga­ción y el desa­rro­llo. Es­ta­mos bien pe­ro po­dría­mos es­tar mu­cho me­jor. Un ejem­plo de es­to es es que dos se­mi­lle­ros na­cio­na­les cum­pli­rán 100 años en el país.

5- ¿Cuán­to es el por­cen­ta­je en la uti­li­za­ción de se­mi­lla le­gal?

El 25% de lo que se siem­bra le pa­ga al se­mi­lle­ro por el uso de se­mi­lla, de­pen­dien­do del año. El res­to, es se­mi­lla pro­pia que se guar­da el pro­duc­tor y bol­sa blan­ca (se­mi­lla ile­gal).

6- Ya de ca­ra a la siem­bra del ce­real, ¿Cuá­les son las ex­pec­ta­ti­vas pa­ra la nue­va cam­pa­ña lue­go del cre­ci­mien­to que se re­gis­tró en el ci­clo 2016/17?

Cree­mos que vol­ve­rá a cre­cer la su­per­fi­cie en la pró­xi­ma cam­pa­ña. En 2001/02 la Ar­gen­ti­na lle­gó a sem­brar 7 mi­llo­nes de hec­tá­reas. Po­de­mos al­can­zar es­ta me­ta en dos o tres años. El que va a de­ter­mi­nar el au­ge del área se­rá el pre­cio del tri­go. Una de las co­sas bue­nas que hay es el Mer­ca­do a Tér­mino que le an­ti­ci­pa al pro­duc­tor cuán­to se le va a pa­gar por su pro­duc­ción. Ade­más, pre­ve­mos que tam­bién va a cre­cer el uso de fer­ti­li­zan­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.