To­dos jun­tos, pa­ra pre­ve­nir una pe­li­gro­sa en­fer­me­dad

La ci­tri­cul­tu­ra na­cio­nal es­tá tra­ba­jan­do pa­ra con­tro­lar el vi­rus HLB, que pro­vo­có pér­di­das del 30% de la pro­duc­ción mun­dial. Has­ta aho­ra, se lo­ca­li­zó en Mi­sio­nes.

Clarin - Rural - - RURAL - Esteban Fuen­tes efuen­tes@cla­rin.com

La Aso­cia­ción de Ci­tri­cul­to­res de Con­cor­dia (En­tre Ríos) jun­to con el Mi­nis­te­rio de Agroin­dus­tria, apo­ya­dos con el Se­na­sa e INTA, más el acom­pa­ña­mien­to de em­pre­sas pri­va­dos, co­mo es en es­te ca­so, Co­ca Co­la, es­tán tra­ba­jan­do fuer­te­men­te en po­lí­ti­cas y ac­cio­nes pa­ra pre­ve­nir el Huan­glong­bing (HLB), una pe­li­gro­sa en­fer­me­dad que ataca a los cí­tri­cos y ya ha apa­re­ci­do en Mi­sio­nes don­de ha afec­ta­do gran par­te de la pro­duc­ción.

El ob­je­ti­vo es con­ti­nuar con los ex­haus­ti­vos mo­ni­to­reos que se vie­nen rea­li­zan­do en En­tre En­tre Ríos, don­de hay 36.000 hec­tá­reas con cí­tri­cos, pa­ra pre­ve­nir que se si­ga ex­pan­dien­do y po­der re­pli­car es­te control a las de­más zo­nas pro­duc­ti­vas del país.

La en­fer­me­dad has­ta el mo­men­to no tie­ne cu­ra. Por eso, la pre­ven­ción es la me­jor es­tra­te­gia pa­ra con­tro­lar­la. “La cla­ve pa­ra pre­ve­nir la en­fer­me­dad es el mo­ni­to­reo pa­ra una de­tec­ción tem­pra­na y pos­te­rior­men­te la erra­di­ca­ción de la plan­ta en­fer­ma”, des­ta­có Juan Ver­liac, di­rec­tor téc­ni­co de la Aso­cia­ción de Ci­tri­cul­to­res de Con­cor­dia.

Las dos prin­ci­pa­les re­gio­nes pro­duc­ti­vas en el país son el NOA y NEA. En la ac­tua­li­dad, hay cer­ca de 5.300 pro­duc­to­res que abar­can una su­per­fi­cie 130.000 hec­tá­reas, co­mer­cia­li­zan­do e in­dus­tria­li­zan­do anual­men­te al­re­de­dor de 2.900.000 to­ne­la­das en­tre li­mo­nes, na­ran­jas, man­da­ri­nas y po­me­los, se­gún da­tos del Se­na­sa.

Los téc­ni­cos de la aso­cia­ción ci­tri­co­la re­sal­tó que es­ta bac­te­ria ya des­tru­yó el 30% de la pro­duc­ción mun­dial de cí­tri­cos. En Es­ta­dos Uni­dos, por ejem­plo, afec­tó a Flo­ri­da y so­lo que­da el 8% de las plan­ta­cio­nes. En Te­xas, se per­dió el 100% de la pro­duc­ción. Y aho­ra, avan­za en el sur de Ca­li­for­nia.

A su vez, en Chi­na, prin­ci­pal pro­duc­tor mun­dial de cí­tri­cos, se per­dió el 50%. Más cer­ca de Ar­gen­ti­na, en Bra­sil, afec­tó a más de 200.000 hec­tá­reas. Y en Paraguay tam­bién se ha de­tec­ta­do es­ta te­mi­ble en­fer­me­dad. “Alguien le va a te­ner que ven­der na­ran­jas al mun­do y de­be­mos apro­ve­char es­ta opor­tu­ni­dad”, di­jo Ver­liac.

Es­tas ac­cio­nes de mo­ni­to­reo cuen­tan con el acom­pa­ña­mien­to de Co­caCo­la de Ar­gen­ti­na, que in­vir­tió $7 mi­llo­nes. “Nues­tra ca­de­na de va­lor em­pie­za en el sec­tor agrí­co­la. Lo im­por­tan­te son las fa­mi­lias, sue­ños y pro­yec­tos de vi­da que se­gui­mos apo­yan­do a par­tir de nues­tro com­pro­mi­so con las eco­no­mías re­gio­na­les”, des­ta­có Cris­tian Pérez, Ge­ren­te de Asun­tos Pú­bli­cos de Co­ca-Co­la de Ar­gen­ti­na.

La com­pa­ñía com­pra anual­men­te 250 mi­llo­nes de dó­la­res en ju­gos y de­ri­va­dos y el 60% de la pro­duc­ción na­cio­nal de ju­go de na­ran­ja de la Ar­gen­ti­na. Ade­más, Co­ca Co­la com­pra por año 42.000 to­ne­la­das de ju­gos de li­mo­nes, po­me­los, man­za­nas, uvas, pe­ras y du­raz­nos.

Pla­ga. Diap­ho­ri­na ci­tri es el in­sec­to trans­mi­sor de la en­fer­me­dad.

De­te­rio­ro. La pre­ven­ción es fun­da­men­tal pa­ra con­tra­rres­tar el HLB.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.