So­ja: es­tra­te­gias an­te el desafío cli­má­ti­co

La ca­de­na de la so­ja de­ba­tió pla­nes pa­ra re­du­cir el ries­go am­bien­tal y eco­nó­mi­co de la agri­cul­tu­ra.

Clarin - Rural - - TAPA - Lu­cas Vi­lla­mil cla­rin­ru­ral@cla­rin.com

En el tra­di­cio­nal se­mi­na­rio que or­ga­ni­za Ac­so­ja pun­tua­li­za­ron so­bre las cla­ves pa­ra ga­nar rin­de.

“La pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res tiene la ne­ce­si­dad im­pe­rio­sa de re­cu­pe­rar la siem­bra de gra­mí­neas. Ade­más te­ne­mos que em­pe­zar a pen­sar en una so­ja de me­jor ca­li­dad, el mun­do de­man­da pro­teí­na”. Ese fue el men­sa­je ini­cial del mi­nis­tro de Agroin­dus­tria de la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res Leo­nar­do Sar­quís, es­ta se­ma­na en el se­mi­na­rio de la Aso­cia­ción de la Ca­de­na de la So­ja (Ac­so­ja) que tu­vo lu­gar en la Bol­sa de Co­mer­cio de Ro­sa­rio. “La de­fi­cien­cia de fós­fo­ro es otro te­ma cen­tral. Alien­to la po­si­bi­li­dad de que ha­ya una ley de fer­ti­li­zan­tes”, agre­gó el fun­cio­na­rio en el con­tex­to de un pa­nel cu­yo eje de de­ba­te fue la bús­que­da de sus­ten­ta­bi­li­dad en la pro­duc­ción de so­ja.

En­tre el mo­no­cul­ti­vo y otros des­ma­ne­jos, en los úl­ti­mos años la so­ja se vol­vió si­nó­ni­mo, jus­ta­men­te, de fal­ta de sus­ten­ta­bi­li­dad. Pa­ra su­mar con­tra­tiem­pos, el cli­ma se vol­vió más im­pre­de­ci­ble obli­gan­do a to­dos los ac­to­res del agro a re­unir­se y pen­sar es­tra­te­gias de fon­do. “De los 340.000 ki­ló­me­tros cua­dra­dos de la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res, hay 8 millones de hec­tá­reas afec­ta­das por el agua”, afir­mó Sar­quís, y ase­gu­ró que las obras hi­dráu­li­cas tan es­pe­ra­das es­tán cer­ca de em­pe­zar a con­cre­tar­se, pe­ro que mien­tras tan­to des­de el cam­po se de­be apun­ta­lar una pro­duc­ción más ba­lan­cea­da. “La so­ja tiene que man­te­ner su su­per­fi­cie, lo que tiene que cre­cer es el tri­go y el maíz”, re­mar­có.

Res­pec­to de las inundaciones, el se­cre­ta­rio de Re­cur­sos Hí­dri­cos de San­ta Fe Juan Car­los Ber­to­ni ad­vir­tió: “Las pre­ci­pi­ta­cio­nes ex­tre­mas au­men­tan en in­ten­si­dad y can­ti­dad y el ni­vel freá­ti­co ha ido cre­cien­do. En San­ta Fe, en 2016/17 se per­die­ron más de 1.000 millones de dó­la­res por inundaciones. Cua­tro millones de hec­tá­reas fue­ron afec­ta­das en la pro­vin­cia, el 56 por cien­to de la su­per­fi­cie de­di­ca­da a cul­ti­vos. Ade­más, más de 1.300 tam­bos afec­ta­dos su­ma­ron pér­di­das por más de 18 millones de dó­la­res”, de­ta­lló el fun­cio­na­rio.

Y a con­ti­nua­ción, Eu­ge­nio Fer­nán­dez, di­rec­tor de Con­ser­va­ción de Sue­los y Ma­ne­jo de Agua del Mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra de Cór­do­ba ex­pli­có có­mo se in­ter­re­la­cio­na el am­bien­te y los usos del sue­lo de ca­da re­gión con las con­se­cuen­cias que se ha­cen evi­den­tes en las úl­ti­mas cam­pa­ñas. “Cuan­do se ha­bla se es­cu­rri­mien­to y anega­mien­tos to­dos mi­ran aguas arri­ba, y en el ca­so de Bue­nos Ai­res y San­ta Fe, no­so­tros es­ta­mos aguas arri­ba. El área agrí­co­la cor­do­be­sa es un plano in­cli­na­do en des­cen­so ha­cia el es­te, y la cur­va de pre­ci­pi­ta­cio­nes pa­só de un pro­me­dio de 900 mi­lí­me­tros a 1.200 mi­lí­me­tros en los úl­ti­mos años. Ade­más, en los 60 ha­bía un mi­llón de hec­tá­reas en agri­cul­tu­ra y hoy hay 7 millones, y eso cam­bia la re­la­ción in­fil­tra­ción/es­cu­rri­mien­to”, ex­pli­có. Se­gún el es­pe­cia­lis­ta, bue­na par­te de los es­cu­rri­mien­tos hí­dri­cos de Cór­do­ba van a pa­rar a la cuen­ca del Car­ca­ra­ñá y a la Pi­ca­sa y ter­mi­nan en San­ta Fe y Bue­nos Ai­res.

Con esa vi­sión sis­té­mi­ca y con la va­ria­bi­li­dad cli­má­ti­ca co­mo leit­mo­tiv, hu­bo otro pa­nel en el se­mi­na­rio de Ac­so­ja de­di­ca­do a re­pen­sar los se­gu­ros agrí­co­las co­mo he­rra­mien­ta de sus­ten­ta­bi­li­dad eco­nó­mi­ca. Car­los Co­mas, de la ase­gu­ra­do­ra La Se­gun­da, de­ta­lló que el 48 por cien­to del área agrí­co­la na­cio­nal es­tá ase­gu­ra­da pe­ro que el 98 por cien­to de lo ase­gu­ra­do es so­lo por gra­ni­zo y adi­cio­na­les. “Es­tos son se­gu­ros de da­ño, pe­ro exis­ten tam­bién los se­gu­ros pa­ra­mé­tri­cos o de ín­di­ce, en los que se uti­li­za un pa­rá­me­tro pa­ra eva­luar da­ño sin te­ner que ir al cam­po”, de­ta­lló.

Al res­pec­to, el sub­se­cre­ta­rio de Coor­di­na­ción Po­lí­ti­ca del Mi­nis­te­rio de Agroin­dus­tria de la Na­ción Hu­go Ros­si, afir­mó que ya es­tá lis­ta la in­for­ma­ción pa­ra ha­cer una pri­me­ra prue­ba pi­lo­to de se­gu­ro ín­di­ce en los 200 mu­ni­ci­pios en los que se ha­ce maíz. “Se va a me­dir ín­di­ce ver­de y se es­ta­ble­ce­rá un ni­vel pa­ra ca­da mu­ni­ci­pio pa­ra dis­pa­rar el se­gu­ro por se­quía o inun­da­ción”, ex­pli­có.

Por su par­te Ni­co­lás Cal­ca­bri­ni, de San­cor Se­gu­ros, afir­mó que el desafío de­be ser que to­dos los pro­duc­to­res ac­ce­dan a co­ber­tu­ras. “Hay que tra­tar de com­ple­men­tar la ley de emer­gen­cia agro­pe­cua­ria, que mu­chas ve­ces es di­fí­cil de im­ple­men­tar y no in­dem­ni­za sino que qui­ta im­pues­tos”, con­clu­yó.

Char­co. La so­ja ba­jo agua ya se con­vir­tió en una ima­gen ha­bi­tual.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.