Field test: to­do so­bre la sem­bra­do­ra air drill

Un tour por el in­te­rior de la má­qui­na per­mi­te en­ten­der có­mo ac­túa ca­da im­ple­men­to pa­ra fa­ci­li­tar la siem­bra.

Clarin - Rural - - MAQUINARIA AGRICOLA - Juan Bau­tis­ta Rag­gio Es­pe­cial pa­ra Cla­rín Ru­ral

Pen­san­do en la siem­bra de la so­ja de se­gun­da lue­go de la co­se­cha del tri­go, ela­bo­ra­mos un aná­li­sis de una sem­bra­do­ra air drill que per­mi­te sem­brar cho­rri­llo y mo­no­grano de acuer­do a las ne­ce­si­da­des de di­fe­ren­tes plan­teos pro­duc­ti­vos.

El sis­te­ma de siem­bra es ar­ma­do so­bre un bas­ti­dor con dos hi­le­ras de cuer­pos de siem­bra, uno de­lan­te­ro de 21 cuer­pos dis­tan­cia­dos a 40 cen­tí­me­tros y otro pos­te­rior de 22 cuer­pos tam­bién dis­tan­cia­dos a 40 cm. Cuan­do se siem­bra con am­bos conjuntos, la dis­tri­bu­ción re­sul­ta de 43 hi­le­ras dis­tan­cia­das a 20 cen­tí­me­tros, ap­to pa­ra ce­rea­les de in­vierno, pas­tu­ras, ver­deos con 8,6 me­tros de an­cho de la­bor efec­ti­vo. Cuan­do se siem­bra con el con­jun­to pos­te­rior, re­sul­tan 22 lí­neas a 40 cm., pu­dien­do en es­te ca­so la dis­tri­bu­ción ser a cho­rri­llo o mo­no­grano con pla­ca me­cá­ni­ca o con do­si­fi­ca­ción neu­má­ti­ca por suc­ción de ai­re. A lo an­cho de la má­qui­na se di­fe­ren­cia un bas­ti­dor de 10 cuer­pos y dos ale­ro­nes de 6 cuer­pos ca­da uno y ple­ga­bles hi­dráu­li­ca­men­te, es­truc­tu­ra que fa­ci­li­ta el trans­por­te de la uni­dad con 3,9 m de an­cho. A con­ti­nua­ción, los­de­ta­lles:

Cuer­po de siem­bra. El cuer­po de siem­bra con pa­ra­le­lo­gra­mo ar­ti­cu­la­do, sur­ca­dor do­ble dis­co, rue­das ta­pa­do­ras que tam­bién li­mi­tan la pro­fun­di­dad de siem­bra pi­san­do en sue­lo tra­ba­ja­do por la cu­chi­lla, cu­chi­lla tur­bo y car­ga re­gu­la­da des­de re­sor­tes me­cá­ni­cos, con­fi­gu­ran un con­jun­to que tran­si­ta en di­fe­ren­tes ti­pos de ras­tro­jos, de maí­ces de al­to rin­de, de tri­go, y tam­bién en pas­tu­ras. La dis­tan­cia en­tre cuer­pos de­lan­te­ros y tra­se­ros per­mi­te un trán­si­to li­bre de ato­ra­das aún en ras­tro­jos den­sos.

Uni­for­mi­dad de do­si­fi­ca­ción. La uni­for­mi­dad de do­si­fi­ca­ción en­tre cuer­pos ve­ci­nos no su­pera des­via­cio­nes del 10% en siem­bras a cho­rri­llo. Sem­bran­do mo­no­grano, la dis­tan­cia en­tre des­car­gas es uni­for­me, res­pe­tan­do las ve­lo­ci­da­des de avan­ce com­pa­ti­bles con bue­nas siem­bras, que ron­dan los 6,8 a 7 km/h. La exis­ten­cia de una so­la rue­da mo­triz y su buen aga­rre ayu­dan a te­ner es­ta fuer­te uni­for­mi­dad de do­si­fi­ca­ción.

Pro­fun­di­dad de siem­bra. La pi­sa­da de las rue­das en el área tra­ba­ja­da por la cu­chi­lla y la efi­ca­cia del sis­te­ma de car­ga apli­ca­da a ca­da cuer­po ayu­dan a la lo­grar un buen gra­do de uni­for­mi­dad de la pro­fun­di­dad de siem­bra en to­do el an­cho de tra­ba­jo.

Agi­li­dad en el trans­por­te. Ofre­ce la fa­ci­li­dad de lle­gar a un an­cho de trans­por­te de 3,9m ple­gan­do el bas­ti­dor des­de arri­ba del trac­tor, lo cual agi­li­za en bue­na me­di­da el pa­so de la po­si­ción de tra­ba­jo a tras­por­te y vi­ce­ver­sa.

De­man­da de po­ten­cia. La po­ten­cia de­man­da­da a la ba­rra de ti­ro es va­ria­ble y de­pen­dien­te del ti­po de sue­lo y su con­te­ni­do de hu­me­dad, co­mo tam­bién de la to­po­gra­fía y pen­dien­tes pre­do­mi­nan­tes. Asi­mis­mo, la can­ti­dad de cuer­pos ac­ti­vos de­fi­nen la po­ten­cia de­man­da­da. Una apro­xi­ma­ción ge­ne­ral se­ña­la que sem­bran­do a 8 km/h en con­di­cio­nes de hu­me­dad ap­ta pa­ra la siem­bra, y te­rreno plano sin pen­dien­te, la de­man­da ron­da los 4,5 CV / cuer­po.

Pun­tos de re­gu­la­ción. La pro­fun­di­dad de siem­bra se regula con agi­li­dad me­dian­te una ma­ni­ve­la ma­nual que ac­túa so­bre las rue­das li­mi­ta­do­ras. La pro­fun­di­dad de cor­te de la cu­chi­lla se prac­ti­ca aflo­jan­do una tuer­ca con lla­ve. La car­ga en los cuer­pos se regula con una lla­ve ac­tuan­do so­bre los re­sor­tes de car­ga de ca­da cuer­po. La den­si­dad de siem­bra, se ajusta con una pa­lan­ca en la ca­ja de cam­bios. Lo mis­mo pa­ra ca­li­brar la do­sis de fer­ti­li­za­ción. La lon­gi­tud del bra­zo del mar­ca­dor, de ti­po te­les­có­pi­co, se regula me­dian­te un par de tor­ni­llos con una lla­ve de bo­ca, al igual que el án­gu­lo del dis­co del mar­ca­dor. El cau­dal de ai­re de la tur­bi­na con el cau­dal del mo­tor hi­dráu­li­co, tam­bién se re­gu­lan me­dian­te un tor­ni­llo es­pe­cí­fi­co. En su­ma, una bue­na par­te de las re­gu­la­cio­nes fre­cuen­tes se rea­li­zan a mano.

Ca­pa­ci­dad ope­ra­ti­va. Con 43 cuer­pos a 20 cm, sem­bran­do a 8 km/h, so­ja o tri­go, se al­can­zan las 5,8 ha/h. Con dos tur­nos por día es po­si­ble lo­grar las 100 ha. ca­da 18 ho­ras. Pa­ra al­can­zar ese rit­mo de tra­ba­jo, in­flu­yen as­pec­tos co­mo la agi­li­dad de car­ga de la tol­va da­da por el chi­man­go de car­ga que equi­pa a la má­qui­na, y tam­bién la fa­ci­li­dad de car­ga por una bo­ca cen­tral y su ca­pa­ci­dad que ofre­ce bue­na au­to­no­mía y se en­cuen­tra en equi­li­brio con el an­cho de tra­ba­jo.

Do­si­fi­ca­ción mo­no­grano. Pue­de ser con pla­ca me­cá­ni­ca, co­mo la de la fo­to, o con do­si­fi­ca­ción neu­má­ti­ca

Ver­sá­til. Tam­bién pue­de pre­pa­rar­se pa­ra sem­brar a cho­rri­llo.

Rue­das. Las la­te­ra­les ase­gu­ran la pro­fun­di­dad de siem­bra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.