Adap­tar­se se­gún la dis­po­ni­bi­li­dad de agua

La fe­cha de siem­bra, una he­rra­mien­ta an­te el cam­bio cli­má­ti­co.

Clarin - Rural - - ESPECIAL MAIZ TARDIO - Car­los Di Be­lla Es­pe­cial pa­ra Cla­rín Ru­ral

Nos en­con­tra­mos en un contexto de cam­bio cli­má­ti­co aso­cia­do prin­ci­pal­men­te a los au­men­tos de tem­pe­ra­tu­ra y de una enor­me va­rie­dad cli­má­ti­ca aso­cia­da a las pre­ci­pi­ta­cio­nes. En es­te contexto y an­te fu­tu­ros es­ce­na­rios de cam­bio, lo que uno pue­de ver ha­cia el fu­tu­ro es una gran afec­ta­ción en la pro­duc­ción de maíz a ni­vel mun­dial. Con la ten­den­cia ac­tual del cli­ma a fu­tu­ro se pro­nos­ti­ca una ba­ja en el ren­di­mien­to del cul­ti­vo de­bi­do a la ma­yor re­cu­rren­cia de ra­chas se­cas y tem­pe­ra­tu­ras ex­tre­mas en lo pe­río­dos crí­ti­cos del cul­ti­vo de maíz.

En es­te contexto de cam­bio y de pro­ba­ble im­pac­to de ese cam­bio en el maíz, es que ce­le­bra­mos los con­gre­sos te­má­ti­cos, don­de se ana­li­zan al­ter­na­ti­vas in­no­va­do­ras don­de se dis­cu­tan op­cio­nes de pro­duc­ción co­mo el maíz tar­dío: una he­rra­mien­ta de adap­ta­ción im­por­tan­te a es­tos cam­bios que ya son una cons­tan­te.

Jun­to a un gru­po de tra­ba­jo (in­te­gra­do por ana­li­za­mos pa­ra al­gu­nas es­ta­cio­nes me­teo­ro­ló­gi­cas de la Re­gión Pam­pea­na (Ra­fae­la, Mar­cos Juá­rez, Río Cuar­to, Ve­na­do Tuer­to y Pehua­jó), una fe­cha de siem­bra tem­pra­na y una fe­cha tar­día. Ana­li­za­mos co­mo eran las tem­pe­ra­tu­ras má­xi­mas y las pre­ci­pi­ta­cio­nes du­ran­te pe­río­do crí­ti­co de Maíz.

Las tem­pe­ra­tu­ras má­xi­mas que en­con­tra­mos en el pe­río­do tar­dío fue­ron me­no­res que las tem­pe­ra­tu­ras tem­pra­nas. En cuan­to a las llu­vias la si­tua­ción fue más va­ria­ble. Al­gu­nas zo­nas se en­con­tra­ron en una me­jor si­tua­ción hí­dri­ca en el mo­men­to crí­ti­co de la siem­bra tar­día, y otras que se en­con­tra­rían en peo­res con­di­cio­nes en el mo­men­to tar­dío de la siem­bra. Ve­mos co­mo es­tas si­tua­cio­nes no son ge­ne­ra­li­za­das y re­quie­ren un aná­li­sis par­ti­cu­lar.

Lo mis­mo pa­sa en el balance de agua en el sue­lo: si bien se vio que hay una ten­den­cia que sean siem­pre más po­si­ti­vos si uno tie­ne una siem­bra tar­día du­ran­te el pe­río­do crí­ti­co, que si uno tie­ne una siem­bra tem­pra­na. Hay una enor­me va­ria­bi­li­dad en­tre es­ta­cio­nes y en­tre años. Aho­ra, cuan­do ana­li­za­mos los mo­de­los de si­mu­la­ción a fu­tu­ro, en tér­mi­nos de golpes de ca­lor, ra­chas se­cas y llu­vias, si bien hay una me­nor pre­do­mi­nan­cia de tem­pe­ra­tu­ras ex­tre­mas, du­ra­ción de ra­chas se­cas y dé­fi­cit de agua, exis­te una enor­me va­ria­bi­li­dad es­pa­cial y tem­po­ral.

El pro­duc­tor ne­ce­si­ta del ase­so­ra­mien­to. Hoy no po­de­mos pen­sar en el ma­ne­jo agrí­co­la de pri­mer ni­vel en un contexto de es­te cam­bio co­mo es­ta­mos te­nien­do, sin el aná­li­sis de es­te ti­po de da­tos. El INTA y de­más or­ga­ni­za­cio­nes es­tán ca­da vez más cons­cien­tes de es­ta va­ria­bi­li­dad. De­be­mos mi­rar el pa­sa­do, sa­bien­do que es­to va a cambiar, y mi­ran­do los pro­nós­ti­cos a me­diano pla­zo. Si se es cons­cien­te de una con­di­ción de sue­lo que es­tá bas­tan­te seco, si se dis­po­ne de un pro­nós­ti­co de po­cas llu­vias pa­ra los pró­xi­mos me­ses, se pue­de ir sa­bien­do de es­ta va­ria­bi­li­dad, de las ne­ce­si­da­des del cul­ti­vo y las po­si­bi­li­da­des de eva­dir esas si­tua­cio­nes y to­mar de­ci­sio­nes de siem­bra mi­ran­do el fu­tu­ro pro­nós­ti­co.

Ca­da si­tua­ción par­ti­cu­lar va a re­que­rir ana­li­zar lo que es­tá pa­san­do en ca­da lu­gar y lo que va a pa­sar en los pró­xi­mos me­ses pa­ra to­mar la de­ci­sión más ade­cua­da. Es de­cir, si ten­go bue­na re­ser­va de agua en el sue­lo y hay un pro­nós­ti­co de nor­ma­li­dad de llu­vias pue­do apun­tar a una ma­yor pro­duc­ción con la siem­bra tem­pra­na. Y si ten­go po­ca re­ser­va de agua en el sue­lo y ten­go un pro­nós­ti­co du­do­so de llu­via en 3 me­ses, pue­do to­mar la de­ci­sión de sem­brar maí­ces tar­díos. Adap­tar­me a esos cam­bios y eva­dir esa si­tua­ción crí­ti­ca de fal­ta de agua.

Hoy no se con­vi­ve una agri­cul­tu­ra efi­cien­te e in­te­li­gen­te, sin te­ner en cuen­ta el aná­li­sis de es­tas va­ria­bles.

No­ta de re­dac­ción: el au­tor es di­rec­tor del Ins­ti­tu­to de Cli­ma y Agua del INTA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.