La plan­ta tam­bién de­be co­mer

Fer­nan­do Gar­cía, quien di­ri­ge el IPNI Cono Sur, de­ta­lla las cla­ves a te­ner en cuen­ta a la ho­ra de nu­trir al ce­real.

Clarin - Rural - - MERCADOS AGRICOLAS - Es­te­ban Fuen­tes efuen­tes@cla­rin.com

¿Hay al­gu­na di­fe­ren­cia en la fer­ti­li­za­ción del maíz tar­dío con el de pri­me­ra?

La res­pues­ta a la fer­ti­li­za­ción en maíz tar­dío no es tan dis­tin­to a un maíz tem­prano. Es de­cir, lo que cam­bia es la con­di­ción del cul­ti­vo y el mo­men­to del año, por lo que hay ma­yor can­ti­dad de ni­tró­geno dis­po­ni­ble pa­ra el maíz tar­dío pe­ro las cur­vas de res­pues­ta son si­mi­la­res. En el maíz tem­prano hay en­tre 40 a 60 ki­los de ni­tró­geno en el sue­lo dis­po­ni­ble mien­tras que en el tar­dío hay en­tre 60 a 80 ki­los por­que se mi­ne­ra­li­zó en el bar­be­cho. La do­sis no es la mis­ma pe­ro lo que de­be ser igual es la can­ti­dad de nu­trien­tes que de­be te­ner dis­po­ni­ble la plan­ta.

En­ton­ces, sí hay que fer­ti­li­zar­lo...

La idea es que use­mos las he­rra­mien­tas pa­ra la to­ma de de­ci­sión por­que eso nos va a de­fi­nir en ca­da lo­te y en ca­da am­bien­te exac­ta­men­te lo que se ne­ce­si­ta. El maíz tar­dío no es que no ne­ce­si­ta fer­ti­li­zan­te, co­mo mu­chas ve­ces se ha dicho, sino que jus­ta­men­te ne­ce­si­ta me­nos ni­tró­geno, por ejem­plo. Si el lo­te es­tá ba­jo de fós­fo­ro, hay que apli­car­le igual.

¿Qué he­rra­mien­tas tie­ne el pro­duc­tor pa­ra de­ci­dir la nu­tri­ción?

Es a tra­vés de los aná­li­sis de sue­los. Pa­ra ni­tró­geno te­ne­mos el aná­li­sis de de ni­tró­geno de ni­tra­tos a los pri­me­ros 60 cen­tí­me­tros de la siem­bra y que even­tual­men­te va­mos a po­der tra­ba­jar con al­gún in­di­ca­dor de la mi­ne­ra­li­za­ción del ni­tró­geno; es­to es el ni­tró­geno que va a apor­tan­do el sue­lo a lo lar­go del ci­clo del cul­ti­vo. Ade­más, se pre­sen­tó una te­sis de maes­tría con las ca­li­bra­cio­nes nue­vas pa­ra fós­fo­ro, com­pi­lan­do da­tos de ca­si 20 años y lo es­ta­mos lar­gan­do pa­ra que la gen­te vea cuá­les son los ni­ve­les o ran­gos crí­ti­cos por de­ba­jo de los cua­les la pro­ba­bi­li­dad de res­pues­tas a fer­ti­li­za­ción fos­fo­ta­da es al­ta. Y pa­ra co­no­cer los nú­me­ros del azu­fre, el aná­li­sis de sue­lo tan­to no nos ayu­da co­mo qui­sié­ra­mos, pe­ro hay pau­tas que si cae la ma­te­ria or­gá­ni­ca, es de es­pe­rar que ha­ya res­pues­tas a es­te nutriente. Por úl­ti­mo, en zinc ve­mos tam­bién que los sue­los que es­tán por de­ba­jo de 1 par­te por mi­llón (ppm) ge­ne­ral­men­te tie­nen res­pues­ta.

¿Es fre­cuen­te el mues­treo de sue­los?

El pro­duc­tor no lo uti­li­za. Se­gún la úl­ti­ma en­cues­ta del Re­taa (Re­le­va­mien­to de Tec­no­lo­gía Agrí­co­la Apli­ca­da de la Bol­sa de Ce­rea­les), se usa el 15%. Y eso lle­va a que se apli­que po­co. Es­to es eco­nó­mi­co, o esa es la ex­cu­sa. Y mu­chas ve­ces es cul­tu­ral. Si se quie­re ha­cer una agri­cul­tu­ra más efi­cien­te y más efec­ti­va hay que usar es­te ti­po de he­rra­mien­tas pa­ra la to­ma de de­ci­sio­nes que ge­ne­ra­li­zar.

Ex­per­to. Fer­nan­do Gar­cía, de Ipni

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.