¿Quién es Lou­ta?

Con­bai­le, tea­tra­li­dad y can­cio­nes, se consolida co­mo la re­ve­la­ción del año. Un jo­ven cria­do en el ar­te.

Clarin - Spot - - Portada - To­más Fer­nán­dez tfer­nan­dez@cla­rin.com

“Di­cen que si lo pon­go todo, hoy me lle­vo lo que no co­noz­co”, cuen­ta la can­ción Qué bien que es­toy, del dis­co de­but de Lou­ta; y un po­co sir­ve pa­ra ex­pe­ri­men­tar y des­cu­brir a Jai­me Ja­mes, es­te jo­ven de 23 años hi­jo de Di­qui Ja­mes, el crea­dor de Fuer­za Bur­ta, y Ana Fren­kel, co­reó­gra­fa y bai­la­ri­na, que se es­tá lle­van­do pues­to al un­der, con tan­ta con­fian­za co­mo fal­ta de preo­cu­pa­ción por pen­sar de­ma­sia­do a fon­do lo que su­ce­de pun­tual­men­te.

Sus shows son un éx­ta­sis pa­ra los sen­ti­dos; bai­le, tea­tra­li­dad y mú­si­ca son las co­sas que uno pue­de en­con­trar vien­do a es­te per­for­mer que no se re­co­no­ce co­mo tal. “No sé mucho qué es ‘ser un per­for­mer’. Soy un mú­si­co que bai­la y can­ta. Usa­mos to­dos los re­cur­sos que po­de­mos. Esa es la cues­tión”.

Hoy, Ja­mes vuel­ve a Ni­ce­to con un show que só­lo es­tá claro en su ca­be­za. “Es una sor­pre­sa; no quie­ro ade­lan­tar na­da”, le di­ce a Cla­rín en una con­ver­sa­ción ca­ra a ca­ra, en un res­tau­ran­te de Co­le­gia­les. Todo, con un au­ra que se asi­mi­la a la que se pre­sen­ta arri­ba del es­ce­na­rio.

-Re­cién me de­cías que “sos de Lou­ta”. Yo pen­sé que era un per­so­na­je. ¿Co­mo es la co­sa?

-Es­tá esa am­bi­güe­dad; lo de­jo un po­co abier­to... Lou­ta es co­mo una mar­ca.

-¿Qué pen­sás que trans­mi­te, y qué que­rés trans­mi­tir con esa mar­ca?

-El ‘qué trans­mi­te’ lo pue­de de­cir al­guien que ve des­de afue­ra; el ‘qué bus­ca trans­mi­tir’ es una pre­gun­ta muy am­plia, por­que es algo que uno va en­ten­dien­do en la ac­ción mis­ma. Sí me pa­re­ce que hay algo claro: es­to es algo muy po­ten­te. Tie­ne que ver con la po­ten­cia.

-Y en el ac­cio­nar que vos ve­nís teniendo con tus shows, ¿cuál es el men­sa­je que que­rés que ba­je?

-[Pien­sa] La ver­dad es que no lo sé, por­que no hay un pro­ce­so de ra­cio­na­li­za­ción. Tie­ne que ver con otra co­sa. Pa­ra mí, pen­sar eso es un pro­ce­so de in­te­lec­tua­li­za­ción, que es una ins­tan­cia que no ten­go; y no me in­tere­sa te­ner. No lo to­mo co­mo par­te del la­bu­ro que ha­go, pe­ro tie­ne que ver con una cues­tión con­cre­ta: esa ins­tan­cia no es­tá. Hay mu­chas otras. Lo que quie­ro trans­mi­tir se ter­mi­na vien­do en la ex­pe­rien­cia mis­ma.

-¿Có­mo na­ce Lou­ta?

-To­mé la de­ci­sión de sa­car un dis­co. Siem­pre tu­ve mu­cha in­quie­tud crea­ti­va, pe­ro ne­ce­si­ta­ba que es­tu­vie­ra plas­ma­da en algo con­cre­to; así que fui e hi­ce un dis­co aún sin te­ner los te­mas. Te­nía que ma­te­ria­li­zar las ga­nas. A par­tir de la de­ci­sión, más allá de te­ner o no los te­mas, sur­ge el dis­co, ba­jo esa presión de ha­ber de­ci­di­do algo. A par­tir de ahí, se fue dan­do la po­si­bi­li­dad de des­ple­gar una cues­tión ar­tís­ti­ca que abar­ca mu­chos as­pec­tos. Me pa­re­ce que el he­cho de que ha­ya un per­so­na­je te abre mucho más el jue­go, la po­si­bi­li­dad de ju­gar con una cues­tión don­de se ha­ce un pun­to y apar­te, y em­pie­za algo más fic­cio­nal. Me pa­re­ce que la per­so­na que lo ve pue­de di­ver­tir­se más con las po­si­bi­li­da­des.

-Pa­re­cie­ra que pen­sas­te todo has­ta el último de­ta­lle…

-Yo siem­pre di­go que to­das las co­sas con las que uno avan­za son po­si­bi­li­da­des pa­ra ge­ne­rar con­te­ni­do. En­ton­ces, el he­cho de te­ner que sa­lir a es­ce­na me hi­zo plan­tear­me có­mo te­nía que ver­se es­te pi­be. Cuan­do pen­sás el ves­tua­rio pen­sás en los mo­vi­mien­tos ,y así... Pe­ro lo que im­por­ta es que es la si­tua­ción de arro­jo ha­cía que­rer ha­cer­lo. No es que es­tá la idea y des­pués la ac­ción; pri­me­ro es­tá la ac­ción y así for­za­mos la idea.

-Hi­jo de Di­qui Ja­mes y Ana Fren­kel. ¿Qué se con­si­gue de esa he­ren­cia?¿qué apren­dis­te de ellos?

-Estar cer­ca de mis pa­dres du­ran­te va­rios de sus pro­ce­sos crea­ti­vos, fue un gran apren­di­za­je por ós­mo­sis. Hay mu­chas co­sas que pa­ra mí son muy na­tu­ra­les, co­mo pue­de ser el aco­mo­dar lu­ces, pen­sar es­ce­nas, en­ten­der có­mo ma­ne­jar los mo­vi­mien­tos de la gen­te en es­pa­cios. Yo los vi a ellos la­bu­rar­lo, y lo apren­dí in­tui­ti­va­men­te.

-¿Hay al­gu­na ra­zón par­ti­cu­lar por la cual tus shows son tan tea­tra­les?

-Hay un mon­tón de ban­das que fun­cio­nan só­lo to­can­do. A mí me ha pa­sa­do de ir a ver ban­das y sen­tir que yo ne­ce­si­ta­ba algo más, co­mo es­pec­ta­dor. Creo que el pú­bli­co, cuan­do va a ver algo, pue­de per­mi­tir­se ser sú­per exi­gen­te. Es­tá bien que sea así; ge­ne­ra algo in­tere­san­te. No tie­ne por qué ser­lo des­de lo in­te­lec­tual. La ex­pe­rien­cia in­te­lec­tual del ar­te me pue­de pa­re­cer bien pa­ra an­tes o des­pués, pe­ro du­ran­te el mo­men­to tie­ne que ir por otro la­do. Hay que ser sú­per exi­gen­te y sin­ce­ro; cuan­do voy a ver algo me per­mi­to de­cir que es­toy abu­rri­do. En­ton­ces, cuan­do em­pie­zo a crear, me pon­go en el lu­gar del es­pec­ta­dor y me per­mi­to de­cir­me que algo que yo es­toy ha­cien­do me re­sul­ta abu­rri­do.

Es­tá esa am­bi­güe­dad. Lo de­jo un po­co abier­to. Lou­ta es co­mo una mar­ca”.

-Es­cu­chan­do tu mú­si­ca, uno en­cuen­tra cum­bia vi­lle­ra, elec­tró­ni­ca, rap, mu­cha mez­cla. ¿Có­mo ha­ces pa­ra que ha­ya paz en­tre so­ni­dos tan dis­tin­tos?

-Cuan­do uno quie­re ge­ne­rar algo, usa to­dos los re­cur­sos que quie­re. Lo im­por­tan­te es me­ter el gol; no im­por­ta si es con la mano. Tie­ne que ser co­mo sea. Y es­tá bien, por­que si que­rés ge­ne­rar tal sen­sa­ción y ne­ce­si­tás usar cum­bia vi­lle­ra, la usás, co­mo cuan­do ne­ce­si­tás una ba­se elec­tró­ni­ca o lo que sea. Son re­cur­sos y son pai­sa­jes. La co­sa es no pri­var­se, no hay que estar de­li­mi­ta­do.

DA­VID FER­NÁN­DEZ

Es­tir­pe. Lou­ta es hi­jo de Di­qui Ja­mes, el crea­dor de Fuer­za Bru­ta, y de Ana Fren­kel, co­reó­gra­fa y bai­la­ri­na de El des­cue­ve. Hoy can­ta en Ni­ce­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.