Her­ma­nas y so­cias en el pro­yec­to

Clarin - Spot - - Emprendedores -

y Gianna Sotera son dos her­ma­nas de 21 y 22 años que ha­ce dos crea­ron su pro­pia marca: Ra­coa. El em­pren­di­mien­to sur­gió de una ne­ce­si­dad de tiem­po li­bre. Am­bas son can­tan­tes y es­tu­dian­tes de tea­tro y no po­dían tra­ba­jar en una ofi­ci­na con ho­ra­rio ex­ten­di­do. “Yo soy di­se­ña­do­ra de in­du­men­ta­ria y se me ocu­rrió que po­día­mos hacer pan­ta­lo­nes -co­men­ta Mi­ca-. Con los tres mil pe­sos que in­ver­ti­mos, pu­di­mos hacer 25 pren­das y las ven­di­mos en un mes”. Dos años des­pués del ini­cio, pu­die­ron

abrir un lo­cal a la ca­lle. “Nues­tro fuer­te son las ca­mi­sas y los pro­duc­tos bá­si­cos -ejem­pli­fi­ca Gianna-. En nues­tro ne­go­cio las clien­tas pue­den ar­mar un look com­ple­to. No­so­tras ven­de­mos, ade­más de las ca­mi­sas, za­pa­tos, cin­tu­ro­nes, mo­chi­las, an­te­ojos,

bi­jou y jeans”. Las her­ma­nas ase­su­ran que di­se­ñan una ro­pa “es­ti­lo vin­ta­ge y no­ven­to­sa pa­ra mu­je­res des­de los 16 has­ta los 40 años”. Aun­que tie­nen dos clien­tas de más edad: abue­las tie­nen más de 80 años y usan nues­tras ca­mi­sas”, ríen las chi­cas, jo­co­sas, y ad­mi­ten que “ve­ni­mos de una fa­mi­lia de em­pren­de­do­res y de mu­cho tra­ba­jo. Y nues­tras abue­las son muy co­que­tas y nos en­se­ña­ron a que con po­co se pue­den ar­mar tre­men­dos looks. Ma­má tam­bién es de com­bi­nar colores y tex­tu­ras y pa­pá es el que nos ayu­da en la par­te co­mer­cial, nos di­jo có­mo ad­mi­nis­trar­nos y or­ga­ni­zar­nos en la fá­bri­ca y en el lo­cal”.

Las her­ma­nas de­ja­ron de la­do las di­fe­ren­cias. “Nos com­ple­men­ta­mos bien a la ho­ra de tra­ba­jar. Si bien ca­da una tie­ne su es­ti­lo y a ve­ces te­ne­mos di­fe­ren­cias, al fi­nal lo­gra­mos en­con­trar una ma­ne­ra de fu­sio­nar­nos”, ex­pli­can. Pa­ra es­tas mi­llen­nials, las re­des so­cia­les son fun­da­men­ta­les pa­ra cre­cer. “Cree­mos que son una for­ta­le­za pa­ra los em­pren­de­do­res”.

No­so­tras di­se­ña­mos ro­pa es­ti­lo vin­ta­ge y no­ven­to­sa, ca­mi­sas y bá­si­cos pa­ra mu­je­res des­de los 16 has­ta los 40 años”.

Mic­cay­gian­na. Ha­cen ro­pa pa­ra mu­je­res

DIE­GO WALDMANN

des­de los 16 has­ta los 40 años. Aun­que sus abue­las, de 80, usan sus ca­mi­sas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.