Griselda Si­ci­lia­ni En su año más dul­ce

En 2017 ga­nó un Mar­tín Fie­rro por “Edu­can­do a Ni­na”, y “Su­gar”, la obra de tea­tro que en­ca­be­za, se lle­vó 10 pre­mios ACE, in­clu­yen­do el de me­jor ac­triz.

Clarin - Spot - - Portada - Her­nán Rus­so hrus­so@cla­rin.com

La ac­triz ha­bló so­bre su pre­sen­te “so­ña­do” con la mul­ti­pre­mia­da “Su­gar”, que pro­ta­go­ni­za y es el éxi­to de la tem­po­ra­da. Ade­más, sus ini­cios, la re­la­ción con el un­der, su eta­pa de sol­te­ría y có­mo es co­mo ma­má.

Me sien­to pri­vi­le­gia­da de es­tar en ese lu­gar, en­ca­be­zan­do en la ca­lle Co­rrien­tes y con los elo­gios de to­do el mun­do”.

Nos arre­gla­mos bien con Adrián. Ha­bla­mos mu­cho to­do el tiem­po. Lo que sea me­jor pa­ra Mar­gie lo va­mos a ha­cer”.

Es­toy bien así, sol­te­ra. Me quie­ren pre­sen­tar a al­guien y es co­mo que no me di­vier­te el plan. La cla­ve es si me de­jo en­con­trar...”.

Sue­nan las fan­fa­rrias. La rei­na de la ca­lle Co­rrien­tes es­tá aquí. Se acer­ca fin de año y, en épo­ca de ba­lan­ces, el 2017 de Griselda Si­ci­lia­ni ce­rró de la me­jor ma­ne­ra. Es que es­te año, ga­nó el Mar­tín Fie­rro co­mo Me­jor ac­triz pro­ta­go­nis­ta de fic­ción dia­ria por su pa­pel en Edu­can­do a Ni­na (Te­le­fe) y el ACE, tam­bién co­mo me­jor ac­triz, por su pro­ta­gó­ni­co en Su­gar.

Ple­tó­ri­ca tras el su­ce­so que fue la co­me­dia mu­si­cal que rea­li­za des­de abril en el Lo­la Mem­bri­ves, la ac­triz vi­ve un pre­sen­te in­me­jo­ra­ble en lo pro­fe­sio­nal. Si bien la obra Su­gar ya era icó­ni­ca por la pe­lí­cu­la (Una Eva y dos Ada­nes, con Ma­rilyn Mon­roe) y lue­go por la ver­sión que hi­zo Susana Gi­mé­nez ha­ce 30 años jun­to a Ri­car­do Da­rín y Ar­tu­ro Puig, es­te año Griselda se pu­so la co­ro­na y res­pon­dió ante uno de los ma­yo­res desafíos de su ca­rre­ra.

Em­pa­cha­da de éxi­tos, Griselda igual tie­ne los pies so­bre la tie­rra y no se des­pren­de de las raí­ces del tea­tro un­der, en don­de hi­zo sus pri­me­ros pa­sos. En dia­lo­go con Cla­rín, re­pa­sa su ma­ra­tó­ni­ca y cons­tan­te ca­rre­ra en ascenso y sue­ña con po­der man­te­ner­se en es­te lu­gar, el mis­mo que al­gu­na vez so­ñó cuan­do em­pe­zó a es­tu­diar tea­tro con Hu­go Mi­dón, ha­ce 22 años.

-El éxi­to de Su­gar, ¿lo ima­gi­na­bas o su­peró tus ex­pec­ta­ti­vas?

-Si bien pen­sá­ba­mos que nos iba a ir bien, fue mu­cho más de lo que es­pe­rá­ba­mos. Ter­mi­nar pri­me­ros to­das las se­ma­nas es una ale­gría in­men­sa. Es la pri­me­ra vez en mi ca­rre­ra que es­toy al fren­te de una obra tan in­men­sa y tan com­pe­ti­ti­va. Fue un gran es­fuer­zo de pro­duc­ción y hay que es­tar a la al­tu­ra en ca­da fun­ción. Con­ten­ta so­bre to­do por­que, en una di­fí­cil si­tua­ción eco­nó­mi­ca pa­ra el tea­tro y pa­ra el país, pri­me­ro los pro­duc­to­res se ani­ma­ron a in­ver­tir y lue­go la gen­te vie­ne y ha­ce el es­fuer­zo de pa­gar la en­tra­da y siem­pre se lle­na. Más no se pue­de pe­dir...

-¿Y qué se sien­te es­tar al fren­te de una pro­duc­ción tan enor­me?

-Yo ve­nía ha­cien­do pro­yec­tos más in­de­pen­dien­tes. No ha­cía tea­tro co­mer­cial ha­ce mu­chos años por­que no en­con­tra­ba un pro­yec­to que me gus­ta­ra tan­to co­mo pa­ra ir a ha­cer­lo de miér­co­les a do­min­go. Pe­ro que lle­gue es­ta pro­pues­ta fue al­go in­creí­ble. En­ton­ces lo que sen­tí y si­go sin­tien­do es la res­pon­sa­bi­li­dad y el pla­cer de ha­cer al­go que es de bue­na ca­li­dad en to­dos los ni­ve­les. -El per­so­na­je de Su­gar Ka­ne, en la pe­lí­cu­la lo in­ter­pre­ta Ma­rilyn Mon­roe. En la ver­sión tea­tral de los '80 lo hi­zo Susana Gi­mé­nez y aho­ra te to­có a vos. Al­go de­be de­cir­te eso... -Es un per­so­na­je icó­ni­co. Es un pe­so muy gran­de y muy gra­ti­fi­can­te a la vez. Es­toy con­ten­ta con el lu­gar que ten­go.

-¿Te in­co­mo­da el mo­te de la nue­va rei­na de la ca­lle Co­rrien­tes?

-No, pa­ra na­da. Lo veo co­mo un mi­mo. Es un ha­la­go o una me­tá­fo­ra pa­ra ha­la­gar­me, de bue­na on­da. Me sien­to pri­vi­le­gia­da de es­tar en ese lu­gar en­ca­be­zan­do en la ca­lle Co­rrien­tes y con los elo­gios de to­do el mun­do. Las crí­ti­cas son tre­men­das, pe­ro pa­ra bien. De­ma­sia­do elo­gio­sas. Si­gue sien­do una lo­cu­ra es­to en mi vi­da.

-Y es­tar ba­jo la pro­duc­ción de Gus­ta­vo Yan­ke­le­vich y Susana Gi­mé­nez, es un vo­to de con­fian­za ade­más de un desafío, ¿no? -Se la re ju­ga­ron por mí Gus­ta­vo y Susana. Te­nían la per­cep­ción de que iba a sa­lir bien. Me pu­sie­ron al fren­te pen­san­do que yo iba a po­der lle­var ade­lan­te esa me­ga pro­duc­ción y la con­fian­za fue cla­ve. Pe­ro a la vez es una se­ñal pa­ra que se si­gan ges­tan­do es­te ti­po de es­pec­tácu­los. Es­tá bueno que los pro­duc­to­res se ani­men y que vean que va bien pa­ra se­guir in­vir­tien­do.

-¿Có­mo es tu re­la­ción con Susana en la in­ti­mi­dad? ¿Son ami­gas?

-Ella es lo más. Muy re­la­ja­da, gra­cio­sa y tie­ne al­go fres­co que ha­ce que sea lin­do pa­sar el tiem­po con ella. Es mi je­fa y mi pro­duc­to­ra, pe­ro nos reí­mos mu­cho.de to­das ma­ne­ras no es mi amei­ga. Nos ado­ra­mos cuan­do nos ve­mos , pe­ro nos ve­mos en con­tex­tos de tra­ba­jo. Cuan­do sur­gió lo de Su­gar, ella sin­tió que yo de­bía ha­cer­lo y soy muy agra­de­ci­da con ella por su con­fian­za y apo­yo.

-Vi­nien­do del un­der y lue­go de con­ver­tir­te en una ce­le­bri­dad, ¿to­da­vía se dis­fru­ta del aplau­so fi­nal co­mo cuan­do arran­cas­te tu ca­rre­ra?

-El aplau­so es al­go her­mo­so. Es una co­mu­nión o un en­cuen­tro con el pú­bli­co. Sin el tra­je de los per­so­na­jes, es sa­lir a agra­de­cer­le a esa gen­te que apos­tó por una. Me pa­sa en Su­gar, con to­da la co­yun­tu­ra que mue­ve, que hay mil per­so­nas de pie en el tea­tro y es muy emo­cio­nan­te. Es un ri­tual en­tre no­so­tros, el ar­tis­ta y el pú­bli­co. Y es el sen­tir el re­go­ci­jo del tra­ba­jo rea­li­za­do. Cuan­do sal­go al es­ce­na­rio y me en­cuen­tro con el pú­bli­co es uno de los pri­vi­le­gios más gran­des que pue­do te­ner co­mo ar­tis­ta.

-¿Có­mo es tu re­la­ción con el ego? ¿Se dis­pa­ra en el éxi­to?

-To­do lo con­tra­rio. Cuan­do pa­san es­tas co­sas lindas que to­do va tan bien, me tran­qui­li­za. Es co­mo que el ego se me cal­ma. Ten­go buenos re­sul­ta­dos y me ha­ce con­fiar más en mi. Me tran­qui­li­za y me ale­gra. Pue­do se­guir tra­ba­jan­do con tran­qui­li­dad y ver con más cla­ri­dad lo que vie­ne. Eso sí, hay ve­ces que me en­cuen­tro con al­gu­nos pen­sa­mien­tos. Por­que des­pués de una opor­tu­ni­dad tan gran­de co­mo Su­gar, me pre­gun­to '¿Qué vie­ne aho­ra?' '¿Qué su­pera es­to?' Es di­fí­cil...

-En el 2016, la rom­pis­te con “Edu­can­do a Ni­na” en la te­le; en 2017 con el tea­tro. En 2018, ¿de­can­ta que vas a me­ter un lo­gro en el ci­ne?

-(Se ríe) ¿Ten­dría que ha­cer al­go no? Y mí­ni­mo que sea un pa­pel pa­ra pe­lear por un Os­car, ja. La prio­ri­dad es Su­gar, por­que va­mos a con­ti­nuar el año que vie­ne des­pués del pa­ra­te que te­ne­mos a par­tir del 9 de di­ciem­bre. Pe­ro en fe­bre­ro vol­ve­mos al Lo­la Mem­bri­ves. Pe­ro sí, pa­ra ci­ne hay al­gu­nas co­sas dan­do vuel­ta. Es­toy vien­do dón­de ubi­co esos pro­yec­tos que es­tán es­pe­ran­do. Me en­can­ta­ría.

-En lo per­so­nal, ¿seguís dis­fru­tan­do de tu sol­te­ría o hay ga­nas de al­gu­na nue­va ex­pe­rien­cia amo­ro­sa? - No me en­tu­sias­ma la idea por aho­ra. Es­toy bien así, sol­te­ra. Me quie­ren pre­sen­tar a al­guien y es co­mo que no me di­vier­te el plan. No bus­co a na­die. La cla­ve es si me de­jo en­con­trar...

-Ese tiem­po li­bre lo apro­ve­chás pa­ra dis­fru­tar de la co­ti­dia­nei­dad jun­to a tu hi­ja Mar­ga­ri­ta. ¿Sos una ma­má a tiem­po com­ple­to?

-La ver­dad es que dis­fru­to mu­cho es­tar con mi hi­ja. La con­sien­to por­que hoy, por ejem­plo, fal­tó al jar­dín. Es­ta­mos las dos en ba­ta, desa­yu­nan­do y la pa­sa­mos ge­nial. Por suer­te, ten­go más tiem­po que el año pa­sa­do cuan­do ha­cía Edu­can­do a Ni­na. Aho­ra ten­go to­do el día li­bre pa­ra ir al jar­dín a bus­car­la, ha­cer pla­nes, sa­lir a ju­gar...

-¿Y ya es­tás acos­tum­bra­da a di­vi­dir la agen­da con Adrián Suar (pa­dre de Mar­ga­ri­ta)?

-Ló­gi­co. Nos arre­gla­mos re bien con Adrián. Ha­bla­mos mu­cho to­do el tiem­po. Lo que sea me­jor pa­ra Mar­gie lo va­mos a ha­cer. Y en la agen­da no hay na­da ra­ro, lo nor­mal en pa­dres se­pa­ra­dos. Aho­ra que se vie­nen las fies­tas, año nue­vo lo pa­sa­rá con­mi­go y Na­vi­dad con Adrián o vi­ce­ver­sa. Lo nor­mal...

La mi­ma­da de Susana. Gi­mé­nez la eli­gió pa­ra ha­cer el mis­mo pa­pel que ha­bía he­cho ella. Y fue un éxi­to.

MA­CHA­DO-CICALA-MORASSUT

Sol­te­ri­ta y sin apu­ros. Así es­tá Griselda, que vie­ne de ga­nar un Mar­tín Fie­rro con “Edu­can­do a Ni­na” y un ACE con “Su­gar”. Tie­ne en men­te ha­cer ci­ne.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.