“The Wal­king Dead” se que­da sin lí­der

Clarin - Spot - - Desde Hollywood - Sil­via Maes­trut­ti Es­pe­cial pa­ra Cla­rín

El di­le­ma del ac­tor bri­tá­ni­co An­drew Lin­coln (44) pa­re­ce sa­ca­do de una obra de Sha­kes­pea­re, “ser o no ser” su al­ter ego Rick Gri­mes en la po­pu­lar se­rie de zom­bies The Wal­king Dead. Nun­ca le ter­mi­nó de to­mar del to­do el gus­to a la fa­ma. El ti­po es re­ser­va­do, un ac­tor dra­má­ti­co de los de la vie­ja es­cue­la que se to­ma el tiem­po pa­ra pre­pa­rar su per­so­na­je. Sin di­vis­mo, con­si­guió des­de el de­but en 2010 que to­dos en la se­rie lo con­si­de­ren su lí­der na­tu­ral. Tan­to en la fic­ción co­mo en set. Y eso no es muy co­mún.

Su re­nun­cia­mien­to fue un ac­to ro­mán­ti­co, se po­dría de­cir. Ca­sa­do des­de 2006 con Gael An­der­son (hi­ja de Ian, el lí­der his­tó­ri­co de la ban­da Jeth­ro Tull), pa­dre de dos hi­jos pe­que­ños, Ma­til­da y Art­hur, a Lin­coln le em­pe­zó a pe­sar te­ner que fil­mar la se­rie du­ran­te me­ses en Atlan­ta, Geor­gia, mien­tras la se­de fa­mi­liar es­ta­ba en Lon­dres. “Los chi­cos ya no son por­ta­bles en la me­di­da que cre­cen y quie­ro es­tar con ellos. Ex­tra­ño mu­cho a mi fa­mi­lia”, ex­pli­có.

En ju­nio fil­mó sus úl­ti­mas es­ce­nas co­mo Rick Gri­mes. El des­tino fi­nal de su icó­ni­co per­so­na­je apa­ren­te­men­te re­cién se co­no­ce­rá en el quin­to epi­so­dio de la no­ve­na tem­po­ra­da (que es­tre­na es­te do­min­go 7 a las 22.30 en FOX Pre­mium y re­pi­te el lu­nes a las 22 en FOX), pe­ro él ya ha te­ni­do tiem­po de ha­cer las pa­ces con su de­ci­sión.

Aho­ra re­co­no­ce que ve­nía pla­nean­do la sa­li­da des­de la tem­po­ra­da an­te­rior, pe­ro que al ver a sus fans reuni­dos en el Co­mic Con de San Die­go, no pu­do ha­cer­lo. En ju­lio de es­te año tu­vo que en­fren­tar­los fi­nal­men­te y no fue fá­cil. Tam­po­co pa­ra la pren­sa pre­sen­te.

“No quie­ro ha­cer un obi­tua­rio o un dis­cur­so co­mo los de agra­de­ci­mien­to del Os­car. No ten­go más que agra­de­cer es­ta ex­pe­rien­cia. Y mu­cho amor por es­ta gen­te en el es­ce­na­rio y en Atlan­ta, Geor­gia. The Wal­king Dead cam­bió mi vi­da en mi­ría­das de for­mas di­fe­ren­tes. Pe­ro no quie­ro se­guir ha­blan­do (con el pe­rio­dis­mo) an­tes de ver­le el blan­co de los ojos a los fans”. Na­da más mo­les­to que ser pe­rio­dis­ta en esa cir­cuns­tan­cia, y na­da más agri­dul­ce que ser un fan.

Los pro­duc­to­res de la se­rie, en­tien­den que con la par­ti­da de Gri­mes es ho­ra de vol­ver a las raí­ces. La no­ve­na tem­po­ra­da, que em­pie­za con un sal­to en el fu­tu­ro, en­cuen­tra al ex sheriff tra­tan­do de re­cons­truir la ci­vi­li­za­ción por so­bre la bar­ba­rie, al man­do de cin­co co­mu­ni­da­des, tra­tan­do de en­con­trar ar­te­fac­tos en Was­hing­ton DC que les per­mi­ta so­bre­vi­vir. Ha­brá más go­re, pro­me­ten, pe­ro tam­bién más es­pe­ran­za.

Mu­chos es­pe­ran que el co­pro­ta­go­nis­ta jun­to a An­drew, Nor­man Ree­dus, con­vier­ta a su per­so­na­je Daryl Di­xon en el lí­der que reem­pla­ce a Rick. “A An­drew no hay co­mo re­em­pla­zar­lo”, des­mien­te el ac­tor. Van a ser va­rios, en di­ná­mi­ca gru­pal, quie­nes ocu­pen ese lu­gar de li­de­raz­go. En­tre ellos Daryl, ob­via­men­te. Ree­dus es­tá ne­go­cian­do, se di­ce, un con­tra­to de 20 mi­llo­nes pa­ra con­ti­nuar la his­to­ria.

“Andy es el me­jor lí­der, el ac­tor que me­jor re­su­me el tra­ba­jo de un pro­ta­go­nis­ta en TV en es­te mo­men­to y un ejem­plo que to­dos los que han ve­ni­do a es­te show han que­ri­do imi­tar”, di­ce Ree­dus. “Es el pri­me­ro que lle­ga y el úl­ti­mo que se va. Andy me hi­zo un me­jor ac­tor, un me­jor ami­go y un me­jor pa­dre”.

Un re­por­te­ro de la re­vis­ta EW es­tu­vo pre­sen­te mien­tras An­drew fil­ma­ba sus úl­ti­mas es­ce­nas y cuen­ta que lo ha­cía can­tan­do el te­ma de An­nie Len­nox No mo­re I Lo­ve’s you, el que es­cu­cha­ba con au­ri­cu­la­res en su Ipho­ne.

En la ce­na de des­pe­di­da que le hi­cie­ron sus com­pa­ñe­ros hu­bo una tor­ta con for­ma de las bo­tas de cow­boy de Rick. “Gra­cias por su san­gre, su­dor y lá­gri­mas”, les agra­de­ció Lin­coln an­tes de des­pe­dir­se.

Que­dó muy cla­ro. No ha­brá nin­guno igual. ■

An­drew Lin­coln. Su Rick Gri­mes de­ja la se­rie en la 9° tem­po­ra­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.