El rezo que tu­vo la for­ma de una vi­sión

Omar Ab­boud, di­ri­gen­te is­lá­mi­co de la co­mu­ni­dad ar­gen­ti­na, cuen­ta que el en­cuen­tro en Je­ru­sa­lén fue “úni­co”. Y que vio al Pa­pa “en es­ta­do de gra­cia”.

Clarin - Valores Religiosos - - News - J.R.

Fue con­cre­tar una vi­sión. Re­zar jun­tos en Tie­rra San­ta con­lle­vó “con­cre­tar una vi­sión”, di­ce Omar Ab­boud. Pa­ra él, Je­ru­sa­lén no es só­lo una ciu­dad, un lu­gar, sino un es­ta­do de áni­mo. Con­ver­sa­mos con él an­tes de que par­tie­ra pa­ra Ro­ma. -- ¿ Có­mo fue re­zar an­te el Muro de los La­men­tos? --Los mu­sul­ma­nes lo llamamos la Pa­red de Burak, el lu­gar don­de des­can­só un ani­mal mís­ti­co que lle­vó al pro­fe­ta Maho­ma a los cie­los. Tie­ne una car­ga es­pe­cial pa­ra no­so­tros. Re­zar allí fue co­mo con- cre­tar una vi­sión. Yo po­dría mos­trar una fo­to idén­ti­ca, de di­ciem­bre de 2012. Es ca­si la mis­ma fo­to, con ac­ti­tu­des pa­re­ci­das y en otras cir­cuns­tan­cias. Fue un rezo por la paz en la Ca­te­dral de Buenos Aires du­ran­te una es­ca­la­da de vio­len­cia en Me­dio Orien­te. El car­de­nal Jor­ge Ber­go­glio nos con­vo­có a re­zar por la paz al ra­bino Skor­ka y a mí, con or­to­do­xos y evan­gé­li­cos. -- ¿Al­go así se dio en Je­ru­sa­lén? --Nos co­no­cía­mos, pe­ro el en­cuen­tro en Je­ru­sa­lén fue úni­co. Es co­mo ha­ber es­ta­do un ra­to en la Je­ru­sa­lén ce­les­te. Por­que Je­ru­sa­lén es una ciu­dad y es tam­bién un es- ta­do de áni­mo don­de el hom­bre se en­cuen­tra con el hom­bre y -más allá de la fe que pro­fe­sa- es­tá la paz y el amor a Dios. -- ¿ Cuán­do lo in­vi­tó el Pa­pa? --En fe­bre­ro fui­mos 45 ar­gen­ti­nos (cris­tia­nos, ju­díos y mu­sul­ma­nes) a Tie­rra San­ta, por el Ins­ti­tu­to de Diá­lo­go In­ter­re­li­gio­so. Hi­ci­mos un re­co­rri­do pa­re­ci­do al que lue­go hi­zo el Pa­pa. Y ter­mi­na­mos en Ro­ma. Allí me in­vi­tó. -- ¿ Có­mo lo vio a Fran­cis­co allá? --Lo vi en es­ta­do de gra­cia. Iba con la fe del pe­re­grino, dan­do lo me­jor de sí. Co­men­za­ba a las sie­te de la ma­ña­na y ter­mi­na­ba a las 10 de la no­che. No­so­tros es­tá­ba­mos can­sa­dos y él se­guía en­te­ro. -- ¿Y la reunión de Ro­ma? --Va a ser un en­cuen­tro des­po­ja­do de cual­quier con­no­ta­ción po­lí­ti­ca, por­que no es la fun­ción del Pa­pa. No es una me­dia­ción, es una in­vi­ta­ción a re­zar jun­tos. -- ¿ Cuál es el sen­ti­do? --Fran­cis­co ali­men­ta se­ña­les de es­pe­ran­za. Con in­de­pen­den­cia del re­sul­ta­do, es un gran ges­to por la paz. Fran­cis­co es la per­so­na con me­jor ima­gen po­si­ti­va en el mun­do, y va y se me­te en uno de los conf lic­tos más vie­jos. Ello re­ve­la su al­tí­si­mo gra­do de com­pro­mi­so, más allá de su per­so­na, des­po­ja­da de to­do egoís­mo. En Jor­da­nia, en Pa­les­ti­na, en Is­rael, se vio el amor que le tie­ne la gen­te.

Is­lá­mi­co.

Omar Ab­boud se con­mo­vió a la ho­ra de re­zar en el Muro de los La­men­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.