Sa­ber acep­tar el de­re­cho del otro

Só­lo así se su­pe­ran los con­flic­tos. El diá­lo­go in­ter­re­li­gio­so, pa­ra­dig­ma de la ar­gen­ti­ni­dad.

Clarin - Valores Religiosos - - News - Da­niel Gold­man Ra­bino de la Co­mu­ni­dad Bet El

Tan so­lo el pa­sa­do do­min­go por la tar­de, en los jar­di­nes del Vaticano, el pa­pa Fran­cis­co, ín­te­gro lí­der a ni­vel pla­ne­ta­rio, re­to­mó el sen­sa­to desafío, con­vo­can­do a Shi­mon Pe­res y a Mah­moud Ab­bas, pa­ra que la ple­ga­ria in­gre­se en el es­pí­ri­tu de ar­mo­nía y en el al­ma de los man­da­ta­rios, de mo­do tal que vuel­va a re­va­lo­rar­se el sen­ti­do del diá­lo­go, en lu­gar de la con­tien­da in­con­du­cen­te.

Ha­ce dos se­ma­nas, quien fue­ra el Car­de­nal de la Ar­gen­ti­na, se in­ter­nó en la Tie­rra San­ta de las tres re­li­gio­nes de raíz abrahá­mi­ca, pá­ra­mo sa­gra­do de nues­tras creen­cias, y uno de los rin­co­nes más conf lic­ti­vos de es­ta al­dea glo­bal, pa­ra tes­ti­mo­niar con su ca­ta­li­za­do­ra pre­sen­cia, que cier­ta­men­te el me­jor mo­do de su­pe­rar los den­sos con­flic­tos te­rri­to­ria­les es acep­tan­do al otro en sus ge­nui­nos de­re­chos, en los va­lo­res del re­co­no­ci­mien­to, y en el ab­so­lu­to res­pe­to de ser igua­les y tam­bién di­fe­ren­tes.

Es­ta ac­ción de en­cuen­tro ve­ni­mos ejer­cién­do­la en nues­tro país des­de ha­ce dé­ca­das.

Y con or­gu­llo de­be­mos sos­te­ner que el diá­lo­go in­ter­re­li­gio­so se trans­for­mó en pa­ra­dig­ma de nues­tra ar­gen­ti­ni­dad.

Sin ir más le­jos, el sá­ba­do por la no­che, en el Ca­bil­do de la Ciu­dad de Buenos Aires, y con la pre­sen­cia de la Mi­nis­tra de Cul­tu­ra, Te­re­sa Pa­ro­di en­tre otros fun­cio­na­rios na­cio­na­les, bajo la ini­cia­ti­va del Ins­ti­tu­to del Diá­lo­go In­ter­re­li­gio­so, lí­de­res cris­tia­nos, mu­sul­ma­nes e is­lá­mi­cos se reunie­ron pa­ra asig­nar la “De­cla­ra­ción por la paz y la con­vi­ven­cia en­tre las co­mu­ni­da­des y los pue­blos”.

A par­tir del sin­ce­ro tes­ti­mo­nio brin­da­do por Omar Al­ka­dour, hi­jo de pa­dre mu­sul­mán y ma­dre cris­tia­na, am­bos na­ci­dos en Si­ria, y tras una su­ce­sión de ora­cio­nes en­to­na­das por el Lic. Omar El­ba­cha en idio­ma ára­be, la rabona Silvina Che­men en he­breo, y el co­ro de la Pas­to­ral Uni­ver­si­ta­ria en cas­te­llano, y una sen­si­ble in­vo­ca­ción del Pa­dre Gui­ller­mo Mar­có, se ge­ne­ró el acom­pa­ña­mien­to es­pi­ri­tual des­de nues­tras la­ti­tu­des, al in­ten­so ges­to y el no­ble es­fuer­zo que el Pa­pa Fran­cis­co vie­ne ha­cien­do por el en­ten­di­mien­to y la mu­tua com­pren­sión en­tre pa­les­ti­nos e is­rae­líes.

El do­cu­men­to fir­ma­do por el Pbro. Fer­nan­do Gian­net­ti, res­pon­sa­ble de la Co­mi­sión Ar­qui­dio­ce­sa­na de Diá­lo­go, el Lic. Fa­bián An­kah, pre­si­den­te del Centro Is­lá­mi­co de la Ar­gen­ti­na, y el Dr. Ju­lio Schlos­ser, ti­tu­lar de DAIA, sos­tie­ne:

-que la ini­cia­ti­va del diá­lo­go in­ter­re­li­gio­so se orien­ta ha­cia la búsqueda de la paz y la fra­ter­ni­dad en­tre los pue­blos.

-que nues­tra ci­vi­li­za­ción de­be bre­gar por la dig­ni­dad del hom­bre.

- que sin li­ber­tad y jus­ti­cia los pue­blos per­ma­ne­cen en el atra­so y la vio­len­cia.

-que sin jus­ti­cia no hay paz. Por tan­to, se com­pro­me­ten:

-re­co­no­cer­se igua­les unos a otros.

-a bre­gar y edu­car por la paz y el en­ten­di­mien­to en­tre las co­mu­ni­da­des y los pue­blos.

- a ce­der y en­se­ñar a ce­der por un bien su­pe­rior.

-a ser crea­ti­vos y dar so­lu­cio­nes pa­ra en­fren­tar los de­sa­fíos que el tiem­po nos exi­ge.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.