Un pro­yec­to pa­ra ayu­dar a per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad

Jó­ve­nes expertos en dis­tin­tas dis­ci­pli­nas ofre­cen so­lu­cio­nes a desafíos co­ti­dia­nos con un fin so­li­da­rio.

Clarin - Valores Religiosos - - Judios - Tz­vi bar Itz­jak Es­pe­cial pa­ra Cla­rín

Ti­kun- Olam son dos vo­ca­blos del idio­ma he­breo a los que se amal­ga­mó pa­ra trans­for­mar­los en una fra

se iden­ti­ta­ria, ha­cien­do re­fe­ren­cia a la re­pa­ra­ción del mun­do. Es muy uti­li­za­da en la cultura ju­día y apun­ta a la idea de trans­for­ma­ción y jus­ti­cia so­cial. El Tal­mud in­di­ca que la equi­dad pro­ve­nien­te del Ti­ku­nO­lam tie­ne que ser ob­ser­va­da no só­lo por­que así lo en­se­ña la Bi­blia, sino por­que evita con­se­cuen­cias cir­cuns­tan­cia­les y con­di­cio­nan­tes ne­ga­ti­vas, exal­tan­do la Crea­ción.

El Ti­kun-Olam se des­ta­ca en las ple­ga­rias: las re­pe­ti­mos no me­nos de tres ve­ces en nues­tros re­zos dia­rios. Tam­bién la Ca­ba­lá –doc­tri­na mís­ti­ca– en­tien­de es­te con­cep­to

me­du­lar del ju­daís­mo y ba­sa su eru­di­ción en ella, ya que com­pren­de que la bús­que­da es­pi­ri­tual per­fec­cio­na el Uni­ver­so y la Hu­ma­ni­dad co­mo par­te de la la­bor Di­vi­na.

Con es­te es­pí­ri­tu y ba­jo es­te tí­tu­lo, se creó en los úl­ti­mos tiem­pos el “Ti­kun Olam Ma­kers” o “TOM” (ha­ce­do­res del Ti­kun Olam). Se tra­ta de un ma­ra­vi­llo­so pro­yec­to in­no­va­dor que jun­ta a jó­ve­nes expertos en di­fe­ren­tes dis­ci­pli­nas (in­ge­nie­ría, diseño, cien­cias so­cia­les, etc.) que ofre­cen sus talentos de ma­ne­ra vo­lun­ta­ria pa­ra crear so­lu­cio­nes de­ter­mi­na­das a los desafíos co­ti­dia­nos de per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad.

Kim es una jo­ven que na­ció sin bra­zos. Du­ran­te to­da su vi­da lu­chó pa­ra po­der aga­rrar ob­je­tos fue­ra de su al­can­ce. El equi­po de TOM creó un ele­gan­te “cap­tu­ra­dor me­cá­ni­co”

con­tro­la­do con la bo­ca, que le per­mi­te ex­ten­der su mo­vi­li­dad e in­de­pen­den­cia. Es­tas in­ten­cio­nes ha­cen la di­fe­ren­cia en la vi­da de per­so­nas a las que se les per­mi­te me­jo­rar y re­no­var su exis­ten­cia.

Es­tos en­cuen­tros de TOM, que ya se rea­li­za­ron en Jerusalén, Nue­va York y Bar­ce­lo­na, tu­vie­ron su con­tra­pun­to en Bue­nos Aires. Nues­tra ca­pi­tal fue se­de de un pri­mer even­to. Con el li­de­raz­go de Mi­cae­la Ba­cher, jo­ven abo­ga­da y emprendedora, la or­ga­ni­za­ción tra­ba­jó con sie­te equi­pos in­ter­dis­ci­pli­na­rios du­ran­te un fin de se­ma­na. “Lo que más me im­pac­tó fue el com­pro­mi­so de la gen­te, ha­bién­do­se su­ma­do a un pro­yec­to que no co­no­cía y de­di­can­do lo me­jor en be­ne­fi­cio de otro”, di­jo Ba­cher. El em­pren­di­mien­to tie­ne va­rios so­cios, en­tre los que se en­cuen­tran el Cen­tro Ar­gen­tino de In­ge­nie­ros y el Di­gi­tal Hou­se. Andy Span­gent­hal, es­tu­dian­te de Psi­co­lo­gía y par­ti­ci­pan­te de la reu­nión, sin­te­ti­zó “Con un po­co de amor y tiem­po es mu­cho lo que pue­de ha­cer­se por el pró­ji­mo”. Pa­ra más in­for­ma­ción: http://www.fa­ce­book. com/TOMBue­no­sAi­res.

Te­naz. La jo­ven Kim, quien na­ció sin bra­zos, sos­tie­ne con la bo­ca un “cap­tu­ra­dor me­cá­ni­co” pa­ra la mo­vi­li­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.