Ex­hi­ben par­te del pa­tri­mo­nio je­sui­ta de sus re­duc­cio­nes

Se tra­ta de es­cul­tu­ras pinturas, li­bros, mapas y ro­pa de las mi­sio­nes gua­ra­ní­ti­cas asen­ta­das en­tre 1609 y 1767.

Clarin - Valores Religiosos - - LECTURAS DE VIDA - Ser­gio Ru­bin sru­bin@cla­rin.com

Fue­ron un si­glo y me­dio de una pre­sen­cia que de­jó un se­llo in­de­le­ble pe­se a que pa­só mu­cho. La pre­sen­cia de los jesuitas en sus mi­sio­nes gua­ra­ní­ti­cas -que abar­ca­ron des­de los es­te­ros co­rren­ti­nos has­ta San­ta Cruz de la Sie­rra, en Bo­li­via, y que tu­vie­ron su epi­cen­tro en Pa­ra­guay- es, con ra­zón, mo­ti­vo de ad­mi­ra­ción por sus co­no­ci­das obras de pro­mo­ción hu­ma­na y so­cial. Una mues­tra que se acaba de inau­gu­rar en el Pa­be­llón de Be­llas Ar­tes de la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca Ar­gen­ti­na, en Puer­to Madero, lo­gró re­unir car­to­gra­fía, do­cu­men­tos, li­bros, pren­das, ico­no­gra­fía y es­cul­tu­ras de las fa­mo­sas re­duc­cio­nes que se desa­rro­lla­ron en­tre 1609 y 1767, cuan­do los miem­bros de la Com­pa­ñía de Je­sús fue­ron ex­pul­sa­dos de Amé­ri­ca.

En­tre ellos se des­ta­ca el ma­pa con­fec­cio­na­do por los jesuitas de su zo­na de evan­ge­li­za­ción -uno de los más an­ti­guos de la re­gión ( pu­bli­ca­do en Ams­ter­dam en 1653) y el más com­ple­to has­ta me­dia­dos del si­glo XVIII, se­gún el gran historiador y sa­cer­do­te je­sui­ta Gui­ler­mo Fur­long. Tam­bién se en­cuen­tran imá­ge­nes ta­lla­das en ma­de­ra co­mo la In­ma­cu­la­da Con­cep­ción pi­san­do una ser­pien­te y los ri­zos del ca­be­llo, un ras­go dis­tin­ti­vo de los ima­gi­ne­ros de la Com­pa­ñía.

En cuan­to a pie­zas tex­ti­les, so­bre­sa­le un pon­cho de la­na de ove­ja y tra­ma de al­go­dón te­ñi­do con co­lo­res na­tu­ra­les, del Vi­rrei­na­to del Pe­rú, de la se­gun­da mi­tad del si­glo XVIII, que por su de­li­ca­de­za llevan a pen­sar que fue he­cho en las mi­sio­nes. Ade­más, se ex­hi­be una se­lec­ción de las acua­re­las del je­sui­ta Flo­rian Pauc­ke (1719- 1780) que se desem­pe­ñó en las re­duc­cio­nes gua­ra­ní­ti­cas. La mues­tra se com­ple­ta con la pro­yec­ción de va­lio­sos do­cu­men­ta­les.

El ar­qui­tec­to Ra­món Ro­drí­guez, del centro de Do­cu­men­ta­ción de Ar­qui­tec­tu­ra La­ti­noa­me­ri­ca­na -que hi­zo un va­li­so apor­te- di­ce que la obra de los jesuitas “de­jó se­mi­llas que si­guen dan­do fru­tos y re­ve­la que la uto­pía de un mundo me­jor pa­ra los pue­blos ori­gi­na­rios es po­si­ble”.

Con en­tra­da li­bre y gra­tui­ta, la mues­tra -que se inau­gu­ró la se­ma­na pa­sa­da- pue­de vi­si­tar­se, de 11 a 19, has­ta el 6 de agos­to.

Atrac­ti­vo. la mues­tra per­mi­te apre­ciar la be­lla ico­no­gra­fía, los de­li­ca­dos pon­chos y las imá­ge­nes ta­lla­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.