Una pe­re­gri­na­ción que cam­bia la vi­da

Ca­da vez más ar­gen­ti­nos pe­re­gri­nan a la tum­ba del após­tol en Com­pos­te­la. La tra­di­cio­nal ex­pre­sión de fe com­bi­na es­fuer­zo, des­pren­di­mien­to y aco­gi­da. Y de­ja una pro­fun­da hue­lla.

Clarin - Valores Religiosos - - EL CAMINO DE SANTIAGO - Yas­mín Dia­mo­re Es­pe­cial pa­ra Cla­rín

Los mo­ti­vos, los paí­ses de pro­ce­den­cia, los idio­mas que se es­cu­chan y las eda­des -in­clu­so las sen­das- son de lo más di­ver­sas, pe­ro el des­tino los une a to­dos en un ca­mino. San­tia­go de Com­pos­te­la con­vo­ca a más de 200 mil pe­re­gri­nos por año y es uno de los gran­des cen­tros mun­dia­les de pe­re­gri­na­ción cris­tia­na. Y, si bien ac­tual­men­te exis­ten al me­nos 14 ru­tas se­ña­li­za­das pa­ra rea­li­zar­la, los pri­me­ros pe­re­gri­nos par­tían des­de las puer­tas de sus ca­sas . Esos va­lien­tes se arro­ja­ban al ca­mino arries­gan­do su vi­da pa­ra ve­ne­rar -va­rios me­ses des­pués- las re­li­quias del após­tol San­tia- go el Ma­yor, cu­ya tum­ba fue des­cu­bier­ta en el si­glo IX. Dos si­glos des­pués se con­ver­ti­ría en una de las me­cas de pe­re­gri­na­je, se le­van­ta­ría una ca­te­dral y to­da una ciu­dad.

Va­rios Pa­pas im­pul­sa­ron la ve­ne­ra­ción de es­te san­to que mu­rió mar­ti­ri­za­do en Jerusalén, pe­ro ya­ce en Es­pa­ña por­que -se­gún re­la­ta la tra­di­ción- fue tras­la­da­do por mar has­ta tie­rras ga­lle­gas. El Pa­pa León XIII se en­car­gó en 1884 de di­vul­gar que las re­li­quias de San­tia­go eran au­tén­ti­cas. Pa­ra ese en­ton­ces, el Pa­pa Ca­lix­to II ya ha­bía con­ce­di­do in­dul­gen­cia ple­na­ria a to­dos los que vi­si­ta­ran el se­pul­cro del após­tol ca­da año en el que su fes­ti­vi­dad (25 de ju­lio) ca­ye­ra do­min­go. Al coin­ci­dir, se lo pa­sa a lla- mar Año San­to; el úl­ti­mo fue en 2010 y el pró­xi­mo se­rá en 2021.

Los ar­gen­ti­nos que la ha­cen ca­da vez son más. En 10 años su pre­sen­cia au­men­tó en un 80%, ya que mien­tras que en 2006 la hi­cie­ron 347, el año pa­sa­do fue­ron de la par­ti­da 2.062. “El bo­ca a bo­ca fun­cio­na muy bien”, di­ce Dan­te Ru­bén Gar­cía (42). Es­te in­ge­nie­ro par­tió en 2015 pa­ra re­co­rrer unos 900 ki­ló­me­tros en 40 días, a pie, co­mo ha­ce ca­si el 90% de los pe­re­gri­nos. Dan­te re­co­mien­da el ca­mino tan­to que es­cri­bió un li­bro: “El Cam­po de las Es­tre­llas”. Lo em­pe­zó mien­tras ca­mi­na­ba y lo pu­bli­có ha­ce dos me­ses. En­tre me­dio, pe­re­gri­nó ha­cia otro lu­gar san­to: Jerusalén. Pró­xi­ma­men­te par­ti­rá a Ita­lia pa­ra re­co­rrer el ca- mino fran­cis­cano y cul­mi­nar en Ro­ma. “Pe­re­gri­nar per­mi­te ver a la re­li­gión de otra ma­ne­ra”, re­fle­xio­na y se­ña­la: “To­do ca­mino es un en­cuen­tro per­so­nal y es­pi­ri­tual muy fuer­te”.

Cum­plir con la pe­re­gri­na­ción per­mi­te ob­te­ner la “Com­pos­te­lla”, que no es un sou­ve­nir de via­je, sino el do­cu­men­to que acre­di­ta ha­ber he­cho la pe­re­gri­na­ción. La Ofi­ci­na de Aco­gi­da al Pe­re­grino pro­me­te dár­se­la al fi­nal del re­co­rri­do a to­do aquel que ha­ya ca­mi­na­do o mon­ta­do a ca­ba­llo los úl­ti­mos 100 ki­ló­me­tros, o pe­da­lea­do

Sa­tis­fac­ción. El abra­zo emo­cio­na­do por ha­ber cum­pli­do el es­for­za­do ob­je­ti­vo lle­gar has­ta la tum­ba del após­tol.

CLA­RIN

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.