“En un mo­men­to tu ca­be­za ha­ce un click”

Clarin - Valores Religiosos - - EL CAMINO DE SANTIAGO -

Eduar­do em­pe­zó a pre­gun­tar en fo­ros es­pa­ño­les de qué se tra­ta­ba “el ca­mino” y qué ha­bía que lle­var. De tan­ta con­sul­ta se hi­zo ami­go de pe­re­gri­nos an­tes de sa­lir de su ca­sa. Y tam­bién an­tes se los en­con­tró en Ma­drid. Uno de ellos le re­ga­ló la Cre­den­cial del Pe­re­grino. “Pa­ra mi ami­go el ‘Tran­so­ceá­ni­co’”, le di­jo al dár­se­la y, sin que­rer, lo bau­ti­zó con el mo­te con el que hoy to­dos lo co­no­cen en fa­ce­book. Su pri­mer ca­mino fue en 2006. “Yo pen­sé que exa­ge­ra­ban cuan­do me de­cían que me iba a cam­biar la vi­da”, di­ce. “Fue co­mo un re­ti­ro es­pi­ri­tual; lle­ga un mo­men­to en que tu ca­be­za ha­ce un click, es co­mo si te con­fe­sa­ras con vos mis­mos y sal­da­ras deu­das pen­dien­tes con fa­mi­lia y ami­gos”.

En sep­tiem­bre vi­si­ta­rá al san­to por sex­ta vez a sus ca­si 70 años y re­co­rre­rá unos 700 ki­ló­me­tros. Es­te mar­pla­ten­se ya hi­zo va­rias ve­ces el ca­mino fran­cés y tam­bién, el pri­mi­ti­vo, de los más du­ros por las po­cas fa­ci­li­da­des que brin­da. Los hi­zo con sol y con nie­ve y, só­lo una vez, acom­pa­ña­do de su es­po­sa. Por­que “el ca­mino se ha­ce so­lo” re­pi­te y acon­se­ja. El “Tran­so­ceá­ni­co” se en­tre­na an­tes de par­tir pa­ra afron­tar la ru­ti­na dia­ria de ca­mi­nar 25 ki­ló­me­tros. Las Com­pos­te­llas (el do­cu­men­to que acre­di­ta ha­ber he­cho la pe­re­gri­na­ción) que acu­mu­la es­con­den ca­mi­nos de agra­de­ci­mien­to, y a ve­ces, de pro­me­sas. Es­te sep­tiem­bre va a pe­dir la Com­pos­te­lla a nom- bre de su nue­va nie­ta. Es­tá per­mi­ti­do: si la per­so­na no pue­de ha­cer el ca­mino, al­guien pue­de tran­si­tar­lo en su nom­bre.

Es­tan­do de va­ca­cio­nes en Vi­lla Ge­sell, Eduar­do des­cu­brió el san­tua­rio San­tia­go Após­tol y con su in­can­sa­ble ím­pe­tu ges­tó un en­cuen­tro anual de pe­re­gri­nos ar­gen­ti­nos. En 2009 lo con­cre­tó, pe­ro só­lo vino uno. Al año si­guien­te 30 de di­fe­ren­tes par­tes del país. Siem­pre es en el fin de se­ma­na más cer­cano a la fies­ta del após­tol ca­da 25 de ju­lio. Aho­ra, se acer­ca la sép­ti­ma edi­ción y des­co­no­ce cuán­tos van a lle­gar al san­tua­rio pa­ra com­par­tir du­ran­te tres días anéc­do­tas del ca­mino, una mi­sa y, cla­ro, una mi­ni pe­re­gri­na­ción.

Desafío. Eduar­do de­bió so­por­tar las in­cle­men­cias del tiem­po, pe­ro no se ami­la­nó, sino que ello le sir­vió pa­ra tem­plar su es­pí­ri­tu. Ya pe­re­gri­nó cin­co ve­ces y aho­ra va por la sex­ta mar­cha.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.