La tie­rra que amo des­de que na­cí

Clarin - Viajes - - DIARIO DE VIAJE LAS BAHAMAS - Clint Ar­tu­ro Saw­yer Guía de tu­ris­mo

Des­de que na­cí en Las Bahamas, más que na­da me atra­pa la ri­ca his­to­ria de mi país. Eso no só­lo se per­ci­be en Nue­va Pro­vi­den­cia –la úni­ca is­la que sue­len vi­si­tar los que lle­gan por pri­me­ra vez– sino tam­bién en de­ce­nas de is­las, is­lo­tes y ca­yos. Ca­da una de es­tas por­cio­nes de tie­rra ro­dea­das de mar tie­ne su encanto. Son muy di­fe­ren­tes en­tre sí y has­ta se no­ta una gran va­rie­dad de acen­tos en­tre los po­bla­do­res. Otro detalle a te­ner en cuen­ta es la per­ma­nen­te ac­ti­tud pa­cí­fi­ca de la gen­te lo­cal. El baha­me­ño no es na­da agre­si­vo. Tal vez por eso aquí só­lo hu­bo tres pri­me­ros mi­nis­tros en 43 años. La at­mós­fe­ra tran­qui­la se ex­tien­de a las pla­yas, don­de no es ne­ce­sa­rio es­tar pen­dien­te de even­tua­les ro­bos.

Vi­vi­mos fe­li­ces, siem­pre can­tan­do, bai­lan­do y tra­ba­jan­do só­lo lo ne­ce­sa­rio, a pe­sar de no con­tar con mu­chas co­sas ma­te­ria­les ni di­ne­ro. Nos en­can­ta dis­fru­tar del pai­sa­je de las is­las me­nos po­bla­das, ca­si to­tal­men­te vír­ge­nes, don­de ape­nas se pes­ca pa­ra el sus­ten­to dia­rio. El lu­ga­re­ño tie­ne en cla­ro que vi­ve en un me­dio ma­ra­vi­llo­so y sa­be cui­dar el pa­tri­mo­nio na­tu­ral. Ade­más, es con­cien­te de que el des­tino del pue­blo y del país de­pen­de di­rec­ta­men­te del tu­ris­mo: es nues­tra úni­ca in­dus­tria. Ca­da vez que sa­li­mos de nues­tro país –es­pe­cial­men­te pa­ra via­jar a Mia­mi–, no pa­san más de dos o tres días y ya que­re­mos vol­ver cuan­to an­tes.

En ese amor por el lu­gar al que uno per­te­ne­ce me re­co­noz­co per­fec­ta­men­te baha­me­ño. Cuan­do lle­ga mi tiem­po de ocio me en­can­ta ale­jar­me de Nas­sau ha­cia el oes­te de la is­la, más allá de Ca­ble Beach, pa­ra en­con­trar la me­jor ver­sión de la her­mo­sa vis­ta del mar, las pla­yas, los nue­vos res­tau­ran­tes y las ca­sas de ca­te­go­ría sin guar­dias ni re­jas. Eso no tie­ne va­lor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.