Adiós a los cie­los pa­ra el Boeing 747

Clarin - Viajes - - ÚLTIMA PARADA - Por Eduar­do Po­go­ri­les epo­go­ri­les@cla­rin.com

Hu­bo un tiem­po, ha­cia 1969, cuan­do se dis­cu­tía por el fu­tu­ro de los vue­los de pa­sa­je­ros. ¿Los vue­los de lar­ga dis­tan­cia se­rían pa­ra los jets de fu­se­la­je an­cho, co­mo el Boeing 747 es­ta­dou­ni­den­se, o triun­fa­ría la ve­lo­ci­dad su­per­só­ni­ca del Con­cor­de eu­ro­peo?. La res­pues­ta lle­gó con la cri­sis del pe­tró­leo en la dé­ca­da de 1970, ella de­rro­tó al Con­cor­de, que po­día unir Lon­dres y Nue­va York en 3,5 ho­ras fren­te a las 8 ho­ras de un jet co­mún.

Se di­ce que el Con­cor­de fue el sue­ño per­so­nal del pre­si­den­te fran­cés Char­les de Gau­lle, él que­ría crear una in­dus­tria ae­ro­náu­ti­ca eu­ro­pea ca­paz de en­fren­tar a los fa­bri­can­tes es­ta­dou­ni­den­ses. El Con­cor­de vo­ló por pri­me­ra vez en mar­zo de 1969 y tu­vo su gran mo­men­to en­tre 1976 y 2003. Po­día lle­var cien pa­sa­je­ros a una ve­lo­ci­dad de 2.400 km por ho­ra, has­ta 7.200 km de dis­tan­cia. Era una jo­ya tec­no­ló­gi­ca y un fra­ca­so co­mer­cial. Só­lo se fa­bri­ca­ron vein­te avio­nes, pa­ra clien­tes co­mo Air France y Bri­tish Air­ways. Pero el sue­ño im­pul­só la crea­ción de la fá­bri­ca Air­bus en Tou­lou­se, que hoy com­pi­te con Boeing.

Fue en fe­bre­ro de 1969 cuan­do hi­zo su vue­lo inau­gu­ral en Es­ta­dos Uni­dos el Boeing 747, un jet de fu­se­la­je an­cho y cua­tro mo­to­res. Se di­ce que fue el sue­ño per­so­nal de Juan Trip­pe, di­rec­ti­vo de la ae­ro­lí­nea Pan Ame­ri­can. El mo­de­lo pro­me­dio, un Boeing 747-400, po­día trans­por­tar más de 400 pa­sa­je­ros (el do­ble de un Boeing 707) vo­lan­do a una ve­lo­ci­dad de 920 km por ho­ra. Vo­la­ba has­ta 13.000 km de dis­tan­cia, sin ha­cer es­ca­las.

El di­se­ño era ele­gan­te, ha­bía al­go en él que evo­ca­ba a los bar­cos trans­atlán­ti­cos de an­ta­ño. Pa­ra las ae­ro­lí­neas, ba­jó en más de un ter­cio los cos­tos de vo­lar. Y pa­ra mi­llo­nes de pa­sa­je­ros, fue la po­si­bi­li­dad de via­jar con ta­ri­fas más eco­nó­mi­cas. Des­de en­ton­ces la fá­bri­ca ven­dió más de 1500 avio­nes Boeing 747, pero aho­ra ha­bría lle­ga­do el final pa­ra es­te sím­bo­lo de la glo­ba­li­za­ción. En 2016 la Boeing di­jo que po­día de­jar de fa­bri­car­lo pron­to, en 2019, aun­que to­da­vía se ven­de co­mo jet de car­ga. Es que hoy las ae­ro­lí­neas pre­fie­ren bi­mo­to­res que con­su­men me­nos com­bus­ti­ble, co­mo el Boeing 787 o el Air­bus A-350.

Sin du­da, es el fin de una épo­ca. En Es­ta­dos Uni­dos ya hay vue­los pa­ra nos­tál­gi­cos, con aza­fa­tas ves­ti­das co­mo en 1970. En Eu­ro­pa hu­bo ar­qui­tec­tos, pi­lo­tos y es­cri­to­res que, fas­ci­na­dos con la im­po­nen­te ar­qui­tec­tu­ra del jet, lo com­pa­ra­ron con la ca­te­dral No­tre Da­me de Pa­rís y el Par­te­nón de Ate­nas. Otros nom­bra­ron los fil­mes de “ci­ne ca­tás­tro­fe” de­ri­va­dos de “Ae­ro­puer­to”, la no­ve­la de Art­hur Hai­ley. Es me­jor re­cor­dar los ver­sos de la can­tan­te Jo­ni Mit­chell en “Ame­lia”, ins­pi­ra­dos en la pi­lo­to Ame­lia Ear­hart, aque­llo de “so­ñé con los 747/ so­bre gran­jas geo­mé­tri­cas/ sue­ños, Ame­lia, sue­ños y fal­sas alar­mas”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.