Inau­gu­ran el Lou­vre del de­sier­to

El mu­seo, obra del ar­qui­tec­to fran­cés Jean Nou­vel, abrió sus puer­tas ayer. Es­tá en la is­la Saa­di­yat.

Clarin - Viajes - - NOTICIAS EMIRATOS ÁRABES UNIDOS - Pao­lo Le­vi / AN­SA

El Mu­seo del Lou­vre de Abu Dha­bi, en los Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos abrió al pú­bli­co ayer, tras diez años de tra­ba­jo a car­go del ar­qui­tec­to Jean-nou­vel. Cons­trui­da en la is­la de Saa­di­yat, es­ta suer­te de “ciu­dad-mu­seo” es­tá ins­pi­ra­da en una Me­di­na orien­tal, con una in­men­sa cú­pu­la de ace­ro que pe­sa tan­to co­mo la To­rre Eif­fel y se pro­po­ne co­mo sím­bo­lo de “to­le­ran­cia”. Se tra­ta de un es­pa­cio uni­ver­sal -el pri­me­ro en su ti­po en el mun­do ára­be- que ex­pon­drá obras de to­das las épo­cas y ci­vi­li­za­cio­nes.

En­tre las pie­zas ex­pues­tas se ve­rá un Co­rán (li­bro sa­gra­do del Is­lam) del si­glo VI; una Bi­blia gó­ti­ca y una To­rá (tex­to que con­tie­ne la ley y el pa­tri­mo­nio identitario del pue­blo ju­dío) de Ye­men. En el mar­co de un acuer­do de so­cie­dad de trein­ta años por mil mi­llo­nes de eu­ros, el Lou­vre de París le pres­tó a su “pri­mo” del de­sier­to el “Ri­trat­to di Da­ma” (tam­bién co­no­ci­do co­mo la Be­lle Fe­rro­nié­re), de Leo­nar­do Da Vin­ci.

Pa­ra ga­ran­ti­zar la se­gu­ri­dad y la co­rrec­ta con­ser­va­ción de las obras en un si­tio don­de las tem­pe­ra­tu­ras sue­len su­pe­rar los 40ºc, se adop­ta­ron me­di­das es­pe­cia­les.

El pre­si­den­te de la Au­to­ri­dad pa­ra el Tu­ris­mo y la Cul­tu­ra, Moha­med Kha­li­fa Al Mu­ba­rak, di­jo que el nue­vo Lou­vre de Ara­bia es “un ele­men­to cla­ve de la es­tra­te­gia cul­tu­ral” del país, ade­más de de­mos­tra­ción de una “na­ción to­le­ran­te y abier­ta a la di­ver­si­dad”. Por su par­te, el ex mi­nis­tro fran­cés de Cul­tu­ra y ac­tual di­rec­tor del Ins­ti­tu­to del Mun­do Ara­be de París, Jack Lang di­jo: “Es­te mu­seo es mu­cho más uni­ver­sal que el Lou­vre pa­ri- sino en cuan­to lle­va en sí la idea de un mu­seo de di­ver­sos con­ti­nen­tes y ci­vi­li­za­cio­nes”. Sos­tu­vo tam­bién que se tra­ta de un “pro­yec­to de es­pe­ran­za pa­ra el ad­ve­ni­mien­to de un mun­do res­pe­tuo­so de las opi­nio­nes de los otros y de la di­ver­si­dad” fren­te al “fa­na­tis­mo” y al “te­rro­ris­mo”.

So­lo el 5% del es­pa­cio to­tal del mu­seo, que tie­ne 23 ga­le­rías per­ma­nen­tes, es­ta­rá des­ti­na­do al ar­te mo­derno y con­tem­po­rá­neo. Se­rá ta­rea del “Lou­vre des sa­bles” (el Lou­vre de las are­nas) re­fle­xio­nar so­bre los te­mas uni­ver­sa­les, el in­ter­cam­bio en­tre cul­tu­ras, las in­fluen­cias co­mu­nes en­tre las ci­vi­li­za­cio­nes, des­de la prehis­to­ria has­ta hoy, pa­san­do por el An­ti­guo Egip­to; Gre­cia o la Ro­ma im­pe­rial.

De­ba­jo de la cú­pu­la de ace­ro de 180 me­tros de diá­me­tro se es­con­den 55 edi­fi­cios blan­cos cu­yo di­se­ño se ins­pi­ró en las Me­di­nas orien­ta­les, en los que sur­gen los de­par­ta­men­tos y las ga­le­rías. El rompecabezas de 7.850 es­tre­llas me­tá­li­cas que com­po­nen el te­cho per­mi­te un jue­go de lu­ces y som­bras ins­pi­ra­do en los mer­ca­dos orien­ta­les. El ar­qui­tec­to Jean Nou­vel lo de­fi­ne co­mo “una llu­via de luz”.

En el pa­sa­do, di­ver­sas ONG fran­ce­sas pro­tes­ta­ron por la “ven­ta de una mar­ca” co­mo el Lou­vre, mien­tras que Hu­man Rights Watch ex­pre­só preo­cu­pa­ción por las con­di­cio­nes de tra­ba­jo de los ope­ra­rios de la mo­nu­men­tal obra, en su ma­yo­ría in­mi­gran­tes pro­ce­den­tes de paí­ses po­bres.

El Lou­vre de Abu Dha­bi es el pri­me­ro de tres mu­seos en la lla­ma­da Is­la de la Fe­li­ci­dad. Se­gui­rá la aper­tu­ra de la fi­lial del Gug­gen­heim, di­se­ña­do por Franck Gehry, y el Za­yed Na­tio­nal Mu­seum, de Nor­man Fos­ter.

Emi­ra­tos Ara­bes Uni­dos lle­va a ca­bo una po­lí­ti­ca de “soft po­wer” (po­der blan­do) pa­ra ga­nar vi­si­bi­li­dad in­ter­na­cio­nal, co­mo ha­ce su ve­cino Qa­tar, par­ti­cu­lar­men­te ac­ti­vo en cam­po cul­tu­ral y deportivo.

Pa­ra mu­chos ana­lis­tas, el Lou­vre de Abu Dha­bi es tam­bién un ex­tra­or­di­na­rio “es­cu­do” geo­po­lí­ti­co pa­ra pro­te­ger al país. Fru­to de un acuer­do in­ter­gu­ber­na­men­tal fir­ma­do en 2007, la cons­truc­ción de la obra se desa­rro­lló mien­tras pa­sa­ban tres pre­si­den­cias fran­ce­sas: la de Jac­ques Chi­rac, quien la apro­bó; la de Ni­co­las Sar­kozy y la de Fran­co­is Ho­llan­de. Sin em­bar­go, la se­ma­na pa­sa­da le to­có es­tar al pre­si­den­te fran­cés Em­ma­nuel Ma­cron, jun­to al due­ño de ca­sa, el prín­ci­pe Moha­med bin Za­yed. ■

EFE

Llu­via de luz. El te­cho tie­ne 7.850 es­tre­llas me­tá­li­cas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.