Un nue­vo pa­seo pa­ra su­mer­gir­se en los se­cre­tos del Pa­ra­ná

El Acua­rio de Ro­sa­rio per­mi­te co­no­cer la bio­di­ver­si­dad de uno de los ríos más cau­da­lo­sos de Su­da­mé­ri­ca.

Clarin - Viajes - - ECOTURISMO | SANTA FE -

La gran ciu­dad del sur de la pro­vin­cia de San­ta Fe que “siem­pre es­tu­vo cer­ca” cuen­ta con un nue­vo atrac­ti­vo pa­ra los ve­ci­nos y los tu­ris­tas. So­bre la cos­ta nor­te de Ro­sa­rio lla­ma la aten­ción una im­po­nen­te es­truc­tu­ra de tres ni­ve­les. Es el fla­man­te Acua­rio del Pa­ra­ná, que fue inau­gu­ra­do el pa­sa­do 9 de fe­bre­ro y es el ma­yor cen­tro del país de­di­ca­do a in­ves­ti­gar, con­ser­var y dar a co­no­cer la bio­di­ver­si­dad de uno de los ríos más cau­da­lo­sos de Su­da­mé­ri­ca.

El re­co­rri­do por el nue­vo com­ple­jo in­clu­ye un par­que au­tóc­tono, un au­di­to­rio con ca­pa­ci­dad pa­ra cien per­so­nas, un cen­tro de in­ves­ti­ga­ción de van­guar­dia y diez pe­ce­ras gi­gan­tes que in­vi­tan a aso­mar­se a la vi­da del río Pa­ra­ná.

In­ver­sión mi­llo­na­ria

La obra lle­vó más de cin­co años de tra­ba­jo, con un cos­to de al­re­de­dor de 200 mi­llo­nes de pe­sos. El re­sul­ta­do fue la pues­ta en mar­cha del La­bo­ra­to­rio Mix­to de Bio­tec­no­lo­gía Acuá­ti­ca (LMBA) y las áreas es­pe­cí­fi­cas de in­ves­ti­ga­ción en plan­ta ba­ja, diez gran­des pe­ce­ras y jue­gos di­dác­ti­cos in­ter­ac­ti­vos que fue­ron ins­ta­la­dos en el pri­mer pi­so, ade­más de una zo­na de bar con te­rra­za en el se­gun­do pi- so. Des­de esa pri­vi­le­gia­da pers­pec­ti­va se pue­de dis­fru­tar de una vis­ta pa­no­rá­mi­ca del Par­que Au­tóc­tono -par­te del com­ple­jo- y el co­rren­to­so río, cu­yas aguas ama­rro­na­das co­rren a po­cos me­tros.

El prin­ci­pal ob­je­ti­vo del lu­gar apun­ta a dar a co­no­cer y di­vul­gar a los vi­si­tan­tes el eco­sis­te­ma de uno de los del­tas más gran­des del mun­do, un va­lio­so re­ser­vo­rio de bio­di­ver­si­dad que brin­da ali­men­to, re­fu­gio y si­tios de re­pro­duc­ción a unas 240 es­pe­cies de pe­ces. Ca­si un cen­te­nar de esa am­plia di­ver­si­dad pue­de ver­se en el Acua­rio del Pa­ra­ná.

In­te­gra­ción

Por otra par­te, el nue­vo em­pren­di­mien­to in­te­gra en una mis­ma pro­pues­ta el desa­rro­llo tu­rís­ti­co, cien­tí­fi­co, edu­ca­ti­vo y so­cial, ya que des­de el ini­cio los es­pe­cia­lis­tas tra­ba­jó co­do a co­do jun­to a pes­ca­do­res ar­te­sa­na­les, que apor­ta­ron sus co­no­ci­mien­tos y hoy cuen­tan con un mue­lle en el pre­dio. De es­ta ma­ne­ra lo­gra­ron in­te­grar­se a tra­vés de una fun­ción co­la­bo­ra­ti­va. El com­ple­jo tam­bién cuen­ta con dis­po­si­ti­vos tec­no­ló­gi­cos y jue­gos in­ter­ac­ti­vos en 3D.

Va­le agre­gar -tal co­mo se­ña­ló el go­ber­na­dor de San­ta Fe, Mi­guel Lifs­chitz, du­ran­te el ac­to de inau­gu­ra­ción de es­ta am­bi­cio­sa obra- que el acua­rio “se­rá muy im­por­tan­te en la con­ser­va­ción del eco­sis­te­ma y de las es­pe­cies, por­que to­do el co­no­ci­mien­to que aquí se pro­du­ce se va a vol­car en nor­ma­ti­vas y re­co­men­da­cio­nes pa­ra to­dos aque­llos que con­vi­ven con el río, con las is­las y con to­do el sis­te­ma de hu­me­da­les”.

El in­gre­so se rea­li­za úni­ca­men­te me­dian­te vi­si­tas guia­das, di­se­ña­das pa­ra gru­pos de has­ta 25 per­so­nas. Los re­co­rri­dos, que du­ran al­re­de­dor de dos ho­ras, co­mien­zan en el Par­que Au­tóc­tono y pa­san lue­go por el La­bo­ra­to­rio -con equi­pa­mien­to de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción, se tra­ta del más gran­de del país es­pe­cia­li­za­do en pe­ces de agua dul­ce-, don­de tra­ba­jan in­ves­ti­ga­do­res de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal de Ro­sa­rio y del Co­ni­cet. Tam­bién hay sa­las de­di­ca­das a la re­pro­duc­ción con­tro­la­da de al­gu­nas es­pe­cies.

En el ni­vel in­fe­rior se dis­tri­bu­yen una bi­blio­te­ca es­pe­cia­li­za­da, áreas de ex­pe­ri­men­ta­ción, pi­le­to­nes, ofi­ci­nas ad­mi­nis­tra­ti­vas y téc­ni­cas y el sec­tor de sa­ni­ta­rios.

Plan­ta al­ta

En el pri­mer pi­so se pue­de vi­si­tar la Sa­la de Acua­rios. Se tra­ta del prin­ci­pal atrac­ti­vo del com­ple­jo, que al­ber­ga ca­si un cen­te­nar de es­pe­cies en diez pe­ce­ras gi­gan­tes, en­tre las que se des­ta­can dos tu­bos ci­lín­dri­cos con al­gu­nos de los pe­ces más gran­des. Ca­da una de las pe­ce­ras re­pre­sen­ta un am­bien­te di­fe­ren­te: la­gu­na, arro­yo, ba­ña­do, ma­dre­jón, ca­nal, etc. En to­tal se pue­den ob­ser­var más de no­ven­ta es­pe­cies, en­tre los que se des­ta­can los ejem­pla­res de dien­tu­do, pa­cú, sá­ba­lo, do­ra­do, pe­je­rrey, ar­ma­do, sie­te­co­lo­res y trom­pu­do.

Los di­fe­ren­tes dis­po­si­ti­vos tec­no­ló­gi­cos y jue­gos in­ter­ac­ti­vos en 3D de es­ta sa­la trans­for­man la vi­si­ta en una nue­va ex­pe­rien­cia sen­so­rial y apor­tan mu­cha in­for­ma­ción con imá­ge­nes, vi­deos y de­ta­lles so­bre la vi­da en el del­ta pa­ra­naen­se.

Des­pués de ca­da jor­na­da, los ex­pe­ri­men­ta­dos bu­zos son los en­car­ga­dos de lim­piar las gi­gan­tes­cas pe­ce­ras del Acua­rio.

JUAN JOSÉ GAR­CÍA

La ma­yor atrac­ción. En el pri­mer pi­so, la Sa­la de Acua­rios al­ber­ga ca­si un cen­te­nar de es­pe­cies en diez pe­ce­ras.

JUAN JOSÉ GAR­CÍA

Vi­si­ta guia­da. El acua­rio abre de mar­tes a do­min­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.