An­da­lu­cía evo­ca a Gar­cía Lor­ca a 120 años de su na­ci­mien­to

Gra­na­da y Fuen­te Va­que­ros, el pue­blo na­tal, pro­po­nen un iti­ne­ra­rio que re­co­rre si­tios li­ga­dos al poe­ta.

Clarin - Viajes - - CIRCUITOS ESPAÑA - Eduar­do Po­go­ri­les epo­go­ri­les@cla­rin.com

Ca­da uno ele­gi­rá la su­ya, por­que hay mu­chas ma­ne­ras de re­cor­dar a Fe­de­ri­co Gar­cía Lor­ca (1898-1936), el más que­ri­do de los poe­tas de la Ge­ne­ra­ción de 1927 de Es­pa­ña. Ha­brá quien pre­fie­ra re­leer el li­bro del in­glés Ian Gib­son, “El ase­si­na­to de Gar­cía Lor­ca”, pu­bli­ca­do en Pa­rís en 1971 por la editorial Rue­do Ibé­ri­co, un clá­si­co que Edi­cio­nes B re­edi­ta­rá en Es­pa­ña en abril. Allí, Gib­son in­cor­po­ra las in­ves­ti­ga­cio­nes más re­cien­tes.

Ha­brá quien re­ci­te los ver­sos que otro gran poe­ta, An­to­nio Ma­cha­do, le de­di­có en “El cri­men fue en Gra­na­da”, al en­te­rar­se de lo ocu­rri­do en 1936. Aque­llos ver­sos inol­vi­da­bles: “Se le vio, ca­mi­nan­do en­tre fu­si­les,/por una ca­lle lar­ga,/ sa­lir al cam­po frío,/aún con es­tre­llas de la ma­dru­ga­da./ma­ta­ron a Fe­de­ri­co/cuan­do la luz aso­ma­ba./el pe­lo­tón de ver­du­gos/no osó mi­rar­le la ca­ra./to­dos ce­rra­ron los ojos,/re­za­ron: ¡ni Dios te sal­va!/que fue en Gra­na­da el cri­men/sa­bed, -¡po­bre Gra­na­da!- en su Gra­na­da”.

Y ha­brá quien se de­ci­da a vi­si­tar en Gra­na­da la fa­mo­sa Huer­ta de San Vi­cen­te, hoy un mu­seo ro­dea­do de jar­di­nes y de­di­ca­do al poe­ta, don­de Gar­cía Lor­ca iba de va­ca­cio­nes jun­to a sus fa­mi­lia­res, en­tre los años 1926 y 1936. Allí es­cri­bió las obras tea­tra­les “Bo­das de san­gre” y “Yer­ma”. Fue allí tam­bién don­de vi­vió los días an­te­rio­res a su de­ten­ción y ase­si­na­to en agos­to de 1936, eje­cu­ta­do por los par­ti­da­rios de Fran­cis­co Fran­co al ini­ciar­se la Gue­rra Ci­vil Es­pa­ño­la.

Aca­so otros vi­si­ta­rán tam­bién la ca­sa na­tal en Fuen­te Va­que­ros, muy cer­ca de Gra­na­da, don­de na­ció el 5 de ju­nio de 1898. Era hi­jo del prós­pe­ro agri­cul­tor Fe­de­ri­co Gar­cía Ro­drí­guez y la maes­tra Vi­cen­ta Lor­ca Ro­me­ro. Es­ta ca­sa es un mu­seo des­de la dé­ca­da de 1980, cuan­do se creó el Pa­tro­na­to Fe­de­ri­co Gar­cía Lor­ca.

El poe­ta vi­vió en Fuen­te Va­que­ros has­ta los on­ce años y lue­go se fue a Gra­na­da con su fa­mi­lia. Allí vi­vió y es­tu­dió piano has­ta que ini­ció sus es­tu­dios uni­ver­si­ta­rios. En 1919 lle­gó a Ma­drid pa­ra ins­ta­lar­se en la Re­si­den­cia de Es­tu­dian­tes, don­de se ha­ría ami­go de Juan Ra­món Gi­mé­nez, Sal­va­dor Da­lí y Luis Bu­ñuel.

Lo cier­to es que 2018 es un año de aniver­sa­rios. Se cum­plen 120 años del na­ci­mien­to del poe­ta y ade­más 100 años de la pu­bli­ca­ción de su pri­mer li­bro, “Im­pre­sio­nes y pai­sa­jes”. Co­mo di­jo re­cien­te­men­te el al­cal­de gra­na­dino, Fran­cis­co Cuen­ca, la idea es “sal­dar la deu­da de Gra­na­da con Gar­cía Lor­ca”, así co­mo Má­la­ga lo hi­zo con Pi­cas­so. Por eso, a lo lar­go de to­do el año ha­brá un ca­len­da­rio de ac­ti­vi­da­des di­se­ña­do con el apo­yo del Mi­nis­te­rio de Cul­tu­ra de Es­pa­ña, la Dipu­tación de Gra­na­da, el Ayun­ta­mien­to de la ciu­dad y la Fun­da­ción Lor­ca.

En ju­nio de 2018 el archivo y le­ga­do del poe­ta lle­ga­rá des­de Ma­drid al Cen­tro Lor­ca de Gra­na­da. Es una do­cu­men­ta­ción in­va­lo­ra­ble, que es­ta­ba en la Re­si­den­cia de Es­tu­dian­tes de Ma­drid. “Una ha­bi­ta­ción pro­pia, Fe­de­ri­co Gar­cía Lor­ca en la Re­si­den­cia de Es­tu­dian­tes 1919-1936”, es la ex­po­si­ción abier­ta en es­te mes de mar­zo en el Cen­tro Lor­ca de Gra­na­da. Es un edi­fi­cio mo­derno inau­gu­ra­do en 2015 en la Pla­za Ro­ma­ni­lla, en pleno cen­tro de la ciu­dad. En es­te cen­tro cul­tu­ral se alo­ja­rán aho­ra más de cin­co mil do­cu­men­tos re­la­cio­na­dos con el es­cri­tor: hay ma­nus­cri­tos y car­tas per­so­na­les, fo­to­gra­fías, pin­tu­ras, par­ti­tu­ras mu­si­ca­les y ro­pas, en­tre otros ob­je­tos per­so­na­les.

En abril, den­tro de la 37° edi­ción de la Fe­ria del Li­bro de Gra­na­da, no fal­ta­rá un es­pa­cio de­di­ca­do a Fe­de­ri­co Gar­cía Lor­ca. Se pre­sen­ta­rá la reedición del li­bro “Im­pre­sio­nes y pai­sa­jes”, ha­brá una ex­po­si­ción re­la­cio­na­da con es­te li­bro y la in­fluen­cia del am­bien­te de Gra­na­da a co­mien­zos del si­glo XX en la vi­da y obra del es­cri­tor. Tam­bién se po­drá ver un fil­me do­cu­men­tal so­bre el te­ma, obra de Jo­sé Sán­chez Mon­tes.

La Ofi­ci­na de Tu­ris­mo de Gra­na­da di­se­ñó un iti­ne­ra­rio que in­clu­ye vi­si­tas guia­das a Fuen­te Va­que­ros, a la Ca­sa Mu­seo Lor­ca en el pue­blo de Val­de­rru­bio (fue el do­mi­ci­lio ru­ral de la fa­mi­lia en­tre 1905 y 1909) ade­más de va­rios si­tios en Gra­na­da. Pa­ra el fi­nal, a unos 10 km de Gra­na­da es­tán los pa­ra­jes ru­ra­les de la Sierra de Alfacar y el ba­rran­co de Viz­nar, don­de el poe­ta fue eje­cu­ta­do en agos­to de 1936

jun­to a otras víc­ti­mas del fran­quis­mo. Co­mo ano­ta Gib­son, uno de ellos era Diós­co­ro Ga­lin­do Gon­zá­lez, un maes­tro de­fen­sor de la es­cue­la lai­ca y no re­li­gio­sa. Los otros eran dos ban­de­ri­lle­ros li­ga­dos al mun­do del to­reo, Joa­quín Ar­co­llas Ca­be­zas y Fran­cis­co Ba­la­dí Mel­gar, mi­li­tan­tes del anar­quis­mo es­pa­ñol.

Vein­te si­tios pa­ra co­no­cer

En Gra­na­da y sus al­re­de­do­res se di­se­ñó un iti­ne­ra­rio por una vein­te­na de si­tios re­la­cio­na­dos con la vi­da y obra de Gar­cía Lor­ca.

La ru­ta te­má­ti­ca arran­ca con la Huer­ta de San Vi­cen­te. En­tre las vi­vien­das de la fa­mi­lia en el cen­tro de Gra­na­da, es­ta­ban la Ca­sa Ace­ra del Da­rro 50 y la Ca­sa Ace­ra del Ca­sino 31. El Ca­fé Ala­me­da, don­de hoy fun­cio­na el res­tau­ran­te Chi­ki­to, era en­tre los años 1915 y 1929 el lu­gar de reunión de la bohe­mia lo­cal. La ca­sa de los her­ma­nos Luis y Ge­rar­do Ro­sa­les, ubi­ca­da don­de hoy es­tá el Ho­tel Rei­na Cris­ti­na y el res­tau­ran­te Rin­cón de Lor­ca, fue el lu­gar don­de el poe­ta se re­fu­gió el 18 de ju­lio de 1936, pe­ro el 16 de agos­to fue de­te­ni­do y tras­la­da­do al Go­bierno Ci­vil.

En la Pla­za de la Uni­ver­si­dad es­tá la Fa­cul­tad de De­re­cho, don­de se di­plo­mó en 1923. En el ho­tel Al­ham­bra Pa­la­ce, que tie­ne más de cien años, es­tá pre­ser­va­do el pe­que­ño tea­tro que fue es­ce­na­rio de es­pec­tácu­los: aquí lo ho­me­na­jea­ron en 1929 por su obra tea­tral “Ma­ria­na Pi­ne­da” y lue­go da­ría un re­ci­tal con su “Ro­man­ce­ro Gi­tano”. En la ca­sa mu­seo don­de vi­vió Ma­nuel de Fa­lla, es­te cé­le­bre músico y el poe­ta com­par­tie­ron char­las y lec­tu­ras. Am­bos im­pul­sa­rían en 1922 el Con­cur­so de Can­te Jon­do. En Mesones 52 es­ta­ba la im­pren­ta Ventura Tre­ve­set, edi­to­ra del pri­mer li­bro de Gar­cía Lor­ca, “Im­pre­sio­nes y pai­sa­jes”. El Mu­seo An­gel Ba­rrios en la for­ta­le­za de la Al­ham­bra re­crea la ta­ber­na El Po­li­na­rio, que fue si­tio de reunión de ar­tis­tas gra­na­di­nos.

Los res­tos de Gar­cía Lor­ca nun­ca pu­die­ron ser iden­ti­fi­ca­dos con se­gu­ri­dad, a pe­sar de las bús­que­das más re­cien­tes. Pe­ro aún vi­ve en sus obras y pen­sa­mien­tos. Co­mo cuan­do de­cía: “Me sor­pren­do mu­cho cuan­do creen que esas co­sas que hay en mis obras son atre­vi­mien­tos míos, au­da­cias de poe­ta. No. Son de­ta­lles au­tén­ti­cos, que a mu­cha gen­te le pa­re­cen ra­ros por­que es ra­ro tam­bién acer­car­se a la vi­da con es­ta ac­ti­tud tan sim­ple y tan po­co prac­ti­ca­da, ver y oir”. ■

Sím­bo­lo. En 2010 fue ins­ta­la­da una es­ta­tua del poe­ta jun­to a la Ave­ni­da de la Cons­ti­tu­ción, en Gra­na­da.

Ho­gar. Una vis­ta del in­te­rior de la ca­sa na­tal del poe­ta en Fuen­te Va­que­ros, trans­for­ma­da en mu­seo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.