SE ACER­CA EL 5 G, LEN­TA­MEN­TE...

Clarin - Viva - - Tecno - TO­MAS BALMACEDA DOC­TOR EN FI­LO­SO­FÍA Y DO­CEN­TE UNI­VER­SI­TA­RIO. PE­RIO­DIS­TA ES­PE­CIA­LI­ZA­DO EN TEC­NO­LO­GIA. tec­no­vi­va@cla­rin.com

Mien­tras que los lec­to­res más gran­des re­cor­da­rán cuan­do los men­sa­jes de tex­tos o SMS eran la ma­ne­ra más no­ve­do­sa de co­mu­ni­car­se con al­guien, y otros vi­vie­ron el des­em­bar­co del 3G, to­dos re­cor­da­mos cuan­do se lan­zó el 4G aquí ha­ce po­co. Si bien las pro­me­sas de ul­tra ve­lo­ci­dad no se cum­plie­ron de ma­ne­ra sos­te­ni­da en to­do el país –ya que la co­nec­ti­vi­dad de nues­tras re­des es una de las gran­des falencias a las que nos en­fren­ta­mos no só­lo en Ar­gen­ti­na, sino en to­da Amé­ri­ca La­ti­na– ya es­ta­mos acos­tum­bra­dos a la idea de po­der re­ci­bir y trans­mi­tir da­tos con tal ra­pi­dez que per­mi­te, por ejem­plo, que vea­mos se­ries por strea­ming sin ne­ce­si­dad de es­tar co­nec­ta­dos a WiFi. En el res­to del mun­do ya se im­ple­men­ta el si­guien­te pa­so, las re­des 5G, que ha­bi­li­tan no só­lo más ve­lo­ci­dad sino tam­bién ma­yor agi­li­dad pa­ra asu­mir el si­guien­te re­to: la co­ne­xión de más ob­je­tos a In­ter­net, co­mo au­tos y edi­fi­cios; la apa­ri­ción de apli­ca­cio­nes más de­man­dan­tes y la mu­dan­za ca­si com­ple­ta de da­tos a la nu­be. Aun­que es­tá en sus pri­me­ras fa­ses, com­pa­ñías co­mo In­tel y crea­do­res de te­lé­fo­nos co­mo Hua­wei, Sam­sung y Mo­to­ro­la es­tán li­de­ran­do la po­pu­la­ri­za­ción de es­ta tec­no­lo­gía en las prin­ci­pa­les ciu­da­des, cu­ya adop­ción de­be­ría ser más rá­pi­da que la de ge­ne­ra­cio­nes pre­vias. Vi­vir en un mun­do 5G per­mi­ti­rá sa­car pro­ve­cho com­ple­to de las po­si­bi­li­da­des de una co­nec­ti­vi­dad que ver­da­de­ra­men­te en­ri­quez­ca nues­tra vi­da co­ti­dia­na y po­ten­cie los lí­mi­tes de nues­tro tra­ba­jo y nues­tra vi­da per­so­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.