Fue­ron con­de­na­dos a per­pe­tua por ma­tar a gol­pes a un jo­ven. Un re­cur­so pre­sen­ta­do por su abo­ga­da lle­gó a la Cor­te Su­pre­ma, que or­de­nó re­vi­sar el fa­llo.

La his­to­ria de cua­tro her­ma­nos presos des­de ha­ce 10 años, sin sen­ten­cia fir­me

Clarin - - POLICIALES - Er­nes­to Azar­ke­vich mi­sio­nes@clarin.com

Cua­tro her­ma­nos de Mi­sio­nes es­tán de­te­ni­dos des­de ha­ce diez años por un ho­mi­ci­dio que to­da­vía no tie­ne sen­ten­cia fir­me. Una de­fen­so­ra ofi­cial lle­gó has­ta la Cor­te Su­pre­ma de Jus­ti­cia de la Na­ción, que de­ci­dió en­viar de vuel­ta el ex­pe­dien­te a la pro­vin­cia pa­ra que sea re­vi­sa­do por el Su­pe­rior Tri­bu­nal de Jus­ti­cia, que no tie­ne pla­zos pa­ra ex­pe­dir­se.

El fa­llo be­ne­fi­cia a los her­ma­nos Norberto Os­val­do (38), Cris­tó­bal Ar­gen­tino (33), Ma­nuel Pas­tor (40) y Fer­mín Ariel Flei­tas (36), quie­nes si­guen alo­ja­dos en una uni­dad del Ser- vi­cio Pe­ni­ten­cia­rio Pro­vin­cial.

La ba­ta­lla ju­di­cial es li­bra­da por la de­fen­so­ra ofi­cial N° 2 de Po­sa­das, Né­li­da Ana Amiel, quien sos­tu­vo el re­cur­so de que­ja an­te la Cor­te lue­go del re­cha­zo a los su­ce­si­vos plan­teos que reali­zó an­te el Tri­bu­nal que dic­tó el fa­llo, y an­te el Su­pe­rior Tri­bu­nal de Jus­ti­cia.

Ri­car­do Lo­ren­zet­ti, He­le­na High- ton de No­las­co, Juan Car­los Maqueda, Car­los Ro­sen­krantz y Ho­ra­cio Ro­sat­ti ad­vir­tie­ron en su fa­llo que el aná­li­sis del ex­pe­dien­te de­be rea­li­zar­se tan­to so­bre cues­tio­nes de de­re­cho como de prue­ba, tal como lo es­ta­ble­ce la ju­ris­pru­den­cia es­ta­ble­ci­da por el “Ca­so Ca­sal”, en 2005. Los her­ma­nos Flei­tas es­tán de­te­ni­dos des­de fi­nes de mar­zo de 2007. Dos años después fue­ron con­de­na­dos a per­pe­tua por ha­ber ase­si­na­do a gol­pes a Cle­men­te Saúl Ra­mí­rez, de 19 años. El cri­men ocu­rrió en la zo­na ru­ral de la lo­ca­li­dad de Ca­pio­ví, 125 ki­ló­me­tros al nor­te de Po­sa­das.

El jo­ven, que te­nía in­ten­cio­nes de ini­ciar una re­la­ción amo­ro­sa con una her­ma­na me­nor de los Flei­tas, mu­rió a cau­sa de una frac­tu­ra de crá­neo y otros gol­pes que le die­ron los her­ma­nos. Norberto, co­no­ci­do como “Caín”, fue el úni­co que rom­pió el si­len­cio. Se atri­bu­yó to­da la res­pon­sa­bi­li­dad del cri­men e in­ten­tó des­vin­cu­lar a sus otros cua­tro her­ma­nos, aun­que fi­nal­men­te só­lo uno fue ab­suel­to por el be­ne­fi­cio de la du­da.

El acu­sa­do di­jo que gol­peó a Ra­mí­rez por­que és­te lo ata­có con un un cu­chi­llo cuan­do se cru­za­ron en un ca­mino ru­ral. Se­gún re­la­tó, el en­cuen­tro se dio cuan­do él re­gre­sa­ba de otro pa­ra­je de la zo­na, don­de ha­bía es­ta­do en com­pa­ñía de una mujer a la que no iden­ti­fi­có. Con­tó que se de­fen­dió y gol­peó a la víc­ti­ma con un pe­que­ño

pa­lo de es­co­ba que so­lía lle­var como ele­men­to de de­fen­sa.

Pa­ra los in­ves­ti­ga­do­res, su re­cons­truc­ción de las cir­cuns­tan­cias del ho­mi­ci­dio fue fal­sa. La fis­cal Li­lia­na Pi­ca­zo sos­tu­vo que Cle­men­te fue ata­ca­do por los cua­tro her­ma­nos Flei­tas. La mé­di­ca fo­ren­se Hel­ga Su­la­mi­ta Segovia des­car­tó que el mor­tal gol­pe ha­ya si­do da­do con un pa­lo de es­co­ba. “Era un ele­men­to mu­cho más pe­sa­do”, afir­mó du­ran­te el jui­cio.

En el lu­gar, la Po­li­cía es­ta­ble­ció que el cuer­po de Ra­mí­rez fue arras­tra­do más de 50 me­tros has­ta un pi­nar, don­de lo cu­brie­ron con ho­jas se­cas. Dos días después fue ha­lla­do por la Po­li­cía.

Las du­das so­bre la res­pon­sa­bi­li­dad de los her­ma­nos sur­gió lue­go que su cu­ña­do y su­pues­to tes­ti­go del cri­men, Ser­gio Men­do­za, ase­gu­ra­ra que de­cla­ró en con­tra de los Flei­tas por­que fue pre­sio­na­do por la Po­li­cía. Los jue­ces no le cre­ye­ron . Aho­ra una re­so­lu­ción de la Cor­te Su­pre­ma obli­ga a re­vi­sar las prue­bas que sos­tu­vie­ron las du­ra con­de­na.

PRIMERA EDI­CIÓN

En el jui­cio. Los her­ma­nos Norberto, Cris­tó­bal, Ma­nuel y Fer­mín Flei­tas fue­ron con­de­na­dos a per­pe­tua en 2009.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.