Arres­tan a un sos­pe­cho­so de 18 años y te­men por otro ata­que en Lon­dres

Tie­ne 18 años y no se in­for­mó su iden­ti­dad. Vi­vía con una pa­re­ja con­de­co­ra­da por la Rei­na por ayu­dar a chi­cos vul­ne­ra­bles. La po­li­cía bus­ca­ba ano­che más cóm­pli­ces.

Clarin - - TAPA - PA­RIS. CORRESPONSAL Ma­ría Lau­ra Avig­no­lo mla­vig­no­lo@cla­rin.com

La Po­li­cía bri­tá­ni­ca de­tu­vo a un jo­ven que ha­bría pues­to la bom­ba que el viernes es­ta­lló en un va­gón del subte lon­di­nen­se. Ade­más, bus­ca­ban ex­plo­si­vos en la ca­sa de una mu­jer que le da­ba re­fu­gio y ha­bía si­do con­de­co­ra­da por la Rei­na. Hay aler­ta por te­mor a otro aten­ta­do.

Con Gran Bre­ta­ña en aler­ta “crí­ti­ca” an­te el te­mor de otro aten­ta­do in­mi­nen­te que bus­can abor­tar y un día des­pués de la ex­plo­sión de una bom­ba en el subte en la es­ta­ción Par­sons Green, la po­li­cía de­tu­vo a un jo­ven de 18 años que bus­ca­ba huir del país desde la ter­mi­nal de ferry de Do­ver a las 8 de la ma­ña­na de ayer, en el sur del reino. Fue in­te­rro­ga­do en un de­par- ta­men­to al sur de Lon­dres ba­jo el ac­ta te­rro­ris­ta del año 2000.

Al me­dio­día las fuer­zas de se­gu­ri­dad eva­cua­ron el área de Sun­bury on Tha­mes y die­ron un mi­nu­to a sus re­si­den­tes para ir­se. Así co­men­zó una ope­ra­ción en una ca­sa de con­da­do de Su­rrey, en los Ho­me Coun­ties del reino, don­de se han ins­ta­la­do ro­bots y ex­per­tos an­ti­ex­plo­si­vos. La ca­sa per­te­ne­ce a Ro­nald y Pe­né­lo­pe Jo­nes, una pa­re­ja que du­ran­te 40 años ha cria­do y edu­ca­do a 268 chi­cos re­fu­gia­dos en Gran Bre­ta­ña. Fue­ron con- de­co­ra­dos por la rei­na Isa­bel per­so­nal­men­te en 2010 por su rol en la pro­tec­ción de chi­cos vul­ne­ra­bles.

La po­li­cía no in­for­mó si el sos­pe­cho­so de­te­ni­do vi­vió en esa ca­sa o se­guía allí alo­ja­do como re­fu­gia­do. Pe­ro re­ve­ló que en­con­tra­ron “va­rios ele­men­tos im­por­tan­tes para la in­ves­ti­ga­ción” al ser de­te­ni­do en la ter­mi­nal de Do­ver. Los ve­ci­nos en Su­rrey con­ti­nua­ban ano­che eva­cua­dos y han si­do tras­la­da­dos a un ho­tel en Shep­per­ton has­ta que la po­li­cía li­be­re el área.

Tes­ti­mo­nios de los ve­ci­nos sos­tie- nen que la po­li­cía “ha­bría en­con­tra­do una bom­ba” en Ca­ven­dish Road, en Sun­bury on Tha­mes, des­pués de la eva­cua­ción de 200 per­so­nas en el área, que fue­ron tras­la­da­das al Stai­nes Rugby Foot­ball Club. Pe­ro na­die dio ex­pli­ca­cio­nes ofi­cia­les cuan­do fue­ron re­ci­bi­dos con té y ga­lle­ti­tas. Solo les ad­vir­tie­ron que de­be­rían es­pe­rar “al­gu­nas ho­ras” an­tes de po­der re­gre­sar a sus ca­sas y lue­go con­fir­ma­ron a la pren­sa que es­ta­ba vin­cu­la­do al aten­ta­do en Par­sons Green. La po­li­cía pa­tru­lla­ba el área desde el viernes a la no­che, se­gún la ob­ser­va­ción de los ve­ci­nos, en un área de ca­sas de dos plan­tas y la­dri­llos ro­ji­zos.

Moj­gan Ja­ma­li fue una de las per­so­nas eva­cua­das. “Me die­ron un mi­nu­to para sa­lir con mis tres hi­jos chi­qui­tos. Me fui a la ca­lle y los lle­vé a ha­cer shop­ping por­que ten­go que en­tre­te­ner­los. Ha­bía mu­chos ru­mo­res, un mon­tón de his­to­rias, gen­te di­cien­do es­to o aque­llo. Pe­ro yo no sé. An­tes la po­li­cía vino y me pre­gun­tó si po­día­mos ocu­par­nos de otra fa­mi­lia en nues­tra ca­sa. Es lo que hi­ci­mos. Lue­go vol­vie­ron y di­je­ron que te­nía­mos un mi­nu­to para ir­nos”, con­tó Moj­gan.

La po­li­cía ha iden­ti­fi­ca­do a tra­vés de las cá­ma­ras de vi­gi­lan­cia al sos­pe­cho­so de ha­ber co­lo­ca­do la bom­ba en la es­ta­ción Par­sons Green el viernes, en un tren que lle­gó a los 8 y 20 de la ma­ña­na a ese lu­gar en el sud­oes­te de Lon­dres. Pe­ro no han da­do a co­no­cer su ima­gen ni su nom­bre has­ta aho­ra. Es­pe­cia­lis­tas de se­gu­ri­dad es­pe­cu­lan que se han en­con­tra­do con una cé­lu­la y no quie­ren dar in­di­cios has­ta que no en­cuen­tren a los otros sos­pe­cho­sos y sus víncu­los.

La po­li­cía re­cla­ma a la gen­te “con­ti­nuar con su vi­da nor­mal y man­te­ner­se cal­mas pe­ro aler­tas”. An­te cual­quier preo­cu­pa­ción o sos­pe­cha de­ben con­tac­tar a las au­to­ri­da­des. La po­li­cía me­tro­po­li­ta­na ya ha en­tre­vis­ta­do a 47 tes­ti­gos y vis­to 77 imá­ge­nes de vi­deos apor­ta­dos por el pú­bli­co del mo­men­to del aten­ta­do.

Cuan­do avan­za­ban en ese pro­ce­so, el pre­si­den­te nor­te­ame­ri­cano Do­nald Trump anun­ció por Twitter que Scotland Yard es­ta­ba “de­trás de los pa­sos” de los sos­pe­cho­sos. Un ac­to de in­dis­cre­ción, que vol­vió a ten­sio­nar el víncu­lo en­tre los ser­vi­cios se­cre­tos bri­tá­ni­cos y Es­ta­dos Uni­dos. La primera mi­nis­tra The­re­sa May lo dis­cu­tió con Trump por te­lé­fono.

La mi­nis­tra del In­te­rior, Am­ber Rudd, par­ti­ci­pó en otra reunión de emer­gen­cia ayer a la tar­de. A la salida des­cri­bió la de­ten­ción del jo­ven en Do­ver como “muy sig­ni­fi­ca­ti­va”. “Es un hom­bre y de­be­mos es­tar se­gu­ros de con­tar con todos los ma­te­ria­les que él ha po­di­do re­co­ger”, ex­pli­có.

Des­pués de du­dar a lo lar­go de viernes, el Cen­tro de Aná­li­sis con­jun­to de Te­rro­ris­mo acon­se­jó a la primera mi­nis­tra ele­var el aler­ta de “se­ve­ra” a “crí­ti­ca” el viernes por la no­che, an­te el te­mor de que ha­ya ac­cio­nes de imi­ta­ción y la pro­ba­ble exis­ten­cia de una se­gun­da bom­ba, que es la que bus­ca­ban en el alla­na­mien­to en Su­rrey para evi­tar otro aten­ta­do.

Sun­bury on Tha­mes se en­cuen­tra a só­lo 37 mi­nu­tos de tren de la es­ta­ción de Wim­ble­don, don­de ini­ció su viaje el tren en el que ex­plo­tó el ta­rro con pe­ró­xi­do de hi­dró­geno y lu­ces de Na­vi­dad como fu­si­bles uni­dos a un tem­po­ri­za­dor, que no de­to­nó en su to­ta­li­dad. Si lo hu­bie­ra he­cho, los es­pe­cia­lis­tas con­si­de­ran que po­dría ha­ber pro­vo­ca­do de­ce­nas de víc­ti­mas.

May ad­vir­tió que se ve­rían pa­tru­llas con ar­mas en las ca­lles cuan­do la tra­di­ción es que sus fuer­zas de se­gu­ri­dad no es­tán en general ar­ma­das. Mu­chos ac­ti­vi­da­des de los po­li­cías van a ser trans­fe­ri­das a los sol­da­dos y a las fuer­zas es­pe­cia­les del SAS, que han en­tre­na­do a la po­li­cía en có­mo reac­cio­nar fren­te a ac­tos te­rro­ris­tas a la ho­ra de dis­pa­rar. El aler­ta se man­tie­ne crí­ti­ca. Só­lo 3 de los 29 he­ri­dos en el aten­ta­do con­ti­nua­ban en el hos­pi­tal. El tren te­nía ca­pa­ci­dad para 1000 pa­sa­je­ros e iba com­ple­to. El gru­po te­rro­ris­ta ISIS se atri­bu­yó el aten­ta­do el viernes, se­gún un co­mu­ni­ca­do di­fun­di­do en Aq­ma, la agen­cia que in­for­ma de sus ac­cio­nes.

AFP

Vi­gi­lan­cia. La po­li­cía bri­tá­ni­ca alla­nó una ca­sa en Su­rrey, cer­ca de Lon­dres, don­de el sos­pe­cho­so ha­bría vi­vi­do an­tes de co­lo­car una bom­ba ca­se­ra el viernes úl­ti­mo en el subte.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.