El lí­der nor­co­reano di­ce que bus­ca un “equi­li­brio nu­clear” con EE.UU.

Ase­gu­ra que de esa ma­ne­ra Was­hing­ton no se atre­ve­rá a ha­blar de una “op­ción mi­li­tar con­tra Co­rea del Nor­te”.

Clarin - - EL MUNDO -

El lí­der nor­co­reano Kim Jong-un re­apa­re­ció es­te fin de se­ma­na para lan­zar otro de sus men­sa­jes in­quie­tan­tes. Pri­me­ro de­jó en cla­ro que con­ti­nua­rá desa­rro­llan­do el pro­gra­ma ató­mi­co y mi­si­lís­ti­co pe­se a las san­cio­nes de la ONU, y lue­go ad­vir­tió que su ob­je­ti­vo fi­nal es al­can­zar un “equi­li­brio nu­clear” con Es­ta­dos Uni­dos.

En de­cla­ra­cio­nes di­fun­di­das por la agen­cia es­ta­tal KCNA, Kim co­men­zó ar­gu­men­tan­do que el lan­za­mien­to del mi­sil de me­diano al­can­ce de ti­po Hwa­song-12 que el viernes so­bre­vo­ló Ja­pón an­tes de caer al océano Pa­cí­fi­co, re­sul­tó un éxi­to y que sir­vió para “in­cre­men­tar el po­de­río bé­li­co nu­clear” de Co­rea del Nor­te.

“La me­ta fi­nal es es­ta­ble­cer el equi­li­brio de fuer­zas real con Es­ta­dos Uni­dos para que los go­ber­nan­tes es­ta­dou­ni­den­ses no se atre­van a se­guir hablando de op­ción mi­li­tar con­tra Co­rea del Nor­te”, se­ña­ló lue­go Kim.

En la mis­ma lí­nea, com­ple­tó: “De­be­ría­mos de­mos­trar a las gran­des po- ten­cias na­cio­na­lis­tas có­mo nues­tro Es­ta­do al­can­za la me­ta de do­tar­se de un ar­ma nu­clear a pe­sar de sus reite­ra­das san­cio­nes y blo­queo”.

Las fo­to­gra­fías pu­bli­ca­das por la pren­sa es­ta­tal nor­co­rea­na mues­tran el dis­pa­ro del mi­sil del viernes desde un lan­za­dor ins­ta­la­do en un ca­mión, y a Kim son­rien­te mien­tras aplau­de y ele­va el pu­ño en se­ñal de fes­te­jo desde un pues­to de ob­ser­va­ción.

El Con­se­jo de Se­gu­ri­dad de la ONU acu­só a Co­rea del Nor­te de so­ca­var la paz y la se­gu­ri­dad re­gio­nal y se­ña­ló que las prue­bas nu­clea­res y de cohe­tes de Pyong­yang “han sus­ci­ta­do gra­ves preo­cu­pa­cio­nes de se­gu­ri­dad en todo el mun­do”, y cons­ti­tu­yen una ame­na­za con­tra los 193 Es­ta­dos miem­bros de la ONU.

Lan­za­do desde un lu­gar cer­cano a Pyong­yang, el pro­yec­til atra­ve­só par­te de Ja­pón y re­co­rrió unos 3.700 ki­ló­me­tros ha­cia el es­te, al­can­zan­do una al­ti­tud de 770 ki­ló­me­tros an­tes de hun­dir­se en aguas del Pa­cí­fi­co.

Los can­ci­lle­res de los paí­ses miem­bros del Con­se­jo de Se­gu­ri­dad de la ONU, in­clu­yen­do Chi­na y Ru­sia, alia­dos crí­ti­cos de Kim, se re­uni­rán el jue­ves para ana­li­zar có­mo con­te­ner el avan­ce del ré­gi­men nor­co­reano.

Los dis­pa­ros de mi­si­les, “así como otras ac­cio­nes re­cien­tes y de­cla­ra­cio- nes” de Norcorea “mi­nan de­li­be­ra­da­men­te la paz re­gio­nal y la es­ta­bi­li­dad”, se­ña­ló el Con­se­jo de Se­gu­ri­dad en un co­mu­ni­ca­do. En tan­to, el pre­si­den­te sur­co­reano Moon Jae-In di­jo an­te el Con­se­jo de Se­gu­ri­dad na­cio­nal que el diá­lo­go con el Nor­te es “im­po­si­ble en se­me­jan­te si­tua­ción”.

AFP

Hu­mo. Kim Jong-Un ob­ser­va el lan­za­mien­to del mi­sil, el viernes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.