Los Kirch­ner ver­sus los De Vi­do, una re­la­ción sin re­torno

La ex pre­si­den­ta no res­pon­dió pre­gun­tas, ne­gó ha­ber la­va­do di­ne­ro e in­sis­tió en su te­sis de que es per­se­gui­da. Di­jo que des­de que asu­mió el Pre­si­den­te le “ar­man” cau­sas.

Clarin - - TAPA - Lu­cía Sa­li­nas lsa­li­nas@cla­rin.com

La­li Mi­ni­ce­lli, la es­po­sa del de­te­ni­do Ju­lio De Vi­do, es­ta­lló ayer con­tra Cris­ti­na Kirch­ner. “Ha te­ni­do un ges­to in­hu­mano”, se que­jó por­que la ex pre­si­den­ta ha­bía di­cho que “no po­nía las ma­nos en el fue­go” por su ma­ri­do. “Nos co­no­ce­mos de to­da la vi­da y en es­te mo­men­to me sien­to de­frau­da­da”, agre­gó la mu­jer. La re­la­ción en­tre los Kirch­ner y los De Vi­do en­tró en una eta­pa de reac­cio­nes vol­cá­ni­cas que no tie­ne re­torno. Y to­do se agra­va con el enojo del ex mi­nis­tro K, quien se sien­te aban­do­na­do por es­tar en pri­sión.

La ex pre­si­den­ta tie­ne una cau­sa ele­va­da a jui­cio oral y cuen­ta con tres pro­ce­sa­mien­tos.

Cris­ti­na Kirch­ner tu­vo un pa­so fu­gaz por Co­mo­do­ro Py don­de se pre­sen­tó ayer pa­ra pres­tar de­cla­ra­ción in­da­ga­to­ria en la cau­sa Ho­te­sur que lle­va ade­lan­te el juez Ju­lián Er­co­li­ni y en la que es in­ves­ti­ga­da jun­to a sus hi­jos Má­xi­mo y Flo­ren­cia por su­pues­to la­va­do de di­ne­ro. Fue su in­da­ga­to­ria más bre­ve. De he­cho, en la pre­via ha­bía pe­di­do a la mi­li­tan­cia que no la acom­pa­ñe. Fren­te al juez no qui­so que le lean la impu­tación, di­jo que to­do era una "fic­ción de ju­rí­di­ca", se ne­gó a res­pon­der pre­gun­tas, en­tre­gó un es­cri­to don­de pi­dió su so­bre­sei­mien

to y apun­tó con­tra el pre­si­den­te Mau­ri­cio Ma­cri. Ade­más, de­fen­dió sus ne-

go­cios con Lá­za­ro Báez: di­jo que fue­ron "le­gí­ti­mos".

La ci­ta ori­gi­nal era a las 10, pe­ro por te­ner una ac­ti­vi­dad po­lí­ti­ca en el co­nur­bano bo­nae­ren­se, la ex Pre­si­den­ta pi­dió ade­lan­tar una ho­ra su in­da­ga­to­ria. A las 9, en el cuar­to pi­so de Co­mo­do­ro Py, se pre­sen­tó an­te el juez Er­co­li­ni y el fis­cal Ge­rar­do Po­lli­ci­ta a quie­nes sa­lu­dó de mo­do for­mal, pe-

ro sin ocul­tar su mo­les­tia por una impu­tación que se­ña­ló "no com­pren­der" y que la mis­ma "no es del to­do cla­ra".

Por quin­ta vez, la elec­ta se­na­do­ra tu­vo que pre­sen­tar­se an­te la Jus­ti

cia pa­ra de­cla­rar en una cau­sa don­de es in­ves­ti­ga­da­por la­va­do de ac­ti­vos jun­to a Báez, su ex so­cio co­mer­cial, pre­so ha­ce 16 me­ses. An­te el ma­gis­tra­do y el fis­cal la ex pre­si­den­ta no res­pon­dió pre­gun­tas. Cuan­do se le iba a leer su impu­tación, en tono fir­me la ex pre­si­den­ta no ac­ce­dió, no só­lo di­jo que ya la ha­bía leí­do, sino que "to­do es­to no tie­ne de­ma­sia­do sen­ti­do, los he­chos que se des­cri­ben ya fue­ron juz­ga­dos en sie­te cau­sas con so­bre­sei­mien­to fir­me”.

Con du­ras crí­ti­cas ha­cia el pro­ce­der del Po­der Ju­di­cial, re­mar­có "to­do es­to no es más que un in­men­so

dis­pa­ra­te ju­rí­di­co del cual no pien­so for­mar par­te" y an­tes de re­ti­rar­se di­jo "no me pien­so pres­tar a es­ta fic­ción

de jue­ces que te leen tus de­re­chos pe­ro que lue­go no los apli­can, lo mis­mo pa­ra los fis­ca­les".

Fue en­ton­ces cuan­do ma­ni­fes­tó que Ar­gen­ti­na no tie­ne "es­ta­do de de­re­cho y quie­ro de­jar cons­tan­cia de es­to en es­ta cau­sa". Ac­to se­gui­do, de­jó el es­cri­to de 69 pá­gi­nas, fir­mó la bre­ve ac­ta de la in­da­ga­to­ria y se re­ti­ró. El tex­to de su pre­sen­ta­ción, don­de pi­dió ser so­bre­seí­da, tu­vo co­mo eje cen­tral las crí­ti­cas ha­cia el pre­si­den­te Ma­cri y el ac­cio­nar de la jus­ti­cia, Po­der al que acu­só de ma­ne­jar­se con una "do­ble va­ra".

Ho­te­sur SA es la fir­ma due­ña del ho­tel Al­to Ca­la­fa­te que -des­de 2009 a ju­nio de 2013- ad­mi­nis­tró Lá­za­ro

Báez a tra­vés de Va­lle Mi­tre SRL. Só­lo por ge­ren­ciar el ho­tel, el due­ño del Gru­po Aus­tral pa­gó a la ex Pre­si­den­ta 27.592.110 pe­sos, se­gún con­sig­na un in­for­me pe­ri­cial. El con­tra­to fue

en dó­la­res e in­cluía un ca­non men­sual por la ex­plo­ta­ción co­mer­cial de 40 mil dó­la­res.

Ade­más, con sie­te de sus so­cie­da­des, el em­pre­sa­rio K al­qui­ló ha­bi­ta

cio­nes que nun­ca uti­li­zó de tres ho­te­les de la ex man­da­ta­ria por 11 mi­llo

nes de pe­sos. Pa­ra que Va­lle Mi­tre ten­ga fon­dos pa­ra pa­gar a su úni­co clien­te -Cris­ti­na Kirch­ner-, re­ci­bía di­ne­ro de Aus­tral Cons­truc­cio­nes, la prin­ci­pal con­tra­tis­ta de obra pú­bli­ca en San­ta Cruz. Has­ta 2015, la em­pre­sa ge­ren­cia­do­ra tu­vo in­gre­sos por $ 65 mi­llo­nes de la cons­truc­to­ra.

Es­ta es­truc­tu­ra co­mer­cial buscó, se­gún la acu­sa­ción del fis­cal, con­ver­tir en lí­ci­tos, fon­dos de ori­gen ilí­ci­to. Ho­te­sur ha­bría re­cep­ta­do me­dian­te con­tra­tos si­mu­la­dos fon­dos de otras em­pre­sas de Báez que fue­ron ad­ju­di­ca­ta­rias de obra pú­bli­ca; lue­go el di­ne­ro así re­ci­bi­do ha­bría si­do de­ri-

va­do al pa­go de los cá­no­nes lo­ca­ti­vos co­rres­pon­dien­tes". Es­to se­gún Cris­ti­na es com­ple­ta­men­te "fal­so" y di­jo que la Jus­ti­cia es ca­paz de "es­cri­bir cual­quier dis­pa­ra­te, má­xi­me si con ello se pue­de con­gra­ciar al go­bierno de turno y los me­dios ofi­cia­lis­tas". Así, de­fen­dió los ne­go­cios con Báez y di­jo que se tra­tó de ope­ra­cio­nes co­mer­cia­les "re­gu­la­res y lí­ci­tas que fue­ron de­cla­ra­das an­te los or­ga­nis­mos com­pe­ten­tes, ins­tru­men­ta­das de con­for­mi­dad con las prác­ti­cas le­ga­les, ban­ca­ri­za­das y por las que se pa­ga­ron to­dos los im­pues­tos co­rres­pon­dien­te". Sus prin­ci­pal des­car­go fue con­tra la Jus­ti­cia. "Soy cons­cien­te de que las ex­pli­ca­cio­nes brin­da­das no se­rán con­si­de­ra­das y que la suer­te de es­ta ins­truc­ción ya ha si­do de­ci­di­da", re­mar­có la elec­ta se­na­do­ra. Vol­vió a un reite­ra­do plan­teo: di­jo ser "víc­ti­ma" de cau­sas "ar­ma­das y pro­mo­vi­das" des­de que Ma­cri lle­gó a la Ca­sa Ro

sa­da. Unas lí­neas le de­di­có al her­mano del pre­si­den­te, a quien el po­der ju­di­cial "no impu­ta ni cues­tio­na" por ha­ber blan­quea­do ca­si US$ 40 mi­llo­nes de pro­ce­den­cia ilí­ci­ta diez ve­ces el va­lor del ho­tel Al­to Ca­la­fa­te".

En la mis­ma lí­nea ar­gu­men­ta­ti­va, di­jo que la Jus­ti­cia tie­ne una "do­ble va­ra". Ya que "no in­ves­ti­ga a fun­cio­na­rios del ac­tual go­bierno".

Cris­ti­na Kirch­ner cuen­ta con una cau­sa ele­va­da a jui­cio oral y tres pro­ce­sa­mien­tos y re­cien­te­men­te de­cla­ró acu­sa­da de en­cu­bri­mien­to del aten­ta­do a la AMIA.

PE­DRO LÁ­ZA­RO FER­NÁN­DEZ

Sa­li­da. La ex pre­si­den­ta Cris­ti­na Kirch­ner con me­dia son­ri­sa y el pe­lo al vien­to al sa­lir de de­cla­rar an­te el juez Er­co­li­ni que la in­ves­ti­ga por su­pues­to la­va­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.