Vi­ral. Pa­ra el sá­ba­do con­vo­ca­ron a dos pro­tes­tas: una en Ti­gre y otra en la Bris­tol. Has­ta el crea­dor del com­ple­jo las apo­yó. Me­mes, crí­ti­cas y ma­tea­das ma­si­vas en res­pues­ta al po­lé­mi­co au­dio de Nor­del­ta

Clarin - - SO­CIE­DAD -

Es muy im­por­tan­te la reac­ción de la gen­te an­te es­ta ac­ti­tud inex­pli­ca­ble: los nor­del­te­ños es­tán en con­tra de una vi­sión que no só­lo hay en Nor­del­ta sino tam­bién en Bue­nos Ai­res”. Eduar­do Cos­tan­ti­ni Crea­dor de Nor­del­ta

Son cin­co mi­nu­tos y trein­ta y cua­tro se­gun­dos de un mo­nó­lo­go pri­va­do que, a fuer­za de la op­ción “Reen­viar”, re­co­rrió los ce­lu­la­res de mi­llo­nes de ar­gen­ti­nos. En el au­dio de What­sApp que se vi­ra­li­zó des­de el mar­tes, Cint­hia Dhers cuen­ta que es ci­ru­ja­na, que com­pró un de­par­ta­men­to por 200.000 dó­la­res en un ba­rrio de Nor­del­ta, y que es “una mu­jer nor­mal” con “de­ter­mi­na­dos có­di­gos de es­té­ti­ca vi­sual y de es­té­ti­ca mo­ral”. Ase­gu­ra que le mo­les­ta ver “gen­te en una re­po­se­ra de Mar del Pla­ta to­man­do ma­te” y “pe­rros que gri­tan” en las cer­ca­nías de la pi­le­ta del con­do­mi­nio, y que se tra­ta de “gen­te que vie­ne de ba­rrios vi­sual­men­te no tan bue­nos”: “La gen­te es de dé­ci­ma ca­te­go­ría, son unos gra­sas”, re­ma­ta.

El au­dio se vol­vió te­ma de con­ver­sa­ción cen­tral en cien­tos de gru­pos de What­sApp y creó un per­so­na­je nue­vo: “La che­ta de Nor­del­ta”. Se vol­vió me­mes: uno mues­tra a Ho­me­ro Sim­pson con­vi­dá­no­le un ma­te a su ve­ci­na y a esa ve­ci­na ce­rrán­do­le la per­sia­na en la ca­ra; y hay otro en el que el ne­ne de la pe­lí­cu­la “Sex­to sen­ti­do” re­em­pla­za su cé­le­bre fra­se, “veo gen­te muer­ta”, por “veo gen­te to­man­do ma­te co­mo en la Bris­tol”. Uno más mues­tra un ma­te es­pu­mo­so y un la­bra­dor me­ti­do en el agua jus­to al la­do de Micky Vai­ni­lla, el per­so­na­je na­zi idea­do por Die­go Ca­pu­sot­to.

Hu­bo tam­bién pa­ro­dias: la ac­triz Ve­ró­ni­ca Lli­nás com­par­tió un vi­deo en el que su per­so­na­je Ine­si­ta -del pro­gra­ma “Viu­das e hi­jas del rock and roll” y que re­pre­sen­ta a una mu­jer con ín­fu­las aris­to­crá­ti­cas- se so­li­da­ri­za con Dhers. “¿Por qué te­ne­mos que so­por­tar en nues­tras pi­le­tas a esa gen­te ho­rren­da, gor­da, con jua­ne­tes y con vá­ri­ces, con pe­rros y que to­man ma­te? ¡Que se va­yan a la pla­za a to­mar ma­te con biz­co­chi­tos!”, ac­túa Lli­nás. Ma­riano Mar­tí­nez po­só con ma­te, ter­mo de­ba­jo del bra­zo, pe­rro y be­bé en el mue­lle de Nor­del­ta: pu­bli­có la fo­to en su cuen­ta de Ins­ta­gram.

In­clu­so hu­bo mar­cas de yer­ba que apro­ve­cha­ron que el ma­te es­ta­ba en el cen­tro de la po­lé­mi­ca pa­ra emi­tir su men­sa­je (publicitario): Ta­ra­güi y Unión se pro­nun­cia­ron a fa­vor de la tra­di­cio­nal be­bi­da. Y pa­ra reivin­di­car ese ri­tual a ba­se de hier­ba y agua, ya se con­vo­ca­ron dos “ma­tea­das”: una en Bahía Gran­de, el pa­seo gas­tro­nó­mi­co de Nor­del­ta, pa­ra es­te sá­ba­do a la tar­de. Ese mis­mo día, hay otra en la pla­ya Bris­tol, ícono mar­pla­ten­se.

“Es muy im­por­tan­te que los nor­del­te­ños reac­cio­na­ron en con­tra de es­ta ac­ti­tud inex­pli­ca­ble: la gran ma­yo­ría es­tá man­dan­do una se­ñal cla­ra de in­clu­sión”, di­jo Eduar­do Cos­tan­ti­ni, crea­dor de Nor­del­ta, en de­cla­ra­cio­nes a Ra­dio 10, en re­la­ción al au­dio de Dhers que se vol­vió vi­ral. Y has­ta dio su apo­yo a la ma­tea­da ma­si­va del sá­ba­do, a la que ca­li­fi­có co­mo “una se­ñal de in­clu­sión”.

La so­ció­lo­ga Ce­ci­lia Ari­za­ga, au­to­ra de “So­cio­lo­gía de la fe­li­ci­dad”, ex­pli­ca: “Aquí apa­re­cen va­rias co­sas. Por un la­do, cuan­do uno exa­ge­ra la mo­les­tia por el otro, que es un otro cer­cano so­cial­men­te, se evi­den­cia que la

mo­vi­li­dad as­cen­den­te es per­ci­bi­da

co­mo pre­ca­ria, co­mo que lo con­se­gui­do pue­de per­der­se en cual­quier mo­men­to. Por otro la­do, se ve tam­bién que en el in­te­rior de los gru­pos que se pre­ten­den ho­mo­gé­neos, hay en reali­dad ten­sio­nes y con­flic­tos, so­bre to­do en­tre los ‘con­so­li­da­dos’ y los ‘ad­ve­ne­di­zos’, que a ve­ces in­ten­tan ser más pa­pis­tas que el Pa­pa”.

Se­gún la es­pe­cia­lis­ta, “es­te ma­te­rial tam­bién vi­si­bi­li­za que la de­sigual­dad ha si­do na­tu­ra­li­za­da en las úl­ti­mas dé­ca­das en nues­tro país, y só­lo la mi­ra­mos cuan­do es­tá ta­mi­za­da por una ca­pa de exa­ge­ra­ción, de sá­ti­ra o de hu­mor”.

Bro­ma. La fo­to que pu­bli­có ayer el ac­tor Ma­riano Mar­tí­nez, en Nor­del­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.