La tra­di­cio­nal ca­de­na de tien­das Sears de EE.UU. en­tró en ban­ca­rro­ta

Cri­sis. Bus­ca un com­pra­dor o ce­rra­rá. La tec­no­lo­gía y las nue­vas for­mas de co­mer­cia­li­za­ción, en­tre las ra­zo­nes.

Clarin - - EL MUNDO - AFP, AP Y CLA­RIN

El con­sor­cio es­ta­dou­ni­den­se Sears, uno de los im­pe­rios co­mer­cia­les de ven­ta mi­no­ris­ta mun­dia­les, se en­cuen­tra en ban­ca­rro­ta y es­tá pre­pa­ran­do un plan de quie­bra. La ope­ra­ción su­ce­de mien­tras la com­pa­ñía ne­go­cia un acuer­do con al­gu­nos ban­cos pa­ra con­se­guir un prés­ta­mo que le per­mi­ta alar­gar el cie­rre de sus lo­ca­les y así po­der en­con­trar un com­pra­dor.

Co­mo par­te del plan de re­or­ga­ni­za­ción plan­tea­do, Sears ce­rra­ría de for­ma in­me­dia­ta 150 es­ta­ble­ci­mien­tos re­par­ti­dos en Es­ta­dos Uni­dos, 300 más per­ma­ne­ce­rían abier­tos y se eva­lua­ría el fun­cio­na­mien­to de cien­tos más. Su caí­da, se­gún los ana­lis­tas, mar­ca un hi­to his­tó­ri­co en el es­ti­lo co­mer­cial. Una de las ra­zo­nes que lle­va­ron a es­te co­lap­so es la mu­ta­ción en las for­mas en que los con­su­mi­do­res ad­quie­ren sus pro­duc­tos en una eta­pa de enor­me au­ge del e com­mer­ce y el uso de In­ter­net.

El dia­rio The Wall Street Jour­nal re­ve­ló que los ban­cos Bank of Ame­ri­ca, Wells Far­go y Ci­ti­group fa­ci­li­ta­rán una fi­nan­cia­ción de emer­gen­cia al gru­po por uno 500 mi­llo­nes de dó­la­res. El ob­je­ti­vo de es­te prés­ta­mo, se­gún el me­dio es­pe­cia­li­za­do CNBC, es el de man­te­ner a flo­te la em­pre­sa has­ta las se­ma­nas de Na­vi­dad con la es­pe­ran­za de en­con­trar en es­tos me­ses un com­pra­dor.

La ca­de­na de grandes al­ma­ce­nes, que tie­ne na­da me­nos que 125 años de an­ti­güe­dad en los Es­ta­dos Uni­dos, no lo­gra ob­te­ner ga­nan­cias des­de 2010 y la pér­di­da de clien­tes se hi­zo cons­tan­te. La cri­sis se pro­du­ce en mo­men­tos que la eco­no­mía nor­te­ame­ri­ca­na atra­vie­sa un buen mo­men­to con pleno em­pleo y al­to con­su­mo. De mo­do que, en­tre los ana­lis­tas, cre­ce la opi­nión de que la em­pre­sa es víc­ti­ma de los cam­bios que se es­tán re­gis­tran­do a ni­vel mun­dial res­pec­to a las nue­vas for­mas de pro­du­cir, ven­der y con­su­mir.

Uno de los desafíos en su si­tua­ción se pro­du­ci­rá en los pró­xi­mos días. Sears se en­fren­ta al pa­go de un prés­ta­mo que ven­ce es­te lu­nes por un to­tal de 134 mi­llo­nes de dó­la­res, pe­ro que ya di­jo que pro­ba­ble­men­te no po­drá afron­tar.

El dia­rio The Wall Street Jour­nal apun­tó que de­pen­de de cuán­ta fi­nan­cia­ción a cor­to pla­zo pue­da con­se­guir an­tes de pre­sen­tar la quie­bra, que de­ter­mi­na­rá si la com­pa­ñía pue­de con­ti­nuar y cuan­tos lo­ca­les po­drían so­bre­vi­vir.

Las ac­cio­nes de la com­pa­ñía se co­ti­zan en al­re­de­dor de 59 cen­ta­vos y han ba­ja­do más de 90 por cien­to de su va­lor his­tó­ri­co en los úl­ti­mos 12 me­ses. Pa­ra se­guir ope­ran­do, los ana­lis­tas con­si­de­ran que ne­ce­si­ta­ría ge­ne­rar más de 1.000 mi­llo­nes de dó­la­res de in­ver­sio­nes di­rec­tas, un ob­je­ti­vo que pa­re­ce inal­can­za­ble en las pre­sen­tes cir­cuns­tan­cias.

En la ac­tua­li­dad Sears cuen­ta con me­nos de 900 es­ta­ble­ci­mien­tos en ca­si to­dos los es­ta­dos del país, com­pa­ra­dos con los 3.500 que so­lía te­ner, pe­ro unos 90.000 em­plea­dos ape­nas por de­ba­jo de los 100.000 que era su plan­ti­lla tra­di­cio­nal. ■

AP

Gol­pe. El im­pe­rio co­mer­cial Sears bus­ca ur­gen­te ayu­da ban­ca­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.