El ni­vel de fac­tu­ra­ción

Debate - - NEGOCIOS -

“In­vap hoy vi­ve de lo que ven­de”, afir­ma Ot­he­guy con or­gu­llo. Con apor­tes de la pro­vin­cia de Río Ne­gro, la em­pre­sa se cons­ti­tu­yó con un ca­pi­tal ini­cial que hoy se­ría equi­va­len­te a dos­cien­tos mil dó­la­res. El Es­ta­do rio­ne­grino no vol­vió a rea­li­zar apor­tes, pe­ro tam­po­co re­ti­ró di­vi­den­dos. Esa rein­ver­sión de las uti­li­da­des per­mi­tió el cre­ci­mien­to de In­vap. En los úl­ti­mos dos años, la fac­tu­ra­ción fue su­pe­rior a los dos­cien­tos mi­llo­nes de dó­la­res. “Con una plan­ta de mil per­so­nas, se tra­ta de un mon­to su­pe­rior a los dos­cien­tos mil dó­la­res por tra­ba­ja­dor. Es un pa­rá­me­tro muy in­tere­san­te, in­clu­so a ni­vel in­ter­na­cio­nal, pa­ra una em­pre­sa de nues­tras ca­rac­te­rís­ti­cas”, se­ña­la el ge­ren­te ge­ne­ral de la com­pa­ñía. El fi­nan­cia­mien­to ac­tual es­tá li­ga­do a lo que la em­pre­sa co­bra por la ven­ta de sus pro­duc­tos, sin que sus gas­tos ope­ra­ti­vos se ab­sor­ban por el pre­su­pues­to pro­vin­cial o na­cio­nal. “Esa men­ta­li­dad es­tá muy pre­sen­te y ha­ce que, cuan­do hay una en­tre­ga, to­dos se que­den va­rias se­ma­nas sin sá­ba­dos ni do­min­gos, y tra­ba­jan­do mu­chas ho­ras al día, por­que sa­be­mos que hay que cum­plir con ese pla­zo pa­ra po­der co­brar y pa­ra que la em­pre­sa pue­da te­ner con­ti­nui­dad y pue­da cre­cer”, in­di­ca Ot­he­guy.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.