Zen pa­ra to­dos.

Se aca­ba de pu­bli­car que el so­ció­lo­go Al­ber­to Sil­va pre­sen­ta es­ta fi­lo­so­fía mi­le­na­ria en es­tas tie­rras. Se­cre­tos y ver­da­des de una pa­la­bra que so­le­mos usar pa­ra ex­pre­sar tran­qui­li­dad o in­clu­so pa­ra reír­nos de ella.

Debate - - CULTURA - POR IRU­PÉ TEN­TO­RIO

Ha­ce me­nos de un año que el so­ció­lo­go, poe­ta e in­ves­ti­ga­dor Al­ber­to Sil­va de­ci­dió emi­grar des­de Kio­to, Ja­pón, a Bue­nos Ai­res. Di­ce que se va aco­mo­dan­do len­ta­men­te, que cuan­do no sa­be los có­di­gos de es­ta ciu­dad pi­de ayu­da y de es­ta for­ma apren­de un nue­vo te­rri­to­rio. Cla­ro que es­to es po­si­ble, es de­cir, su cal­ma, por­que lle­va trein­ta años prac­ti­can­do e in­ves­ti­gan­do el Zen. De he­cho uno de los mo­ti­vos por los cua­les es en­tre­vis­ta­do pa­ra la re­vis­ta De­ba­te, es que aca­ba de pu­bli­car el pri­mer to­mo de Zen 1. Ru­ta ha­cia Oc­ci­den­te, edi­ta­do por Edi­to­rial Ba­jo la Lu­na, el que es par­te de una te­tra­lo­gía que re­vi­sa en qué pue­de con­sis­tir el Zen pa­ra los oc­ci­den­ta­les. Al­ber­to no so­la­men­te es­tá de­di­ca­do a fi­na­li­zar di­cha te­tra­lo­gía, sino tam­bién ofre­ce se­ma­nal­men­te za­zen, la me­di­ta­ción sen­ta­da del Zen, que se­gún lo ex­pli­ca, “za­zen es sim­ple­men­te sen­tar­se y aban­do­nar to­da la per­so­na en la res­pi­ra­ción, con po­ten­tes efec- tos. Por ejem­plo, cuan­do uno se en­cuen­tra con uno mis­mo el te­mor se va eva­po­ran­do. Y cuan­do su­ce­de ese en­cuen­tro ad­quie­re una es­ta­bi­li­dad en­tre los días so­lea­dos y nu­bla­dos”, se­ña­la.

¿ Pen­só en te­ner un tem­plo?

Mi ta­rea en Bue­nos Ai­res es ofre­cer za­zen (me­di­ta­ción sen­ta­da del Zen). A ve­ces me pi­den que es­ta ac­ti­vi­dad (que de su­yo es lai­ca, au­to­ges­tio­na­da y do­mi-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.