Ta­tua­jes blac­kout: ¿li­bres de ries­gos?

Democracia - - Locales - Por Leo­nar­do Cos­cia

La cre­cien­te mo­da de los ta­tua­jes blac­kout, co­mo los que lu­cen Lio­nel Mes­si y Can­de­la­ria Ti­ne­lli, en­tre otras ce­le­bri­da­des, tras­cien­de ya las cues­tio­nes es­té­ti­cas y ge­ne­ra in­te­rro­gan­tes so­bre có­mo puede afec­tar a la sa­lud.

Es­tos blo­ques ne­gros de tinta na­cie­ron ha­ce tiem­po pa­ra ta­par di­bu­jos y nom­bres de ex­pa­re­jas pe­ro mu­chos fa­mo­sos mar­can es­ta ten­den­cia de ta­tuar­se par­te del cuer­po pin­ta­do.

An­te con­sul­tas re­la­cio­na­das con es­ta nue­va mo­da/ ar­te, el mé­di­co es­pe­cia­lis­ta en On­co­lo­gía Ale­jan­dro Tu­rek des­ta­có que "no es­tá cla­ro aún la re­la­ción ex­po­si­ción so­lar y ries­gos au­men­ta­dos en las per­so­nas así ta­tua­das".

"Si al­gu­na de ellas de piel muy blan­ca tu­vie­ra una le­sión os­cu­ra com­pa­ti­ble con el diag­nós­ti­co de me­la­no­ma se­ría la si­tua­ción un po­co más di­fí­cil de eva­luar", se­ña­ló Tu­rek.

El on­có­lo­go di­jo que "se­gu­ra­men­te el pig­men­to in­yec­ta­do en la piel se ab­sor­be par­cial­men­te a los gan­glios lin­fá­ti­cos que dre­nan esa re­gión ta­tua­da" y re­mar­có que "es­to sí es­tá bien es­tu­dia­do en la me­di­ci­na".

"Al­gu­nas tin­tu­ras ne­gras con­tie­nen car­bón. Y el car­bón hi­dro­car­bu­ros po­li­cí­cli­cos aro­má­ti­cos y ven­zo­pi­reno. Ellos sí es­tán re­la­cio­na­dos a pro­ce­sos de car­ci­no­gé­ne­sis (ge­ne­ran cán­cer; en la piel - la his­to­ria de los an­ti­guos des­ho­lli­na­do­res con cán­cer cu­tá­neo)", aña­dió el es­pe­cia­lis­ta.

Ade­más, se­ña­ló que "los ta­tua­jes ex­ten­sos al­te­ran la sín­te­sis de la vi­ta­mi­na D. Dis­mi­nu­yen la su­per­fi­cie cu­tá­nea li­bre ne­ce­sa­ria".

Tu­rek tam­bién sos­tu­vo que "exis­ten reacciones in­mu­noa­lér­gi­cas por la can­ti­dad de inócu­lo en la piel" y di­jo que "son muy di­fí­ci­les y do­lo­ro­sas pa­ra re­mo­ver".

En tan­to, Mar­ta Pa­tri­cia La For­gia, je­fa del Ser­vi­cio Der­ma­to­lo­gía del Hos­pi­tal Pen­na y miem­bro de la So­cie­dad Ar­gen­ti­na de Der­ma­to­lo­gía (SAD), ad­vir­tió que el ta­tua­je blac­kout es una "téc­ni­ca in­va­si­va" que "no es­tá com­ple­ta­men­te re­gu­la­da".

A tra­vés de un co­mu­ni­ca­do emi­ti­do por la SAD, La For­gia ex­pli­có que el "tin­te ne­gro puede en­mas­ca­rar" al­gu­na ano­ma­lía que se ma­ni­fies­te en la piel.

La der­ma­tó­lo­ga acla­ró que las ad­ver­ten­cias "no se re­fie­ren al ries­go in­fec­cio­so que las agu­jas pue­den pro­du­cir, ya que los ta­tua­do­res pro­fe­sio­na­les res­pe­tan las nor­mas de es­te­ri­li­dad del pro­ce­di­mien­to" sino a otras di­fi­cul­ta­des vin­cu­la­das con es­ta téc­ni­ca.

Asi­mis­mo, des­ta­có que es­ta téc­ni­ca "no es­tá re­gu­la­da en su to­ta­li­dad por las au­to­ri­da­des sa­ni­ta­rias" y que los tin­tes que "se uti­li­zan im­pli­can cier­tos pe­li­gros".

"En el ca­so del ne­gro por­que puede en­mas­ca­rar un diag­nós­ti­co tem­prano de una le­sión pig­men­ta­ria po­ten­cial­men­te ma­lig­na", ex­pli­ca La For­gia, que es mé­di­ca es­pe­cia­lis­ta en der­ma­to­lo­gía, aler­gia e in­mu­no­lo­gía y coor­di­na­do­ra del gru­po de tra­ba­jo "Der­ma­ti­tis por Con­tac­to" de la SAD.<

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.