Una fá­bri­ca de dulce de le­che de la Ciu­dad

>Ha­ce dos años, los so­cios San­dra Abraham y An­to­nio Ser­sa­le de­ci­die­ron em­pren­der es­te pro­yec­to.

Democracia - - Front Page -

Ha­ce dos años, los so­cios San­dra Abraham y An­to­nio Ser­sa­le de­ci­die­ron em­pren­der un pro­yec­to que in­vo­lu­cra­ba un pro­duc­to ca­si ado­ra­do por la ma­yo­ría de los ar­gen­ti­nos co­mo es el dulce de le­che pe­ro cu­ya fa­bri­ca­ción sue­le ser na­cio­nal y re­gio­nal, muy po­cas ve­ces lo­cal.

Con an­te­ce­den­tes en la gas­tro­no­mía y el co­mer­cio, los due­ños de “Man­du­que”, nom­bre ele­gi­do por sus raí­ces ita­lia­nas, co­men­za­ron a fa­bri­car y ven­der dulce de le­che ju­ni­nen­se ha­ce un año.

Es­pe­ran que la ciu­dad lo co­noz­ca ple­na­men­te y a su vez pla­nean que lle­gue a la zo­na.

Py­me a pul­món

El lu­gar don­de hoy fun­cio­na Man­du­que era tam­bién una fá­bri­ca de dulce de le­che cu­yo dueño de­ci­dió ven­der.

“El an­te­rior dueño que­ría mu­cho la fá­bri­ca, pe­ro al mo- rir sus pa­dres de­ci­dió ven­der­la por­que no po­día vol­ver sin ellos. La com­pra­mos ha­ce dos años y ha­ce un año que em­pe­za­mos con la ven­ta de dulce de le­che”, cuen­ta San­dra Abraham, una de las due­ñas.

Ella es ju­ni­nen­se y su so­cio An­to­nio ha­ce vein­te años que vi­ve en la ciu­dad.

“Ha­ce­mos lo que es dulce de le­che fa­mi­liar en fras­qui­tos de 450grs. y re­pos­te­ro en ta­rros de diez ki­los. He­mos sa­ca­do re­cien­te­men­te uno nue­vo, el gas­tro­nó­mi­co por cin­co ki­los”, cuen­ta San­dra.

Ac­tual­men­te co­mer­cia­li­zan el dulce de le­che en Ju­nín, en al­gu­nas pa­na­de­rías so­bre to­do y en al­gu­nas gón­do­las de al­gu­nos ne­go­cios bas­tan­te co­no­ci­dos.

Por el mo­men­to so­lo fa­bri­can dulce de le­che, pe­ro San­dra ase­gu­ra que les gustaría in­cor­po­rar la ela­bo­ra­ción de al­fa­jo­res más ade­lan­te. Aho­ra el fo­co es­tá pues­to ex­clu­si­va­men­te en el dulce de le­che.

“Man­du­que sig­ni­fi­ca co­mer y am­bos tenemos an­te­ce­den­tes ita­lia­nos así que nos pa­re­ció un nom­bre acer­ta­do pa­ra po­ner­le, nos gus­tó”, di­ce San­dra.

“So­mos la úni­ca en Ju­nín. An­tes se lla­ma­ba“Bue­nas Cos­tum­bres” pe­ro al com­prar le cam­bia­mos el nom­bre. En Ro­ca hay otra fá­bri­ca pe­ro ya no de Ju­nín y no tie­ne na­da que ver no­so­tros”, acla­ra.

El se­cre­to…

A ve­ces es la con­sis­ten­cia, a ve­ces el co­lor, a ve­ces la tex­tu­ra,

lo cier­to es que el dulce de le­che no re­sul­ta nun­ca idén­ti­co a otro. Ca­da maes­tro dul­ce­ro ha de te­ner sus ce­lo­sos se­cre­tos.

Se­gún San­dra, la re­ce­ta de Man­du­que se ca­rac­te­ri­za por ma­te­ria pri­ma de ca­li­dad y fres­ca.

“No­so­tros lo ha­ce­mos en ba­se a le­che de va­ca, agre­ga­mos la vai­na de la vai­ni­lla -no la esen­cia-“, acla­ra, “bi­car­bo­na­to y azú­car. Esa es la ba­se. Lo que si tra­ba­ja­mos es ma­te­ria pri­ma muy fres­ca, de muy bue­na ca­li­dad. De los tam­bos di­rec­ta­men­te. To­do se ha­ce aquí en la fá­bri­ca en el Par­que In­dus­trial”.

Man­du­que apun­ta a ser un dulce de le­che ar­te­sa­nal, más que in­dus­trial.

La du­da so­bre si exis­te una re­ce­ta exac­ta del dulce de le­che, que­da vi­gen­te.

“La re­ce­ta bá­si­ca­men­te es una pe­ro lue­go ca­da uno la ma­ne­ja­rá con mayor can­ti­dad de bi­car­bo­na­to, con me­nos, le que­da­rá con más co­lor o con me­nos, pe­ro bá­si­ca­men­te son los cua­tro in­gre­dien­tes bá­si­cos pa­ra el dulce de le­che”.

In­gre­dien­tes que se­gún San­dra, “son pa­re­ci­dos. Pe­ro no­so­tros no lo al­te­ra­mos con nin­gún ti­po de pro­duc­to o le­che en pol­vo. No­so­tros tra­ba­ja­mos con ma­te­rias muy pu­ras”.

En Man­du­que cuen­tan con un dul­ce­ro ex­per­to de vas­ta tra­yec­to­ria en Ju­nín, Os­car Ruar­te, en quien con­fían a la ho­ra de pro­du­cir el dulce ju­ni­nen­se.

“Nues­tro dul­ce­ro tie­ne mu­cha ex­pe­rien­cia y tra­yec­to­ria en Ju­nín. Tra­ba­jó en su mo­men­to en Ar­gen­lac y La Ju­ni­nen­se. Nos apo­ya­mos mu­cho en él por­que la ela­bo­ra­ción de dulce de le­che era nue­va pa­ra no­so­tros”.

Lle­gar le­jos

Pa­ra San­dra, es­te año de tra­ba­jo sir­vió pa­ra que po­co a po­co la gen­te los fue­ra co­no­cien­do.

“Fue im­por­tan­te pa­ra que la gen­te co­noz­ca el pro­duc­to y pa­ra po­der es­ta­ble­cer eva­lua­cio­nes que fue­ron muy po­si­ti­vas, a la gen­te le ha gus­ta­do mu­cho”, ase­gu­ra con or­gu­llo.

“La si­tua­ción hoy es­tá di­fí­cil pe­ro va­mos a ajus­tar co­sas el año en­tran­te. Pa­ra apren­der y lle­gar más a la gen­te y me­jo­rar en lo que el con­su­mi­dor nos di­ga”.

Vol­ca­dos de lleno a la fá­bri­ca, ni San­dra ni su so­cio An­to­nio se ven ha­cien­do otra co­sa.

De he­cho su pro­yec­to más pró­xi­mo es co­men­zar a tra­ba­jar pa­ra que Man­du­que sea co­no­ci­do en la zo­na.

“Tenemos pro­yec­tos pa­ra lle­gar le­jos pe­ro va­mos de a po­co”, concluye San­dra con cau­te­la pe­ro con sa­tis­fac­ción por lo lo­gra­do.<

>Fun­cio­na en el Par­que In­dus­trial.

>An­to­nio Ser­sa­le

>San­dra Abraham

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.