¿Por qué es im­por­tan­te la ma­ni­pu­la­ción de Ali­men­tos?

El in­te­rro­gan­te se­rá el te­ma del Curso que se brin­da­rá en nues­tra ciu­dad, pro­gra­ma­do des­de Bro­ma­to­lo­gía con­cien­ti­zan­do so­bre los pe­li­gros de un trabajo mal rea­li­za­do y evi­tar que ten­gan con­se­cuen­cias pa­ra la salud. La ins­crip­ción se en­cuen­tra abier­ta hast

Diario El Orden - - LOCALES -

Du­ran­te la se­gun­da quin­ce­na de no­viem­bre se lle­va­rá a ca­bo en nues­tra ciu­dad, el Curso de Ma­ni­pu­la­ción de Ali­men­tos pro­gra­ma­do por la Di­rec­ción de Bro­ma­to­lo­gía Mu­ni­ci­pal.

Por tal mo­ti­vo, se en­cuen­tra abier­ta la preins­crip­ción has­ta el vier­nes 9 de no­viem­bre pró­xi­mo.

Asi­mis­mo, re­co­mien­da a aque­llas per­so­nas que se ha­yan ins­crip­to en ca­pa­ci­ta­cio­nes an­te­rio­res y por cues­tio­nes par­ti­cu­la­res no ha­yan po­di­do efec­tuar­la, vuel­van a ins­cri­bir­se.Pa­ra in­for­mes e ins­crip­cio­nes, los in­te­re­sa­dos de­ben di­ri­gir­se a la Di­rec­ción de Bro­ma­to­lo­gía (ubi­ca­da en 24 de Septiembre y Bu­le­var 0) o lla­mar al 46-6698, de lu­nes a vier­nes de 7 a 13 ho­ras.

El curso es gra­tui­to y abier­to a to­da la co­mu­ni­dad en ge­ne­ral. Está des­ti­na­do, en par­ti­cu­lar, a to­da per­so­na en con­tac­to con ali­men­tos y/o ela­bo­ra­do­res de ali­men­tos.

OB­JE­TI­VOS

Los ali­men­tos re­pre­sen­tan una de las fuen­tes más co­mu­nes me­dian­te las cua­les lle­gan a no­so­tros una di­ver­si­dad de agen­tes pa­tó­ge­nos ( bac­te­rias, pa­rá­si­tos, vi­rus o to­xi­nas).

Es por es­ta ra­zón que re­sul­ta de vi­tal im­por­tan­cia pa­ra una co­mu­ni­dad te­ner ca­pa­ci­ta­ción acer­ca de las me­di­das pre­ven­ti­vas a to­mar pa­ra evi­tar las en­fer­me­da­des trans­mi­ti­das por los ali­men­tos.

¿POR QUÉ SE CONTAMINAN LOS ALI­MEN­TOS?

La hi­gie­ne y ma­ni­pu­la­ción de ali­men­to es una he­rra­mien­ta esen­cial pa­ra la vi­da co­ti­dia­na, no so­lo en nuestro lu­gar de trabajo sino en nues­tros ho­ga­res; en la ac­tua­li­dad hay mu­chas en­fer­me­da­des trans­mi­ti­das por los ali­men­tos (ETAS), pro­vie­nen de la ma­la ma­ni­pu­la­ción que se le da a los ali­men­tos de con­su­mo dia­rio,

Por ejem­plo, no de­jar ali­men­tos a tem­pe­ra­tu­ra am­bien­te. No pre­pa­rar ali­men­tos con mu­cha an- ti­ci­pa­ción a su con­su­mo, sin con­ser­va­ción ade­cua­da.

Re­ca­len­tar ali­men­tos en la tem­pe­ra­tu­ra necesaria que per­mi­ta des­truir po­si­bles bac­te­rias pa­tó­ge­nas (des­ta­ca la to­xi­na es­ta­fi­lo­có­ci­ca).

Co­no­cer las en­fer­me­da­des trans­mi­ti­das por ali­men­tos (ETA) y las di­fe­ren­tes ra­zo­nes por las que se pue­den con­traer.

5 CON­SE­JOS AL MANIPULARALIMENTOS

*El ja­bón neu­tro (blan­co) es tu me­jor alia­do: in­clu­so ca­da vez que va­yas a cam­biar de ela­bo­ra­ción o ma­ni­pu­la­ción, ten a mano de­sin­fec­tan­tes no agre­si­vos.

*Tra­ta ade­cua­da­men­te los pro­duc­tos con­ge­la­dos: la con­ge­la­ción está muy pre­sen­te en la ma­ni­pu­la­ción de los ali­men­tos al ase­gu­rar su per­fec­ta con­ser­va­ción. Pe­ro pa­ra que és­ta no se pier­da una vez se des­con­ge­le, de­be­mos com­ple­tar su pro­ce­sa­do o co­ci­na­do dentro de las dos ho­ras si­guien­tes y co­men­zar la des­con­ge­la­ción en el fri­go­rí­fi­co, nun­ca a tem­pe­ra­tu­ra am­bien­te o con fo­cos de ca­lor que no co­rres­pon­dan al co­ci­na­do.

*Al co­ci­nar, ojo con la tem­pe­ra­tu­ra: ca­da ti­po de ali­men­to ne­ce­si­ta una tem­pe­ra­tu­ra ade­cua­da que ase­gu­re la to­tal eli­mi­na­ción de to­da bac­te­ria o sus­tan­cia or­gá­ni­ca con­ta­mi­nan­te.

*Las car­nes de res, cer­do, po­llo, pa­vo, ter­ne­ra y cor­de­ro ne­ce­si­tan un mí­ni­mo de 160º y un má­xi­mo de 180º se­gún se tra­ten de des­pie­ces o par­tes en­te­ras.

Lim­pia to­do lo que to­que lo cru­do: to­do pla­to o ta­bla don­de ha­ya es­ta­do car­nes, aves, pes­ca­dos y ma­ris­cos en cru­do no de­be en­trar en con­tac­to con otros ali­men­tos has­ta que se ha­ya de­sin­fec­ta­do la su­per­fi­cie co­rrec­ta­men­te. (El vi­na­gre es un buen de­sin­fec­tan­te na­tu­ral).

*Lim­pia to­do tras el pro­ce­so: los uten­si­lios y su­per­fi­cies usa­das pa­ra ma­ni­pu­lar ali­men­tos de­be ser to­tal­men­te de­sin­fec­ta­dos una vez aca­be­mos con su uso. Pa­ra ello, mu­cho me­jor si usa­mos ma­te­ria­les desecha­bles (co­mo las toa­llas de pa­pel), que pa­ños y tra­pos, que de­be­rían ser la­va­dos cons­tan­te­men­te, pa­ra qui­tar las ba­te­rías.

*Ali­men­tos con­ta­mi­na­dos que no se han la­va­do y co­ci­na­do ade­cua­da­men­te.

*Que el ma­ni­pu­la­dor sea un por­ta­dor de gér­me­nes pa­tó­ge­nos. (De allí la im­por­tan­cia de la­var­se las ma­nos an­tes y después de ma- ni­pu­lar un ali­men­to).

*Un inade­cua­do pro­ce­so de con­ge­la­ción, o que se ha­ya ro­to la ca­de­na del frío en al­gún mo­men­to an­tes del con­su­mo.

*Cor­tar la car­ne cru­da con un cu­chi­llo y ese mis­mo cu­chi­llo se uti­li­za pa­ra cor­tar la le­chu­ga con la que se pre­pa­ra la en­sa­la­da. Si la le­chu­ga se sir­ve cru­da y ade­más, sin de­sin­fec­tar, lle­va­rá los gér­me­nes de la car­ne a pe­sar de que la le­chu­ga pa­rez­ca lim­pia.

El me­ca­nis­mo de trans­mi­sión cru­za­da su­ce­de tam­bién si ma­ni­pu­las car­ne o hue­vo cru­dos y después ma­ni­pu­las ve­ge­ta­les, sin la­va­do de ma­nos.

CON­SE­CUEN­CIAS PA­RA LA SALUD

Un ali­men­to se pue­de con­ta­mi­nar por di­fe­ren­tes cau­sas con al­gún mi­cro­or­ga­nis­mo y cau­sar in­fec­cio­nes en el con­su­mi­dor, que van des­de un dolor de es­tó­ma­go has­ta dia­rreas u hos­pi­ta­li­za­cio­nes.

Por eso, es im­por­tan­te co­no­cer las prin­ci­pa­les cau­sas de con­ta­mi­na­ción de ali­men­tos pa­ra to­mar las pre­cau­cio­nes ne­ce­sa­rias y pre­ve­nir in­fec­cio­nes.

Co­mo agen­tes cau­sa­les de con­ta­mi­na­ción ali­men­ti­cia des­ta­can los si­guien­tes:

*Sal­mo­ne­llas (ge­ne­ral­men­te Sal­mo­ne­lla typ­hi­mu­rium), cau­san­te de la sal­mo­ne­lo­sis.

*Staphy­lo­coc­cus au­reus, cau­san­te, en­tre otras, de la gas­tro­en­te­ri­tis.

*Clos­tri­dium per­frin­gens, cau­san­te, en­tre otras, de la en­te­ri­tis.

*Clos­tri­dium bo­tu­li­num, cau­san­te del bo­tu­lis­mo.

*Ba­ci­llus ce­reus, cau­sa de dia­rrea y de to­xi­na emé­ti­ca (vó­mi­tos y náu­seas).

*Es­che­ri­chia co­li, cau­sa des­de dia­rrea san­gui­no­len­ta a fa­llos re­na­les.

*Vi­brio pa­ra­hae­moly­ti­cus, cau­san­te de dia­rreas y dolor ab­do­mi­nal.

*Campy­lo­bac­ter, cau­sa dia­rrea, vó­mi­tos y fie­bre.

*No­ro­vi­rus, cau­sa fre­cuen­te de gas­tro­en­te­ri­tis agu­da vi­ral.

Shi­gue­lla, cau­san­te de shi­ge­lo­sis o dia­rrea del via­je­ro

Y mu­chas más, que se­rá te­ma pa­ra el Curso de Ma­ni­pu­la­ción de Ali­men­tos que ten­drá lu­gar la se­gun­da se­ma­na de no­viem­bre en nues­tra ciu­dad. La ins­crip­ción fi­na­li­za el pró­xi­mo vier­nes 9 ve­ni­de­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.