A los eco­no­mis­tas les preo­cu­pa el pe­so de la deuda

Du­ran­te el 11º CFO Sum­mit que se ce­le­bró en La Ru­ral el pa­sa­do jue­ves 27 de sep­tiem­bre, el di­rec­tor eje­cu­ti­vo de Quan­tum Fi­nan­zas, Da­niel Marx, jun­to al eco­no­mis­ta Gui­ller­mo Niel­sen ana­li­za­ron el nue­vo acuer­do con el Fon­do y pro­nos­ti­ca­ron có­mo se­rán los p

El Cronista comercial - - Cfo Summit -

Da­niel Marx fue el pri­me­ro en dar co­mien­zo al de­ba­te en la Sa­la Cei­bo y pu­so en du­das que el sis­te­ma que se es­ta­ble­ce pa­ra con­tro­lar la suba del dó­lar sea el adecuado. "La Ar­gen­ti­na por un la­do apa­re­ce co­mo un país bi-mo­ne­ta­rio en cuan­to a los por­ta­fo­lios de los re­si­den­tes, pe­ro la eco­no­mía real y el co­mer­cio no se ri­gen por la mis­ma for­ma y hoy te­ne­mos la per­cep­ción de que el ti­po de cam­bio es­tá ade­lan­tan­do a la his­to­ria. Pe­ro pa­ra es­ta­bi­li­zar­lo hay que aten­der la cues­tión de por­ta­fo­lio. La re­gla mo­ne­ta­ria del por­ta­fo­lio me pa­re­ce más sim­ple y rea­lis­ta, fal­tan co­no­cer­se mu­chí­si­mos de­ta­lles por­que la ba­se mo­ne­ta­ria tie­ne su es­ta­cio­na­li­dad, pe­ro eso es una des­ace­le­ra­ción sus­tan­cial con res­pec­to a lo que veía­mos pe­ro hay que ver cuán creí­ble se ha­ce". En nú­me­ros Marx ex­pli­có que "la ba­se mo­ne­ta­ria en los úl­ti­mos 12 me­ses cre­ció más del 50%, el úl­ti­mo tri­mes­tre es­tu­vo cer­ca del 11 ó 12. Lle­gar a ce­ro me pa­re­ce al­go po­si­ble por las can­ce­la­cio­nes que hu­bo de Le­bacs pe­ro eso ha­ce que la eco­no­mía ten­ga que le­van­tar­se y en esa as­pec­to es muy im­por­tan­te la cre­di­bi­li­dad", con­clu­yó. Al res­pec­to, Gui­ller­mo Niel­sen de­ta­lló dos marcos tem­po­ra­les dis­tin­tos: "por un la­do es­tá el te­ma fi­nan­cie­ra, pe­ro yo ten­go la iner­cia de lo ma­cro que me lle­va a mi­rar­lo más a me­diano y lar­go pla­zo. En lo con­cre­to se ve que se aco­tó la idea de que la Ar­gen­ti­na vuel­va a en­trar en de­fault. Por lo me­nos du­ran­te el ac­tual go­bierno no hay po­si­bi­li­dad de eso. El acuer­do ade­lan­ta unos 19 mil mi­llo­nes, es­to quie­re de­cir que en el cor­to pla­zo va­mos a unir la si­tua­ción de de­fault a una es­pe­cie, de ta­bli­ta de Mar­tí­nez de Hoz, con de­va­lua­cio­nes pro­gra­ma­das, hay que ver en qué me­di­da es­tas po­lí­ti­cas de de­va­lua­ción se en­ca­jan con una po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria res­tric­ti­va".

El que ven­drá

Tan­to Marx co­mo Niel­sen coin­ci­die­ron que el año elec­to­ral cam­bia­rá el es­ce­na­rio y que el go­bierno en­tran­te de­be­rá asu­mir una deuda enor­me. "El go­bierno en­tran­te va a te­ner ur­gen­cias im­por­tan­tes des­de an­tes de asu­mir y es co­mo pue­de en­de­re­zar es­te bar­co. La in­cóg­ni­ta pa­sa so­bre el im­pac­to mo­ne­ta­rio so­bre la eco­no­mía real y so­bre la po­lí­ti­ca y no es al­go que se pue­da des­es­ti­mar", sos­tu­vo Niel­sen. "Hay un ho­ri­zon­te pa­ra negocios fi­nan­cie­ros im­por­tan­tes de cor­to pla­zo pe­ro hay ma­yor in­cer­ti­dum­bre en el lar­go pla­zo. Las razones son muy sen­ci­llas, un año y me­dio atrás

era im­pen­sa­do que hu­bié­se­mos ido al fon­do, que la deuda de ser un pro­ble­ma pa­só a ser el pro­ble­ma cen­tral. Por­que no so­lo fui­mos al fon­do, sino que tam­bién es­ta­mos en el se­gun­do acuer­do con el fon­do cuan­do ni si­quie­ra se cum­plió el pri­mer acuer­do" agre­gó. "A mí me pa­re­ce que es un acuer­do muy uni­la­te­ral, ya el pri­me­ro lo ha­bía si­do", con­clu­yó Niel­sen de for­ma crí­ti­ca.

Cues­tio­na­mien­tos

La ban­da de flo­ta­ción y el po­der de intervención del Ban­co Cen­tral son sin lu­gar a du­das dos de los pun­tos más dis­cu­ti­dos so­bre el nue­vo acuer­do con el Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal (FMI). "No hay que te­ner en cuen­ta so­lo al Ban­co Cen­tral, el apa­ra­to del go­bierno va mu­cho más allá, te­nes la te­so­re­ría, el ban­co Na­ción. Si las pa­pas que­man en­tran otras di­men­sio­nes del Es­ta­do. Yo no creo que a prio­ri sea una preo­cu­pa­ción la po­ca intervención del Cen­tral", de­fi­nió Niel­sen. "Lo que si me preo­cu­pa es que va a pa­sar con el cos­to del en­deu­da­mien­to, a cuán­to se van los che­ques por ejem­plo a trein­ta días y que im­pac­to va a te­ner so­bre el em­pleo".

Con res­pec­to a las ban­das, Marx fue más crí­ti­co. Pa­ra él es ne­ce­sa­rio "to­mar la ex­pe­rien­cia de otro ti­po de cri­sis co­mo la de Bra­sil, Chi­le o Pe­rú, es­ta úl­ti­ma con una eco­no­mía muy do­la­ri­za­da, cla­ro que con con­tex­tos di­fe­ren­te por­que ellos lo­gra­ron una es­ta­bi­li­dad. Yo creo que es­tos son tu­to­res. Hay que for­ta­le­cer la idea de que el pe­so es una mo­ne­da en­se­rio". "Pa­ra mí las tasas tie­nen que ver con la ex­pec­ta­ti­va del Ban­co Cen­tral, las tasas es­tán muy altas si se em­pie­za a ha­cer creí­ble el plan, de­be­rían ba­jar", con­clu­yó.

La pri­me­ra pre­gun­ta que se ha­cen los es­pe­cia­lis­tas es si con es­te pa­que­te de me­di­das se re­to­ma una de­man­da de dinero. "Eso pa­ra mí no es­tá cla­ro. To­da­vía el acuer­do no se pu­bli­có, las co­sas que de­ci­mos es a par­tir de la in­for­ma­ción que se dio a tra­vés de los me­dios. To­da­vía no se pu­do ha­cer un aná­li­sis pro­fun­do del acuer­do", in­di­có Niel­sen, ex se­cre­ta­rio de Fi­nan­zas y ne­go­cia­dos de la deuda quien ase­gu­ró que con el pa­so de los días el acuer­do irá que­dan­do cla­ro.

Las tasas

Pa­ra Marx las tasas en es­ta­dos uni­dos no son tasas his­tó­ri­ca­men­te altas, no son si­tua­cio­nes que ha­yan pro­vo­ca­do shocks en la Ar­gen­ti­na, pe­ro si hay ries­go de que si­gan su­bien­do. "En Bra­sil hay una tran­si­ción po­lí­ti­ca im­por­tan­te. Mé­xi­co tam­bién es­tá vi­vien­do una si­tua­ción de cam­bio y no tie­nen es­te ti­po de cri­sis. Yo creo que te­ne­mos que mi­rar y pen­sar un po­co en la Ar­gen­ti­na y te­ne­mos elec­cio­nes el año que vie­ne que pue­de ge­ne­rar un po­co de in­cer­ti­dum­bre, pe­ro el me­ca­nis­mo de cam­bio en­tre Ar­gen­ti­na y Bra­sil mues­tra un la­do po­si­ti­vo pa­ra el país", ana­li­zó Marx. Sin em­bar­go Ar­gen­ti­na tie­ne pro­ble­mas es­truc­tu­ra­les, "en el cor­to pla­zo si es­to no fun­cio­na la ta­sa de in­te­rés nos que­da des­a­li­nea­da y es­to se ter­mi­na re­sol­vien­do con un con­flic­to. Y lo se­gun­do la eco­no­mía ar­gen­ti­na no tie­ne re­sul­to los pro­ble­mas de pro­duc­ti­vi­dad", con­clu­yó.

El fu­tu­ro

La es­pe­ran­za es­tá pues­ta en el cam­po. "Yo no soy de­ma­sia­do op­ti­mis­ta, pe­ro

creo que el cam­po pue­de lle­gar a mo­ver cier­tas co­sas. Te­mo por la ta­sa de in­te­rés y co­mo va a im­pac­tar. Lo fun­da­men­tal es ver en que usa es­te tiem­po que tie­ne, des­pe­ja­do sin el de­fault, que es lo que se va a re­sol­ver en los pró­xi­mos me­ses pa­ra que la Ar­gen­ti­na ga­ne com­pe­ti­ti­vi­dad y es­to ayu­de a re­mo­de­lar la fi­nan­cia­ción que va a ser ne­ce­sa­ria", de­ta­lló Niel­sen. "Va­mos a te­ner que vol­ver al mer­ca­do y hay que pen­sar en qué ha­cer pa­ra lle­gar bien al mer­ca­do. Es­te go­bierno deja una he­ren­cia de tri­pli­ca­ción de la deuda", re­ma­tó.

En cuan­to a las ci­fras de en­deu­da­mien­to Marx tam­bién se mos­tró preo­cu­pa­do. "El Go­bierno sub­es­ti­mó la deuda, no deja una si­tua­ción fá­cil. Hay dos cues­tio­nes, la prin­ci­pal cual es el pro­gra­ma de cre­ci­mien­to de la Ar­gen­ti­na, co­mo va a ha­cer pa­ra mo­der­ni­zar­se y for­ta­le­cer sus ins­ti­tu­cio­nes, y fi­nan­cie­ra­men­te de­pen­der mu­cho más de lo que es el aho­rro lo­cal".

NIEL­SEN "Hay un ho­ri­zon­te pa­ra negocios fi­nan­cie­ros im­por­tan­tes de cor­to pla­zo pe­ro hay ma­yor in­cer­ti­dum­bre en el lar­go pla­zo. Las razones son muy sen­ci­llas: un año y me­dio atrás era im­pen­sa­do que hu­bié­se­mos ido al Fon­do.”

MARX "Pa­ra mí, las tasas tie­nen que ver con la ex­pec­ta­ti­va del Ban­co Cen­tral; las tasas es­tán muy altas. Si se em­pie­za a ha­cer creí­ble el plan, de­be­rían ba­jar."

Los eco­no­mis­tas y ex­fun­cio­na­rios Gui­ller­mo Niel­sen y Da­niel Marx fue­ron mo­de­ra­dos por la edi­to­ra de Fi­nan­zas, Lau­ra Gar­cía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.