El en­ve­je­ci­mien­to de la po­bla­ción y el desafío del aho­rro

El Cronista comercial - - Cfo Summit -

El mun­do en­te­ro es­tá atra­ve­san­do un pro­ce­so que im­pac­ta­rá en las pre­sen­tes y fu­tu­ras ge­ne­ra­cio­nes: el in­cre­men­to de la po­bla­ción mun­dial ma­yor de 65 años y a la cre­cien­te so­bre­vi­da des­pués de la edad de re­ti­ro. Es­te fe­nó­meno mo­di­fi­có la es­truc­tu­ra po­bla­cio­nal y se­gui­rá ha­cién­do­lo. El trián­gu­lo era la figura tra­di­cio­nal de la pi­rá­mi­de po­bla­cio­nal que so­lía­mos co­no­cer: su ba­se la com­po­nen los más jóvenes y a me­di­da que la es­ca­la­mos la po­bla­ción de ma­yor edad se re­du­ce ya que, tra­di­cio­nal­men­te, los "adul­tos ma­yo­res" fa­lle­cen a me­di­da que los seg­men­tos de edad au­men­tan. Hoy en­fren­ta­mos una trans­for­ma­ción de esa pi­rá­mi­de, don­de el trián­gu­lo se va con­vir­tien­do en un cua­dra­do. Aque­llas per­so­nas que has­ta ha­ce ape­nas unas dé­ca­das te­nían una es­pe­ran­za de vi­da de al­re­de­dor de 15 años lue­go de ter­mi­nar su eta­pa la­bo­ral, tie­nen hoy una ex­pec­ta­ti­va de so­bre­vi­da ma­yor a 25 años. La con­se­cuen­cia de es­ta ten­den­cia es que no so­lo ha­brá que pa­gar pen­sio­nes por más años, sino que la so­cie­dad de­be­rá ofre­cer pres­ta­cio­nes de sa­lud du­ran­te pe­río­dos más pro­lon­ga­dos a ma­yor can­ti­dad de per­so­nas. Los sis­te­mas de re­par­to tie­nen co­mo ras­go ca­rac­te­rís­ti­co la so­li­da­ri­dad intergeneracional, que im­pli­ca que la po­bla­ción ac­ti­va fi­nan­cia los in­gre­sos de la pa­si­va. El cre­ci­mien­to de la lon­ge­vi­dad ha­ce que los go­bier­nos se vean im­pul­sa­dos a au­men­tar las car­gas pre­vi­sio­na­les pa­ga­das por tra­ba­ja­do­res y em­pre­sas, a dis­mi­nuir los be­ne­fi­cios pa­ra los re­ti­ra­dos o a au­men­tar la edad de re­ti­ro. En to­dos es­tos ca­sos, la po­bla­ción en su to­ta­li­dad ten­drá una ca­li­dad de vi­da in­fe­rior y el es­ta­do de bienestar se irá res­que­bra­jan­do sos­te­ni­da­men­te en el tiem­po. An­te es­te es­ce­na­rio, ca­da vez más paí­ses van adop­tan­do re­for­mas pre­vi­sio­na­les que apun­tan a in­cre­men­tar los im­pues­tos o su­bir la edad de re­ti­ro.

Los Es­ta­dos en­fren­tan un pro­ce­so que obli­ga­rá a tras­pa­sar de ma­ne­ra sis­te­má­ti­ca la res­pon­sa­bi­li­dad por el fu­tu­ro pre­vi­sio­nal a ma­nos de la so­cie­dad, pro­duc­to de la im­po­si­bi­li­dad de los mis­mos pa­ra afron­tar la res­pon­sa­bi­li­dad asu­mi­da cuan­do la po­bla­ción te­nía otra es­truc­tu­ra pi­ra­midal. De­be­mos pa­sar de una so­cie­dad guia­da por el con­su­mo a una so­cie­dad del aho­rro, sien­do es­te una re­ser­va de con­su­mo in­ter-tem­po­ral. Pa­ra lle­var ca­bo la trans­for­ma­ción del sis­te­ma pre­vi­sio­nal va­rios ac­to­res de­be­rán asu­mir res­pon­sa­bi­li­da­des. Bá­si­ca­men­te, en los sis­te­mas de aho­rro pa­ra re­ti­ro de­ben in­ter­ve­nir tres pi­la­res: el Es­ta­do, ma­ne­jan­do el sis­te­ma so­li­da­rio de ma­ne­ra sus­ten­ta­ble. Adi­cio­nal­men­te de­be ase­gu­rar exen­cio­nes im­po­si­ti­vas que cons­ti­tu­yan in­cen­ti­vos pa­ra la acu­mu­la­ción de aho­rro en los dos si­guien­tes pi­la­res. De­be ha­ber una po­lí­ti­ca pú­bli­ca que con­cien­ti­ce a la po­bla­ción guian­do ha­cia el di­fe­ri­mien­to de con­su­mo (me­dian­te el aho­rro) pa­ra la eta­pa pa­si­va. Las em­pre­sas, que de­ben cum­plir con su fun­ción de res­pon­sa­bi­li­dad so­cial me­dian­te la in­tro­duc­ción de pla­nes com­ple­men­ta­rios de aho­rro com­par­ti­do (em­pre­sa-in­di­vi­duo) en­tre sus es­que­mas de com­pen­sa­ción, a fin de ase­gu­rar la in­clu­sión so­cial de sus em­plea­dos a la ho­ra del re­ti­ro. Por úl­ti­mo, el ter­cer pi­lar es el in­di­vi­duo, que de­be to­mar con­cien­cia de que el bienestar de su re­ti­ro es­tá prin­ci­pal­men­te en sus ma­nos y asu­mir la res­pon­sa­bi­li­dad de aho­rrar.

El Es­ta­do de bienestar y la so­cie­dad de con­su­mo no pue­den se­guir con­vi­vien­do con las ac­tua­les re­glas, ya que la no im­ple­men­ta­ción o la pos­ter­ga­ción de es­tos cam­bios so­lo ha­rá que nues­tra po­bla­ción la­bo­ral se trans­for­me en po­bre al día si­guien­te de su re­ti­ro. Es­ta­do, em­pre­sas e in­di­vi­duos de­be­rán asu­mir el desafío des­pe­dir­se de esa so­cie­dad de con­su­mo y abra­zar­se a la so­cie­dad del aho­rro. Ese es el ca­mino del fu­tu­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.