En­tre idas y vuel­tas, la relación con Ma­cri se en­fría

Por la ma­ña­na, du­ran­te el lan­za­mien­to de “Ar­gen­ti­na Ex­por­ta”, la di­ri­gen­te di­jo que se iba a ami­gar con el Pre­si­den­te cuan­do sa­ca­ra a Ga­ra­vano. Pe­ro des­pués re­cu­ló

El Cronista comercial - - Portada - MAR­TÍN TO­RINO mto­rino@cro­nis­ta.com

El pre­si­den­te Mau­ri­cio Ma­cri pa­re­ció ha­ber que­da­do enoja­do, tras las crí­ti­cas de su alia­da Eli­sa Ca­rrió. Es­ta frial­dad que­dó en evi­den­cia du­ran­te el lan­za­mien­to del pro­gra­ma “Ar­gen­ti­na Ex­por­ta”, que el je­fe de Es­ta­do ce­dió a “Li­li­ta” a mo­do de re­com­po­ner la relación, lue­go de que la dipu­tada mar­ca­ra diferencias con el Eje­cu­ti­vo y, ade­más, pi­die­ra la sa­li­da del mi­nis­tro de Jus­ti­cia Ger­mán Ga­ra­vano. Ca­rrió, en el evento que com­par­tió con Ma­cri, ha­bía apun­ta­do con du­re­za con­tra Ga­ra­vano, aun­que por la tar­de dio mar­cha atrás y, vía Twit­ter, plan­teó su de­nun­cia con­tra el mi­nis­tro co­mo “una bro­ma”.

El je­fe de Es­ta­do ce­dió la aper­tu­ra del pro­gra­ma que otor­ga be­ne­fi­cios a las Py­mes a su alia­da Ca­rrió, quien la úl­ti­ma se­ma­na con­fe­só que ha­bía “per­di­do con­fian­za” en el man­da­ta­rio y que ha­bía pe­di­do el pa­so al cos­ta­do del mi­nis­tro de Jus­ti­cia. El es­ce­na­rio es­tu­vo pre­pa­ra­do pa­ra ella: só­lo un si­llón blan­co so­bre el es­ce­na­rio, don­de “Li­li­ta” de­jó su car­te­ra.” La dipu­tada ca­mi­nó y se mos­tró lo­cuaz, lo que ge­ne­ró ri­sas y aplau­sos. En me­dio de su dis­cur­so, ahon­dó la in­ter­na: “Me ami­ga­ré con el Pre­si­den­te cuan­do me lo sa­que a Ga­ra­vano”. Fue el pri­mer dar­do.

En pri­me­ra fi­la del Cen­tro Cul­tu­ral Kirch­ner la se­guían su equi­po de la Coa­li­ción Cí­vi­ca: Juan Ma­nuel López, Ma­ri­cel Et­che­co­in y Ma­xi­mi­li­ano Fe­rra­ro. Allí es­ta­ba su ami­go ra­di­cal, Mario Negri. “Gra­cias a Dios de­ro­ga­ron ese ho­rror... Gra­cias Negri”, azu­zó en alu­sión a la pre­sión ra­di­cal pa­ra que Ma­cri die­ra mar­cha atrás con la re­so­lu­ción del gas. El úl­ti­mo dar­do mos­tró que Ca­rrió si­gue des­con­fian­do del Pre­si­den­te. “Te­ne­mos que se­guir el ca­mino de la ley. No de­be ha­ber im­pu­ni­dad pa­ra na­die. Ni her­mano, pri­mo, pre­si­den­te ni ex pre­si­den­te”, sos­tu­vo, en alu­sión a Án­ge­lo Cal­ca­te­rra, de Iec­sa, in­vo­lu­cra­do en “la cau­sa de los cua­der­nos”. El Pre­si­den­te aún no ha­bía lle­ga­do al CCK.

Cuan­do Ca­rrió ba­jó del es­ce­na­rio,

lle­gó la co­mi­ti­va pre­si­den­cial, con el se­cre­ta­rio ge­ne­ral Fernando de An­dreis, a la ca­be­za, quien ni sa­lu­dó a “Li­li­ta”. Ma­cri lle­gó 20 mi­nu­tos más tar­de y fue di­rec­to a la pri­me­ra fi­la. Allí sa­lu­dó al se­cre­ta­rio de Agri­cul­tu­ra, Luis Et­che­vehe­re, al ra­di­cal Negri, si­guió con un be­so a Ca­rrió y con­ti­nuó su pa­so. ¿Hu­bo al­gún co­men­ta­rio en­tre los dos? “No, fue un be­si­to no­más... Se­co”, des­cri­bió “Li­li­ta” des­pués (ver en­tre­vis­ta).

Ma­cri evi­den­ció más dis­tan­cia du­ran­te su dis­cur­so. Allí plan­teó que Cam­bie­mos es­tá cer­ca de las Py­mes, “tal co­mo mos­tró la doc­to­ra Ca­rrió que via­jó por el país pa­ra re­unir­se con em­pre­sa­rios y hoy nos acom­pa­ña”. Esa fue la úni­ca alu­sión que el Pre­si­den­te hi­zo so­bre Ca­rrió. Por lo ge­ne­ral, Ma­cri alu­de a la dipu­tada co­mo “Li­li­ta”, tal co­mo hi­zo cuan­do la sa­lu­dó ha­ce un mes por el fa­lle­ci­mien­to del hi­jo de Ca­rrió o en ju­nio cuan­do anun­cia­ron el plan de ex­por­ta­ción pa­ra Py­mes.

El man­da­ta­rio sa­lu­dó a to­dos los fun­cio­na­rios cuan­do lle­gó al ac­to. Cuan­do vio a Ca­rrió, ape­nas le dio un be­so

La dipu­tada, po­co an­tes, ha­bía car­ga­do con­tra el mi­nis­tro de Jus­ti­cia. “Fue una bro­ma”, di­jo des­pués

Por la tar­de, Ca­rrió sor­pren­dió con una pu­bli­ca­ción en su cuen­ta de Twit­ter, en la que es­cri­bió: “Yo no le pe­dí ni le voy a pe­dir la re­nun­cia del mi­nis­tro (Ger­mán) Ga­ra­vano al Pre­si­den­te. Lo que di­je es­ta ma­ña­na fue una bro­ma, no con­di­ciono ni dispu­to au­to­ri­dad”.

De esa ma­ne­ra, abrup­ta y sor­pre­si­va, pa­re­ció ha­ber de­ja­do atrás el nue­vo cor­to­cir­cu­to en­tre la lí­der de la CC y el res­to de Cam­bie­mos. Aun­que lue­go con­ti­nuó su pen­sa­mien­to: “Pi­do dis­cul­pas por las for­mas pe­ro ra­ti­fi­co lo di­cho por­que es ver­dad”. Días atrás, ha­bía ade­lan­ta­do que es­ta­ba ela­bo­ran­do un pe­di­do de jui­cio po­lí­ti­co pa­ra el fun­cio­na­rio.

Ca­rrió, con Ma­cri, en el mo­men­to en que se cru­za­ron. Negri y Et­che­vehe­re, tes­ti­gos pri­vi­le­gia­dos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.