Un re­fu­gio de di­se­ño en la Pa­ta­go­nia chi­le­na

El Cronista comercial - - 3 Días - Por Liz Va­lot­ta

En el co­ra­zón de la Pa­ta­go­nia chi­le­na, se en­cuen­tra un re­fu­gio de di­se­ño que se in­te­gra ar­mó­ni­ca­men­te a la be­lle­za aus­te­ra del pai­sa­je de Puerto Na­ta­les don­de es po­si­ble alo­jar­se con ele­gan­cia y con­fort.

Aun ki­ló­me­tro y me­dio de la ciu­dad de Puerto Na­ta­les, puer­ta de en­tra­da al fa­mo­so par­que na­tu­ral de las To­rres del Pai­ne, un ele­gan­te ho­tel de di­se­ño se ca­mu­fla con las for­mas del pai­sa­je y sor­pren­de por su ele­gan­cia y con­fort en un am­bien­te na­tu­ral inigua­la­ble: la Pa­ta­go­nia chi­le­na.

Re­mo­ta es un lod­ge eco­ló­gi­co que in­vi­ta a los tu­ris­tas a vi­vir la Pa­ta­go­nia "des­de aden­tro", in­mer­sos en sus pai­sa­jes y co­lo­res, ya que es­tá ubi­ca­do en un te­rreno de más de cin­co hec­tá­reas vír­ge­nes frente al mar, que per­mi­te sen­tir es­ta re­gión y su si­len­cio, pe­ro tam­bién es­tar muy cer­ca de la ciu­dad de Puerto Na­ta­les. El edi­fi­cio de más de 7000 me­tros cua­dra­dos fue di­se­ña­do por Ger­mán del Sol -Premio Na­cio­nal de Ar­qui­tec­tu­ra de Chi­le­pa­ra que los hués­pe­des vi­van el pai­sa­je cir­cun­dan­te tam­bién des­de el in­te­rior del alo­ja­mien­to. El ar­qui­tec­to pro­po­ne una obra que no com­pi­te con su en­torno, don­de la na­tu­ra­le­za es el es­ce­na­rio prin­ci­pal. Se tra­ta de un oa­sis com­ple­ta­men­te co­nec­ta­do con el ex­te­rior e ins­pi­ra­do en los an­ti­guos gal­po­nes de es­qui­la pa­ta­gó­ni­cos y en las es­tan­cias de la zo­na, siem­pre in­cli­na­das por la fuer­za del vien­to. Ade­más, Re­mo­ta es un re­fu­gio eco­ló­gi­co y sus­ten­ta­ble que lo­gró re­du­cir a la mi­tad el uso de com­bus­ti­bles es­ti­ma­do pa­ra un ho­tel de su ca­te­go­ría. En su in­te­rior, el ca­lor se man­tie­ne gra­cias al re­ves­ti­mien­to ais­lan­te de las pa­re­des y la capa na­tu­ral de tie­rra y pas­to que re­cu­bre el te­cho, se­me­jan­do ha­ber emer­gi­do del te­rreno y per­mi­tien­do a la vez una gran efi­cien­cia ener­gé­ti­ca. Asi­mis­mo, las ven­ta­nas tér­mi­cas po­si­bi­li­tan que la luz y el ca­lor del sol in­gre­sen a los sa­lo­nes re­du­cien­do el uso de luz eléc­tri­ca y ca­le­fac­ción. La ven­ti­la­ción del edi­fi­cio tam­bién es na­tu­ral, ya que ins­ta­la­ron to­mas de ai­re que -de­bi­do a la fuer­za del vien­to- per­mi­ten que in­gre­se el ai­re lim­pio y sal­ga por los duc­tos es­pe­cial­men­te di­se­ña­dos pa­ra la ven­ti­la­ción de los am­bien­tes. Pa­ra dis­mi­nuir el vo­lu­men de las bo­te­llas de plás­ti­co, uti­li­zan unas de ace­ro inoxi­da­ble; mien­tras que los pro­duc­tos de lim­pie­za em­plea­dos en la la­van­de­ría y en la pis­ci­na son li­bres de quí­mi­cos con­ta­mi­nan­tes. Por úl­ti­mo, los pa­pe­les, car­to­nes, alu­mi­nios y vi­drios son se­pa­ra­dos y en­via­dos a cen­tros de re­ci­cla­je.

Re­mo­ta cuen­ta con 72 ha­bi­ta­cio­nes con una pri­vi­le­gia­da vis­ta a las mon­ta­ñas, fior­dos, gla­cia­res y al ma­ci­zo del Pai­ne.

Uno de los pun­tos más destacados del lod­ge es el ES­POT, una zo­na de re­la­ja­ción que cuen­ta con una pis­ci­na sin bor­des de 15 me­tros de lar­go, dos sau­nas fin­lan­de­ses, dos ja­cuz­zis al ai­re li­bre y una sa­la de ma­sa­jes. Com­ple­ta la pro­pues­ta del ho­tel una co­ci­na de gran ni­vel, con una car­ta ba­sa­da en pro­duc­tos lo­ca­les, fru­tos de mar, carnes exó­ti­cas de la zo­na, ver­du­ras or­gá­ni­cas co­se­cha­das en huer­tos cer­ca­nos y una ex­qui­si­ta se­lec­ción de vi­nos chi­le­nos. ■

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.