Es im­pa­ra­ble la se­gui­di­lla de ro­bos en ca­sas y co­mer­cios de ma­dru­ga­da, en to­dos los ba­rrios

Una fa­mi­lia que es­ta­ba de va­ca­cio­nes en la Cos­ta su­frió dos atra­cos en su vi­vien­da de 33 en­tre 23 y 24. Tam­bién hu­bo un es­cru­che y des­tro­zos en un bar de 13 y 55

El Día (La Plata) - - Policiales -

La in­se­gu­ri­dad que se vi­ve en di­fe­ren­tes ba­rrios de La Pla­ta y se po­ten­cia du­ran­te las no­ches, acre­cien­ta a dia­rio el te­mor en­tre ve­ci­nos y co­mer­cian­tes. Los de­li­tos son muy pa­re­ci­dos, gol­pean a to­da ho­ra en to­dos los ba­rrios y, en la ma­yo­ría de los ca­sos, ni si­quie­ra se de­nun­cian o son muy po­cos los que se es­cla­re­cen.

El pa­no­ra­ma su­ma una preo­cu­pa­ción ma­yor, de­bi­do a que re­sul­ta una cons­tan­te la de­nun­cia de los dam­ni­fi­ca­dos so­bre la pre­sen­cia prác­ti­ca­men­te nu­la de mó­vi­les o po­li­cías pa­ra pre­ve­nir los ro­bos.

EN LA CA­SA DE UN FUN­CIO­NA­RIO

La se­ma­na pa­sa­da, una fa­mi­lia pla­ten­se que vi­ve en La Lo­ma via­jó a una lo­ca­li­dad de la Cos­ta pa­ra dis­fru­tar de las es­pe­ra­das va­ca­cio­nes. Pe­ro lo que de­bían ser unos días de dis­fru­te ter­mi­na­ron em­pa­ña­dos por la ho­rri­ble no­ti­cia que les lle­gó des­de La Pla­ta: su vi­vien­da de 33 en­tre 23 y 24 ha­bía si­do des­va­li­ja­da por de­lin­cuen­tes.

Con im­po­ten­cia y bron­ca, Fernando Car­los (40), quien se desem­pe­ña co­mo sub­se­cre­ta­rio de Pla­ni­fi­ca­ción Es­tra­té­gi­ca de la Mu­ni­ci­pa­li­dad de La Pla­ta, re­sol­vió via­jar so­lo a nues­tra ciudad pa­ra cer­cio­rar­se de lo su­ce­di­do.

“Un ami­go me con­tó que de­lin­cuen­tes ha­bían en­tra­do y ro­ba­do en ca­sa, pe­ro cuan­do me vi­ne de la Cos­ta com­pro­bé que to­do era mu­cho peor de lo que ha­bía ima­gi­na­do”, con­tó el hom­bre a es­te dia­rio, con el des­con­sue­lo

nd a cues­tas y acom­pa­ña­do por fa­mi­lia­res.

Ase­gu­ró que los in­tru­sos le lle­va­ron “to­dos los elec­tro­do­més­ti­cos y tam­bién un po­co de di­ne­ro”.

“No lo po­día creer. Es muy tris­te la si­tua­ción que es­ta­mos pa­san­do, por­que to­do lo que se lle­va­ron lo fui­mos com­pran­do con mu­cho es­fuer­zo”, re­fle­jó con evi­den­te desáni­mo.

Pe­ro el fun­cio­na­rio rom­pió en llan­to al ase­gu­rar que, “pa­ra col­mo, pa­ra com­prar es­ta ca­sa tu­vi­mos que sa­car un cré­di­to UVA, pa­ra pa­gar­la en 15 o 20 años y ha­ce muy po­qui­to que em­pe­za­mos a pa­gar las cuo­tas”.

Mo­men­tos an­tes una ve­ci­na se ha­bía acer­ca­do pa­ra co­men­tar­le que los de­lin­cuen­tes en­tra­ron en la pro­pie­dad por lo me­nos dos ve­ces, por­que el sá­ba­do es­cu­cha­ron “rui­dos ex­tra­ños y ayer (por el mar­tes) hu­bo otro mo­vi­mien­to sos­pe­cho­so”.

Por eso pre­su­men que en el pri­mer in­gre­so los asal­tan­tes se lle­va­ron par­te del bo­tín, pa­ra re­gre­sar con más se­gu­ri­dad y tiem­po, pa­ra com­ple­tar el “tra­ba­jo”.

An­tes de re­gre­sar a su vi­vien­da, la ve­ci­na tu­vo pa­la­bras de con­ten­ción pa­ra el fun­cio­na­rio.

Una vez que Fernando Car­los se re­pu­so, men­cio­nó que “ha­bía­mos pre­vis­to que en los días en que íba­mos a es­tar de va­ca­cio­nes vi­nie­ra mi pa­dre pa­ra mos­trar pre­sen­cia en la ca­sa y así lo hi­zo, pe­ro se ve que los de­lin­cuen­tes es­tu­vie­ron ha­cien­do in­te­li­gen­cia so­bre mo­vi­mien­tos y ho­ra­rios”, es­pe­cu­ló la víc­ti­ma.

Des­pués de es­ta ex­pe­rien­cia el fun­cio­na­rio mu­ni­ci­pal an­ti­ci­pó que pla­nea ins­ta­lar un sis­te­ma de alar­ma y re­for­zar la se­gu­ri­dad de la ca­sa, por ejem­plo, “en to­das las aber­tu­ras”, co­men­tó.

EN UNA CON­FI­TE­RÍA

Co­mo vie­ne re­gis­trán­do­se re­pe­ti­da­men­te en lo que va de es­te ve­rano, en las pri­me­ras ho­ras de ayer la in­se­gu­ri­dad gol­peó en un co­mer­cio del ra­dio cén­tri­co.

Es­ta vez la es­ce­na trans­cu­rrió en la con­fi­te­ría “Ten­ta­ción”, si­tua­da en la es­qui­na de 13 y 55.

Pa­ra co­lar­se en el lo­cal, los la­dro­nes da­ña­ron pri­me­ro la cor­ti­na de re­jas y vio­len­ta­ron la puer­ta de en­tra­da, des­cri­bió Yza­mar Ran­gel (24), em­plea­da de ese negocio. Por el mo­do en que ac­tua­ron y an­te­ce­den­tes de ca­sos si­mi­la­res ocu­rri­dos en esa zo­na, los co­mer­cian­tes sos­pe­chan que po­dría tra­tar­se de me­no­res.

Ya den­tro del lo­cal, los in­tru­sos “rom­pie­ron la caja, de la que se lle­va­ron di­ne­ro en cam­bio”, de­ta­lló Yza­mar. Y aun­que la chi­ca no pu­do pre­ci­sar la su­ma que ro­ba­ron, sí co­men­tó que los la­dro­nes ti­ra­ron la re­gis­tra­do­ra al pi­so “pa­ra da­ñar­la to­da­vía más”.

El co­mer­cio fun­cio­na en el mis­mo lu­gar des­de ha­ce apro­xi­ma­da­men­te ocho años. “Yo em­pe­cé a tra­ba­jar en sep­tiem­bre”, re­cor­dó la em­plea­da, y “des­de en­ton­ces só­lo ha­bía­mos te­ni­do un in­ten­to de ro­bo de par­te de un hom­bre de 73 años, que fue de­te­ni­do”.

Los en­car­ga­dos des­cu­brie­ron el ro­bo cuan­do lle­ga­ron a la ma­ña­na y en­se­gui­da aler­ta­ron al 911. Acu­die­ron al lu­gar mó­vi­les del Co­man­do y la co­mi­sa­ría Pri­me­ra, que aho­ra pro­cu­ra iden­ti­fi­car a los res­pon­sa­bles con cá­ma­ras de se­gu­ri­dad. Por aho­ra, no hay na­die de­te­ni­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.