Ma­sa­cre en Flo­ri­da

Al me­nos 17 muer­tos en un ata­que a ti­ros en una es­cue­la cer­ca de Mia­mi

El Día (La Plata) - - Portada -

Ocu­rrió en Par­kland, una co­mu­ni­dad de 30.000 ha­bi­tan­tes si­tua­da a po­cos ki­ló­me­tros al nor­te de Mia­mi. En­tre los muer­tos hay alum­nos ado­les­cen­tes y pro­fe­so­res. El atacante, que es­tá de­te­ni­do, es un jo­ven de 19 años que, se­gún la po­li­cía, ha­bía con­cu­rri­do a ese co­le­gio has­ta el año pa­sa­do. Afir­man que con el de ayer ya su­man 18 ti­ro­teos en es­cue­las de EE UU en lo que va del año.

Al me­nos 17 per­so­nas mu­rie­ron ayer lue­go de que un atacante abrie­ra fue­go y desata­ra ho­ras de pá­ni­co en­tre los es­tu­dian­tes y una per­se­cu­ción po­li­cial en una es­cue­la se­cun­da­ria de la ciudad de Par­kland, sur de Flo­ri­da, EE UU, que ter­mi­nó con el sos­pe­cho­so de­te­ni­do. Es­te ti­ro­teo fue el nú­me­ro 18 en un co­le­gio en lo que va del año en el país.

El she­riff del con­da­do de Bro­ward, Scott Is­rael, in­for­mó que fa­lle­cie­ron 17 per­so­nas, iden­ti­fi­có al sos­pe­cho­so co­mo un ex es­tu­dian­te de 19 años de esa es­cue­la, Nikolaus Cruz, y afir­mó que fue de­te­ni­do “sin una con­fron­ta­ción” con la po­li­cía. “Es una ca­tás­tro­fe. Real­men­te no hay pa­la­bras”, la­men­tó el fun­cio­na­rio en su cuen­ta de Twit­ter. Tam­bién hay un nú­me­ro in­de­ter­mi­na­do de he­ri­dos.

RÁ­FA­GAS DE TI­ROS

Des­pués de es­cu­char­se va­rias rá­fa­gas de ti­ros, de­ce­nas de pa­tru­lle­ros de la po­li­cía del con­da­do lle­ga­ron al lu­gar, la acor­do­na­ron y co­men­za­ron a eva­cuar a los es­tu­dian­tes. Al­gu­nos sa­lie­ron co­rrien­do ate­rro­ri­za­dos, otros ca­mi­na­ron de ma­ne­ra más or­de­na­da, con los bra­zos en al­to.

El dia­rio Mia­mi He­rald ci­tó a Jim Gard, un pro­fe­sor de ma­te­má­ti­cas de ese cen­tro edu­ca­ti­vo, quien re­ve­ló que los do­cen­tes y per­so­nal ad­mi­nis­tra­ti­vo fue­ron ad­ver­ti­dos el año pa­sa­do de que el ex es­tu­dian­te cons­ti­tuía una ame­na­za y no se le de­bía per­mi­tir el in­gre­so al co­le­gio con una mo­chi­la.

“Hu­bo pro­ble­mas con él el año pa­sa­do ame­na­zan­do a es­tu­dian­tes, y creo que se le pi­dió que aban­do­na­se el cam­pus”, ma­ni­fes­tó el maes­tro al dia­rio.

Un es­tu­dian­te de es­te cen­tro es­co­lar de­cla­ró a la ca­de­na CBS que Cruz, un “chi­co pro­ble­má­ti­co”, fue ex­pul­sa­do de la es­cue­la y que siem­pre “car­ga­ba ar­mas con él”, que no tenía re­pa­ros en mos­trar­las a los otros alum­nos.

“Es­cu­ché un so­ni­do co­mo si fue­ra un ca­mión de basura y des­pués es­cu­ché ‘bum bum bum’. Ha­bía gri­tos por to­das par­tes. Só­lo pu­de es­con­der­me de­ba­jo del es­cri­to­rio de mi maes­tra. Des­pués la po­li­cía in­va­dió la es­cue­la y nos sa­ca­ron”, con­tó a la ca­de­na de no­ti­cias Mi­chael Katz, uno de los alum­nos que se sal­vó y pu­do en­con­trar­se con su pa­dre en los jar­di­nes ex­te­rio­res del cen­tro edu­ca­ti­vo.

Pe­ro no to­dos pu­die­ron es­ca­par an­tes de que la po­li­cía en­con­tra­ra y de­tu­vie­ra al sos­pe­cho­so.

Alum­nos de la es­cue­la tui­tea­ban des­de aba­jo de sus ban­cos, es­con­di­dos en sus au­las, mien­tras la po­li­cía in­for­ma­ba que bus­ca­ba por el edi­fi­cio al ti­ra­dor.

“Es­cu­ché mu­chos dis­pa­ros, co­mo seis. Y pa­sa­ron muy cer­ca”, con­tó otra alum­na, Ni­co­le Bal­tzer.

La jo­ven de 18 años le di­jo a la ca­de­na de no­ti­cias CNN que fal­ta­ban só­lo 10 mi­nu­tos de cla­se cuan­do so­nó la alar­ma de eva­cua­ción y to­dos se ti­ra­ron al sue­lo.

Aún rei­na­ba la con­fu­sión y la in­cer­ti­dum­bre, cuan­do el se­na­dor por Flo­ri­da, Bill Nel­son, di­jo a la CNN que ha­bía “va­rios muer­tos” y que era “un mal día” pa­ra el es­ta­do y el país.

La de ayer es la ba­la­ce­ra más le­tal en un cen­tro es­co­lar de EE UU des­de que un hom­bre ba­leó al per­so­nal y a los alum­nos de un co­le­gio pri­ma­rio en New­town, Con­nec­ti­cut.

DE­BA­TE SO­BRE LAS AR­MAS

De in­me­dia­to, la es­cue­la, ubi­ca­da a unos 72 ki­ló­me­tros de Mia­mi y con más de 3.200 alum­nos de se­cun­da-

ria ins­crip­tos, se con­vir­tió en un nue­vo pun­ta­pié pa­ra el siem­pre la­ten­te de­ba­te so­bre el con­trol de ar­mas en el país.

“Mis ora­cio­nes y con­do­len­cias pa­ra las fa­mi­lias de las víc­ti­mas del te­rri­ble ti­ro­teo en Flo­ri­da. Nin­gún ni­ño, pro­fe­sor o per­so­na ja­más de­be­ría sen­tir­se in­se­gu­ro en una es­cue­la es­ta­dou­ni­den­se”, sen­ten­ció el pre­si­den­te Do­nald Trump en su cuen­ta de Twit­ter.

Ha­ce só­lo unas se­ma­nas, en su dis­cur­so del Es­ta­do de la Unión, Trump ha­bía de­fen­di­do sin me­dias tin­tas el de­re­cho a com­prar y po­seer ar­mas y ha­bía cri­ti­ca­do du­ra­men­te a to­dos aque­llos que quie­ren res­trin­gir­lo con con­tro­les pa­ra evi­tar que me­no­res, per­so­nas con pro­ble­mas men­ta­les o con an­te­ce­den­tes de vio­len­cia pue­dan ad­qui­rir­las.

Por eso, ni bien se co­no­ció la no­ti­cia del ti­ro­teo, el se­na­dor de­mó­cra­ta Bill Nel­son apro­ve­chó su tiem­po de mi­cró­fono en un de­ba­te por otro te­ma en el Con­gre­so pa­ra de­nun­ciar el víncu­lo en­tre los cons­tan­tes ti­ro­teos ma­si­vos en el país, la venta sin con­trol de ar­mas y la ne­ga­ti­va de la ma­yo­ría de los le­gis­la­do­res en el Ca­pi­to­lio de no cam­biar las le­yes.

“Dé­jen­me de­cir­les una vez más que so­mos res­pon­sa­bles de la atro­ci­dad ma­si­va que es­tá pa­san­do en es­te país y que no tie­ne pa­ra­le­lo con nin­gún otro lu­gar”, sen­ten­ció el se­na­dor e ini­ció lo que se­gu­ra­men­te se­rá un nue­vo de­ba­te, al me­nos me­diá­ti­co, so­bre el con­trol de la te­nen­cia y venta de ar­mas en el país desa­rro­lla­do con más ti­ro­teos ma­si­vos y más ar­mas per cá­pi­ta del mun­do.

AP

/ AP

SUMIDOS EN LA DE­SES­PE­RA­CIÓN, FA­MI­LIA­RES DE ALUM­NOS ES­PE­RAN NO­TI­CIAS TRAS EN­TE­RAR­SE DEL IN­TEN­SO TI­RO­TEO EN EL STO­NE­MAN DOU­GLAS HIGH SCHOOL EN LA CIUDAD DE PAR­KLAND, FLO­RI­DA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.