“Manu” lu­chó co­mo un león, pe­ro se le apa­gó la vi­da

Te­nía 8 años y es­pe­ra­ba un se­gun­do tras­plan­te en el Hos­pi­tal de Ni­ños, don­de fa­lle­ció ayer. Pro­fun­da tris­te­za en dis­tin­tos ám­bi­tos

El Día (La Plata) - - Portada -

Era un chi­co, y co­mo tal, con­quis­ta­ba a to­dos por su gra­cia na­tu­ral. Tam­bién era tierno, amo­ro­so, y muy vi­vaz a pe­sar de la ener­gía que le ro­ba­ba la en­fer­me­dad. Pe­ro lo que se­gu­ro per­ma­ne­ce­rá co­mo su ca­rac­te­rís­ti­ca más dis­tin­ti­va es el va­lor, la en­te­re­za ca­si de adul­to con la que ba­ta­lló pa­ra cu­rar­se de la se­ve­ra leu­ce­mia que lo ata­có. Mu­rió, a los 8 años, Ma­nuel Ro­bert, el ne­ne que ins­pi­ró una de las cam­pa­ñas so­li­da­rias de ma­yor res­pues­ta en la Re­gión. Los Ro­bert, que atra­vie­san por es­tas ho­ras el mo­men­to más do­lo­ro­so de sus vi­das, no de­ja­ron sin em­bar­go de ex­pre­sar, abier­ta­men­te, su pro­fun­do agra­de­ci­mien­to a la co­mu­ni­dad pla­ten­se, y en par­ti­cu­lar al Hos­pi­tal de Ni­ños “Sor Ma­ría Lu­do­vi­ca”, por to­do lo he­cho por Manu.

El 20 de no­viem­bre de 2012 co­men­zó la pe­sa­di­lla pa­ra los Ro­bert. Ve­ci­nos de Gon­net, Analía y Sergio, pa­dres tam­bién de un va­rón un año me­nor -Eu­ge­nio-, tu­vie­ron que in­ter­nar a Manu ese día a raíz de lo que pa­re­cía un cua­dro de in­to­xi­ca­ción con fuer­tes vó­mi­tos. Pe­ro el re­sul­ta­do del la­bo­ra­to­rio re­ve­ló lo peor: el chi­qui­to pa­de­cía una leu­ce­mia por de­más agre­si­va, la lin­fo­blás­ti­ca agu­da ti­po “T” y la úni­ca al­ter­na­ti­va era el tras­plan­te de mé­du­la ósea.

Em­pe­zó en­ton­ces, en ese no­viem­bre, una lu­cha in­can­sa­ble pa­ra com­ba­tir el cán­cer del pe­que­ño, un de­rro­te­ro de ca­si 6 años en los que “Un do­nan­te pa­ra Manu”, la mo­vi­da di­fun­di­da por to­do ti­po de me­dios de co­mu­ni­ca­ción, con­si­guió en 2015 las pla­que­tas de un jo­ven con las que pu­die­ron in­ter­ve­nir al ne­ne en la Fun­da­ción Fa­va­lo­ro. Du­ran­te un tiem­po el tra­ta­mien­to fun­cio­nó; el chi­qui­to apren­dió que de­bía cui­dar­se de los con­ta­gios y era más ri­gu­ro­so que los ma­yo­res a la ho­ra de po­ner­se el bar­bi­jo; los aná­li­sis die­ron me­jo­res in­di­ca­do­res, y aun­que tu­vo que ex­pe­ri­men­tar una y otra vez “pun­cio­nes, ca­té­te­res y qui­mios” co­mo des­cri­be su fa­mi­lia par­te de la vi­da del ne­ne-, ju­gó con su her­mano, apren­dió las pri­me­ras lec­cio­nes de la es­cue­la con una maes­tra a do­mi­ci­lio, vi­si­tó par­ques y pla­zas, y no de­jó de reír.

A tra­vés de la pá­gi­na en Fa­ce­book

nd

“Un do­nan­te pa­ra Manu”, la fa­mi­lia in­for­ma­ba to­das las se­ma­nas so­bre el es­ta­do de sa­lud del ne­ne y se lan­za­ban des­de allí los pe­di­dos de do­na­ción de pla­que­tas, que ne­ce­si­ta­ba rei­te­ra­da­men­te pa­ra man­te­ner­se es­ta­ble. Asi­mis­mo, se com­par­tían imá­ge­nes en las que se veía su pro­gre­so y la fuer­za que re­fle­ja­ba. En el mis­mo es­pa­cio se leía el alien­to de alle­ga­dos y des­co­no­ci­dos, que les de­ja­ban cien­tos de men­sa­jes pa­ra apun­ta­lar­los y ofre­cían su ayu­da. Manu es­ta­ba aho­ra in­ter­na­do en el Hos­pi­tal “Sor Ma­ría Lu­do­vi­ca”, ha­bía de­caí­do y es­pe­ra­ba un se­gun­do tras­plan­te de mé­du­la.

En me­dio de una pe­lea du­ra, ago­ta­do­ra, con el des­gas­te co­ti­diano del vai­vén en­tre la fe y los mo­men­tos de­ses­pe­ra­dos, Analía y Sergio se mos­tra­ron en un ges­to que no po­día es­tar más acor­de a las cir­cuns­tan­cias que Manu ha­bía ge­ne­ra­do. Con su hi­jo ya tras­plan­ta­do y en pleno pro­ce­so de con­va­le­cen­cia, el ma­tri­mo­nio con­vir­tió el dinero do­na­do por la gen­te, y que fi­nal­men­te no fue ne­ce­sa­rio uti­li­zar pa­ra la in­ter­ven­ción del pe­que­ño, en dos mo­ni­to­res de sig­nos vi­ta­les de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción que fue­ron en­tre­ga­dos al Hos­pi­tal de Ni­ños de La Pla­ta, don­de Manu es­tu­vo tan­tas ve­ces in­ter­na­do.

Ayer, a po­cas ho­ras del fa­lle­ci­mien­to del ne­ne, su fa­mi­lia co­mu­ni­có -en la pá­gi­na de siem­preel de­sen­la­ce, y agra­de­ció, al mis­mo tiem­po, a to­do el per­so­nal del cen­tro pe­diá­tri­co pla­ten­se por el es­fuer­zo pues­to en la aten­ción del chi­qui­to, con dos men­cio­nes en par­ti­cu­lar: la de la doc­to­ra Al­ci­ra Fynn, por su “ca­li­dad pro­fe­sio­nal y hu­ma­na”, y la de Cris­tian Mon­tes, el jo­ven do­nan­te que le per­mi­tió a los Ro­bert, co­mo se­ña­la­ron, “dar­nos la po­si­bi­li­dad de dis­fru­tar 3 años más de su vi­da”.

MA­NUEL RO­BERT DIO UNA IN­CAN­SA­BLE PE­LEA CON­TRA LA LEU­CE­MIA / FA­CE­BOOK

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.