Ni­co­lás Scar­pino El di­fí­cil desafío de sa­lir a es­ce­na co­mo un ma­lí­si­mo ac­tor

En “Co­mo el cu­lo”, que se pre­sen­ta ma­ña­na y el do­min­go en el Co­li­seo, el con­so­li­da­do ar­tis­ta lu­cha con­tra su “oí­do ac­to­ral” pa­ra dar­le cuer­po a un in­tér­pre­te ama­teur que pro­ta­go­ni­za una obra dra­má­ti­ca

El Día (La Plata) - - Fin de Semana - Ma­ría Vir­gi­nia Bruno vbruno@el­dia.com

Uno de los éxi­tos tea­tra­les de los úl­ti­mos dos años lle­ga­rá es­te fin de se­ma­na a la Ciu­dad con una pro­pues­ta de hu­mor blan­co en la que un gru­po de tea­tro ama­teur ha­rá lo im­po­si­ble por ter­mi­nar la fun­ción de su obra dra­má­ti­ca a pe­sar de que to­do, du­ran­te el es­treno, sa­le “Co­mo el cu­lo”. De ahí sur­ge el tí­tu­lo de es­te es­pec­tácu­lo en el que Ni­co­lás Scar­pino, con­so­li­da­do in­tér­pre­te con más de cua­tro dé­ca­das de tra­yec­to­ria (a los 4 años fue par­te de “Can­ta­ni­ño”), asu­me el desafío de su­bir a es­ce­na lu­chan­do con­tra su oí­do ac­to­ral al te­ner que dar­le vi­da a un in­ten­to de ac­tor que de­mos­tra­rá que, por su bien y el del pú­bli­co, me­jor de­be­ría de­di­car­se a otra co­sa.

Es, sin em­bar­go, muy que­ri­ble la cria­tu­ra que Scar­pino de­li­neó, en­tre la tor­pe­za, la mo­no­to­nía y la es­pas­ti­ci­dad, con­vir­tién­do­se, se­gún di­jo, uno de sus ma­yo­res desafíos pro­fe­sio­na­les.

“Fue muy di­ver­ti­do pe­ro muy di­fí­cil por­que bá­si­ca­men­te el oí­do pro­pio del ac­tor, o de cual­quier ser hu­mano, te lle­va siem­pre a en­con­trar una for­ma equi­li­bra­da a la ho­ra de ha­blar. Y es­te per­so­na­je que me to­ca tie­ne to­do lo con­tra­rio. Fue her­mo­so de tra­ba­jar por­que to­do el tiem­po me lle­va a es­tar en un es­ta­do de con­cen­tra­ción que es muy es­tre­san­te”, ma­ni­fes­tó el ac­tor, en diá­lo­go con EL DÍA.

La obra es la ver­sión adap­ta­da de “The play that goes wrong”, es­cri­ta por los in­gle­ses Henry Le­wis, Jo­nat­han Sa­yer y Henry Shields, y es­tre­na­da en Lon­dres en 2012. En Ar­gen­ti­na de­bu­tó a me­dia­dos de 2016, con pro­duc­ción de Ja­vier Fa­ro­ni y di­rec­ción de Ma­nuel González Gil. El elen­co que se pre­sen­ta­rá ma­ña­na y el do­min­go en el Co­li­seo Po­des­tá lo com­ple­tan Mar­ce­lo De Be­llis, Gon­za­lo Suá­rez, Wal­ter Quiroz, Die­go Rein­hold, Nancy An­ka, Ariel Ba­sal­dúa y Fer­nan­da Me­ti­lli.

Des­de su es­treno en el por­te­ño Tea­tro As­tral, el es­pec­tácu­lo se fue ha­cien­do fuer­te gra­cias al bo­ca en bo­ca, y es­te ve­rano se pre­sen­tó en pa­ra­le­lo en Mar del Pla­ta y Car­los Paz, lo­gran­do en am­bas pla­zas su­bir­se al po­dio de las pro­pues­tas más vis­tas de la tem­po­ra­da, y co­se­chan­do va­rios pre­mios. El éxi­to ale­gra pe­ro “no sor­pren­de” a Scar­pino, quien re­mar­có que tie­ne va­rios in­gre­dien­tes que lo ha­cían pre­ver su bue­na for­tu­na.

“Te­nía la ple­na con­vic­ción cuan­do Ja­vier (Fa­ro­ni) me ofre­ció es­te es­pec­tácu­lo que iba a ser un éxi­to por­que res­pon­de a una for­ma de hu­mor dis­tin­ta; es una co­me­dia mo­der­na, que sa­le de la es­truc­tu­ra de lo que uno en­tien­de y co­no­ce co­mo una co­me­dia de tea­tro o vo­de­vil, que no re­cu­rre al tí­pi­co re­cur­so cha­ba­cano co­no­ci­do. Es una obra de un hu­mor muy blan­co, in­te­li­gen­te, pa­ra to­da la fa­mi­lia, tí­pi­co de las co­me­dias in­gle­sas”, ex­pli­có el ac­tor.

Se­gún con­tó, la adap­ta­ción lo­cal es­tu­vo pues­ta, bá­si­ca­men­te, en con­se­guir un tí­tu­lo que re­fle­je nues­tra idio­sin­cra­sia por­que qué más ar­gen­to que de­cir “có­mo el cu­lo” cuan­do al­go nos sa­le mal. El tí­tu­lo, sin em­bar­go, fue “lo que siem­pre tu­vi­mos que de­fen­der aún más que el es­pec­tácu­lo”, en re­la­ción a que las per­so­nas que no sa­ben de qué va la obra pue­dan lle­gar a creer que se tra­ta de una pro­pues­ta pi­ca­res­ca. Pe­ro no. Si con­si­de­ra­mos “cu­lo” una ma­la pa­la­bra, es lo úni­co “ma­lo” que pre­sen­ta­rá. nd

Re­to­ques de úl­ti­mo mo­men­to, pér­di­das de me­mo­ria, fa­llas en los de­co­ra­dos, exa­ge­ra­cio­nes in­ter­pre­ta­ti­vas, lle­ga­das tar­de, pro­ble­mas téc­ni­cos, le­sio­nes, re­ma­tes no aga­rra­dos y to­do lo que de­be­ría sa­lir bien sa­le mal en es­te es­pec­tácu­lo en el que, sin em­bar­go, pa­ra que to­do eso su­ce­da, “te­ne­mos que ha­cer to­do muy bien”. En es­te sen­ti­do, y a pe­sar de la li­cen­cia o el res­guar­do en el error con el que con­vi­ve el elen­co, Scar­pino acla­ró que “no es que to­do va­le”, por­que pa­ra man­te­ner ese or­den caó­ti­co no hay que des­pe­gar­se del guión.

El es­pec­tácu­lo se mue­ve en dos lí­neas pa­ra­le­las y eso es, a su en­ten­der, lo más “ma­ra­vi­llo­so” que tie­ne. Por un la­do, el pú­bli­co que­rrá ver có­mo ese gru­po de tea­tro ama­teur lle­ga­rá (si lle­ga) a ter­mi­nar la fun­ción con to­da esa en­ca­de­na­ción de de­sas­tres que se de­sa­rro­llan y, por el otro, tam­bién es­pe­ra­rá la re­so­lu­ción dra­má­ti­ca de la obra, es­pe­ran­do co­no­cer quién es el ase­sino.

En­tre ri­sas re­cor­dó Scar­pino al­gu­nas anéc­do­tas que ha pro­vo­ca­do en los espectadores es­ta pues­ta: ade­más de al­gu­nas per­so­nas que se fue­ron cre­yen­do que to­dos los ac­to­res eran ma­lí­si­mos; hu­bo otros que se fue­ron a que­jar a la bo­le­te­ría

“Es pa­ra­dó­ji­co pe­ro pa­ra que to­do sal­ga tan mal en es­ce­na, te­ne­mos que ha­cer to­do muy bien”

“El oí­do del ac­tor te lle­va a bus­car un equi­li­brio. Y es­te per­so­na­je me lle­va a es­tar en un es­ta­do de con­cen­tra­ción que es muy es­tre­san­te”

ape­nas arran­ca­da la fun­ción cuan­do el pre­sen­ta­dor (Rein­hold) cuen­ta que van a ha­cer “Ase­si­na­to en la man­sión Ha­vers­ham” y ellos fue­ron a ver “Co­mo el cu­lo”; tam­bién es­tu­vie­ron aque­llos que la­men­ta­ron que la es­ce­no­gra­fía aún no es­tu­vie­ra lis­ta des­pués de ha­ber da­do sa­la...

“Ahí es don­de te das cuen­ta que es­ta­mos fren­te a un es­pec­tácu­lo que mar­ca una ten­den­cia dis­tin­ta a la ho­ra de ha­cer hu­mor”, re­mar­có Scar­pino, elo­gian­do la for­ma de con­tar de los au­to­res in­gle­ses, con los que se­gui­rá co­nec­ta­do.

Por­que ape­nas es­te elen­co ter­mi­ne de gi­rar con “Co­mo el cu­lo” (el 27 de ma­yo se­rá la úl­ti­ma fun­ción), to­dos se pon­drán a en­sa­yar otra obra de los mis­mos crea­do­res, tam­bién con pro­duc­ción de Fa­ro­ni y con di­rec­ción de Ma­nuel González Gil, que se es­tre­na­rá en julio en el Mul­ti­tea­tro.

“Cho­rros: la co­me­dia ro­ba al ban­co”, ba­sa­da en “A co­medy about a bank rob­bery”, no se­rá “una co­me­dia ba­sa­da en el error, pe­ro sí pre­sen­ta los to­ques mo­der­nos que tie­ne es­te gru­po, que em­pe­zó a re­vo­lu­cio­nar Lon­dres con es­ta for­ma de con­tar dis­tin­to”, re­mar­có el ac­tor.

En re­la­ción al he­cho de que el mis­mo elen­co re­pi­ta pro­yec­to, Scar­pino di­jo que no es “al­go ha­bi­tual” pe­ro que es “la de­ci­sión más acer­ta­da” por­que, se­gún con­tó, en Lon­dres pa­só lo mis­mo: el mis­mo gru­po que es­tre­nó “Co­mo el Cu­lo” hi­zo des­pués es­ta nue­va.

“Yo siem­pre que ten­ga tea­tro soy fe­liz, a mí el res­to no me mue­ve la agu­ja”, in­di­có Scar­pino, so­bre el for­ma­to de ex­pre­sión que me­jor lo iden­ti­fi­ca. Y es jus­ta­men­te ahí, so­bre las ta­blas, don­de ha in­ten­si­fi­ca­do en los úl­ti­mos años su pre­sen­te ac­to­ral y de­mos­tra­do to­do su vir­tuo­sis­mo in­ter­pre­ta­ti­vo de la mano de con­sa­gra­das obras co­mo “Po­der se pue­de”, “Los 39 es­ca­lo­nes”, “La Da­ma de Ne­gro” y, en­tre mu­chas otras, “Se in­fiel y no mi­res con quién”

En te­le­vi­sión, for­ma­to en el que de­bu­tó en 1994 co­mo Gui­ller­mo ‘Willy’ Si­mo­net­ti en “Nano”, y en don­de ha si­do par­te de gran­des éxi­tos co­mo “Cul­pa­bles” (2001) , “Por Amor a vos” (2008) y “Los Úni­cos” (2012), lo úl­ti­mo que ha­bía he­cho fue “Las puer­ti­tas del se­ñor López”, en don­de ha­cía pe­que­ñas fic­cio­nes jun­to al con­duc­tor Gui­ller­mo López. Un for­ma­to al que ma­ña­na re­gre­sa­rá co­mo con­duc­tor jun­to a Eva Aze­rrad de “Uni­ver­so re­tro te­vé”, el ci­clo que se ve­rá to­dos los sá­ba­dos al me­dio­día por Ca­nal Me­tro, en el que via­ja­rán por la me­mo­ria emo­ti­va re­pa­san­do to­do lo que de chi­cos nos con­mo­vía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.