Har­ta de su­frir violencia, via­jó des­de Va­lle Fér­til a de­do pa­ra pe­dir ayu­da

Kat­he­ri­ne Jo­pia lle­gó has­ta la re­dac­ción de DIA­RIO HUAR­PE a pe­dir au­xi­lio pa­ra ella y sus tres hi­jos. La Di­rec­ción de la Mu­jer la asis­tió en un re­fu­gio.

El Huarpe - - LOCALES - POR GUS­TA­VO BRU­NI GBRU­NI@DIARIOHUARPE.COM

Sus hi­jos tie­nen uno, dos y cua­tro años. Por ellos, Kat­he­ri­ne Ro­cío Jo­pia to­mó la de­ci­sión de de­jar su ho­gar, can­sa­da de so­por­tar violencia psi­co­ló­gi­ca y fí­si­ca. Via­jó a de­do des­de el de­par­ta­men­to de Va­lle Fér­til pa­ra bus­car ayu­da y así lle­gó a la re­dac­ción de DIARIOHUARPE.

Su his­to­ria es la de tan­tas otras mu­je­res. Kat­he­ri­ne, de 23 años, de­nun­cia ha­ber su­fri­do abu­sos a mano de su pa­re­ja, Jor­ge Luis Fer­nán­dez, con quien con­vi­vía en el ba­rrio Cos­ta­ne­ra Nor­te de la Vi­lla San Agustín. La mu­jer es men­do­ci­na, por eso se tras­la­da­ba pe­rió­di­ca­men­te a esa pro­vin­cia. Pe­ro, se­gún re­la­tó, a me­dia­dos de mar­zo to­do cam­bió. “Via­jé a Men­do­za el sá­ba­do 17 (de mar­zo) por­que mi hi­jo más gran­de es de una pa­re­ja an­te­rior y su abue­lo es­tá gra­ve, en­ton­ces fui­mos a ver­lo. Mi pa­re­ja sa­bía, me acom­pa­ñó a la ter­mi­nal con mis hi­jos”, afir­mó. Sin em­bar­go, a su re­gre­so des­pués de 5 días se to­pó con otro epi­so­dio de violencia, es­ta vez fí­si­ca. “En­tré a la ca­sa, ha­bía la­tas de cer­ve­za y ci­ga­rri­llos por to­dos la­dos. No ha­bía na­da pa­ra dar­les de co­mer a los chi­cos y al re­cla­mar­le es­to, me za­ma­rreó y me ti­ró so­bre la ca­ma”, di­jo en­tre lá­gri­mas. “Me en­ce­rró en la ha­bi­ta­ción y a las ho­ras en­tró, me abra­zó y me di­jo ‘me gus­ta ha­cer­te eno­jar’”, con­ti­nuó Kat­he­ri­ne, abra­zan­do a sus hi­jos. El día pos­te­rior a ese he­cho, la mu­jer se di­ri­gió a la Co­mi­sa­ría 12ª a ha­cer la de­nun­cia con­tra su pa­re­ja y de allí a la ca­sa de la exes­po­sa de su her­mano, en el mis­mo Va­lle, don­de se res­guar­dó. En con­tra­par­ti­da, el hom­bre la de­nun­ció por aban­dono de ho­gar y los jue­ces in­ter­vi­nien­tes de­ter­mi­na­ron sen­das me­di­das de res­tric­ción pe­ri­me­tral. Si bien Kat­he­ri­ne re­ci­bió ayu­da de la ofi­ci­na de la Mu­jer del de­par­ta­men­to, de­ci­dió ve­nir ha­cia la Ciu­dad. Así sa­lió a la ru­ta y una ve­ci­na le ofre­ció tras­la­dar­la has­ta las ofi­ci­nas de es­te me­dio. Tras es­cu­char su his­to­ria, DIA­RIO

le dio in­ter­ven­ción a la lí­nea HUAR­PE 102 y a la Di­rec­ción de la Mu­jer, quie­nes to­ma­ron el ca­so y de­ci­die­ron tras­la­dar a la mu­jer y a sus pe­que­ños a un re­fu­gio de pro­tec­ción pa­ra mu­je­res víc­ti­mas de violencia.

Fuen­tes de ese or­ga­nis­mo le in­di­ca­ron a es­te me­dio que Kat­he­ri­ne y los chi­cos se en­cuen­tran bien, con asis­ten­cia psi­co­ló­gi­ca y que la acom­pa­ña­rán en el pro­ce­so ju­di­cial fu­tu­ro.

La jo­ven de 23 años lle­gó has­ta la re­dac­ción de y en­tre lá­gri­mas con­tó su his­to­ria. DIARIOHUARPE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.