Item de mo­da

El pan­ta­lón por el pi­so

ELLE (Argentina) - - SUMARIO -

La ten­den­cia dio sus pri­me­ros pa­sos ha­ce al­gu­nas tem­po­ra­das cuan­do em­pe­za­mos a ver en los des­fi­les, pri­me­ro, y en la ca­lle, des­pués, mu­je­res que pa­re­cían no te­ner pies. Es que los pan­ta­lo­nes cre­cie­ron en cen­tí­me­tros y los me­tros de te­la co­men­za­ron a ta­par los ta­cos ver­ti­gi­no­sos. En las an­tí­po­das de los pan­ta­lo­nes to­bi­lle­ros que de­jan en­tre­ver un po­co la piel, es­te mo­de­lo es el triun­fo de las más al­tas, que son las que me­jor lo lu­cen y quie­nes has­ta aho­ra só­lo go­za­ban de sus bon­da­des. La bue­na no­ti­cia es que las más ba­jas pue­den sa­car pro­ve­cho de los me­tros de gé­ne­ro so­bran­te, es­con­dien­do ta­cos al­tí­si­mos de­ba­jo y sin que­dar en evi­den­cia. Con un de­jo de psi­co­de­lia se­ten­te­ra (al­gu­nos se llevan acam­pa­na­dos), con ai­res no­ven­te­ros (siem­pre se por­tan re­la­ja­dos) y con ins­pi­ra­ción ma­ri­ne­ra ( los que llevan bo­to­nes ade­lan­te tam­bién se im­po­nen), es­tos pan­ta­lo­nes se ca­san a la per­fec­ción con pren­das al cuerpo en la par­te su­pe­rior y con blazers ex­tra lar­gos. ¿Los más vis­tos en la pa­sa­re­la? Li­sos, con al­gu­na es­tam­pa dis­cre­ta o con ra­yas al cos­ta­do (que siem­pre afi­nan la si­lue­ta). Fi­nal­men­te, el must es abri­gar­se con un ta­pa­do por de­ba­jo de la ro­di­lla y lle­var el equi­po con mu­cha ac­ti­tud.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.