PA­LA­BRA DE MU­JER

ELLE (Argentina) - - MINIENTREVISTA -

ELLE En la no­ve­la, el cam­bio de un sis­te­ma a otro ter­mi­nó con la vi­da de al­gu­nos y en­vi­le­ció a otros. ¿Creés que los cam­bios po­lí­ti­cos in­flu­yen en las per­so­nas? A.B. La po­lí­ti­ca im­pac­ta en to­dos los gra­dos de nues­tra vi­da. Si no nos in­vo­lu­cra­mos, de­ja­mos que cer­ce­nen nues­tros de­re­chos. Creo que los po­lí­ti­cos que nos go­bier­nan nos re­fle­jan co­mo so­cie­dad. Nos que­ja­mos de la co­rrup­ción, pe­ro de­be­ría­mos re­fle­xio­nar so­bre los pe­que­ños ac­tos co­rrup­tos que co­me­te­mos to­dos los días. Son los que ha­bi­li­tan la po­si­bi­li­dad a otros en ma­yor es­ca­la. ELLE Las pa­la­bras prohi­bi­das son otro te­ma en Ca­dá­ver Ex­qui­si­to. ¿Las pa­la­bras crean reali­dad? A.B. El len­gua­je nos cons­ti­tu­ye, nos con­for­ma. De­cir “bi­fe” no es lo mis­mo que de­cir “car­ne” o “ca­dá­ver”. Ca­da pa­la­bra re­ve­la una ma­ne­ra de plan­tar­se en el mun­do, ha­bla de una for­ma de pen­sar y de ele­gir. Pue­den des­truir o sa­nar, no son inocen­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.