Kei­ra Knightley Tras­cien­de to­da era

ELLE (Argentina) - - SUMARIO - MER­CE­DES FARRE

Los films de tiem­pos. A los 33 anos y bien plan­ta­da, es una de las ac­tri­ces mas co­di­cia­das del ci­ne pe­ro cul­ti­va un ba­jo per­fil. Ena­mo­ro a Cha­nel y es, una vez mas, ha ca­ra del per­fu­me Co­co Ma­der­moi­se­lle

Vis­teim­pe­ca­ble Cha­nel de pies a ca­be­za. Ca­sa­da con un rocks­tar ( Ja­mes Ringh­ton) y ma­má de Edie (3 años), Kei­ra Knightley pa­re­ce ha­ber si­do to­ca­da por la va­ri­ta má­gi­ca des­de an­tes de na­cer. Cuen­ta una le­yen­da ur­ba­na que su ma­dre, Shar­man McDo­nald, una ac­triz es­co­ce­sa con pá­ni­co es­cé­ni­co y am­bi­ción de es­cri­to­ra, hi­zo en los años ‘80 un pac­to con su ma­ri­do (tam­bién ac­tor, Will Knightley): si ella con­se­guía ven­der su pri­me­ra obra de tea­tro, po­drían per­mi­tir­se te­ner otro be­bé. Así fue que pre­sen­tó en el tea­tro Bush de Lon­dres su guión. El res­to de la his­to­ria pue­de adi­vi­nar­se… la obra gus­tó tan­to que fue es­tre­na­da en 1984. Un año des­pués na­ce­ría Kei­ra, con la pro­fe­sión en el ADN. A los 20 fue no­mi­na­da al Os­car (por su pro­ta­gó­ni­co en Or­gu­llo y Pre­jui­cio) y a los 22 era una de las ac­tri­ces me­jor pa­gas del mun­do. ELLE ¿ES CIER­TO QUE A LOS 6 AÑOS LE PEDISTE UN RE­PRE­SEN­TAN­TE A TU MAMA? KEI­RA KNIGHTLEY ¡Sí! Ya sa­bía que que­ría ser ac­triz. ELLE Y CON SO­LO 21 AÑOS FIRMASTE CON­TRA­TO CON CHA­NEL, ¿CO­MO LO VIVIS? K. K. Me sien­to afor­tu­na­da. La his­to­ria de Co­co siem­pre me fas­ci­nó. Nun­ca pen­sé que des­pués de tan­tos años se­gui­ría tra­ba­jan­do en sus cam­pa­ñas. ELLE ¿CO­MO FUE MUTANDO LA RELACION? K. K. La pri­me­ra cam­pa­ña que hi­ce fue pa­ra fra­gan­cias, lue­go pa­ra la­bia­les y aho­ra pa­ra jo­ye­ría. Me en­can­ta dis­fru­tar de las di­fe­ren­tes fa­ce­tas de la mar­ca tras bas­ti­do­res. Des­cu­brir có­mo se ela­bo­ra un per­fu­me, ha­blar con el res­pon­sa­ble de las jo­yas… me pa­re­ce un uni­ver­so in­creí­ble. ELLE EL TRA­BA­JO AR­TE­SA­NAL ES EL SE­LLO. K. K. Sí, la aten­ción al de­ta­lle es par­te esen­cial del tra­ba­jo de Cha­nel. Ca­da vez que co­mien­zo un nue­vo pro­yec­to me sien­to en­tu­sias­ma­da. Al prin­ci­pio pien­so: “es un ani­llo…” pe­ro cuan­do es­cu­cho la ins­pi­ra­ción de­trás de eso, el tra­ba­jo pues­to en él y la bús­que­da de ma­te­ria­les, to­do cam­bia y veo ese ob­je­to de una ma­ne­ra com­ple­ta­men­te di­fe­ren­te. ELLE ¿QUE SENTIS CUAN­DO USAS AL­GO DE LA FIR­MA? K. K. ¡Con­fian­za! La es­truc­tu­ra de la ro­pa es sú­per có­mo­da y el bol­so clá­si­co 2.55 tie­ne esa ca­de­na que le res­ta fe­mi­nei­dad y lo vuel­ve fuer­te. Me gus­ta có­mo se jue­ga to­do el tiem­po con lo fe­me­nino-mas­cu­lino. No es un con­cep­to ro­mán­ti­co, sino más bien po­de­ro­so. Al­go que ayu­da en aque­llos días en los que una no se sien­te muy se­gu­ra. ELLE SI TUVIERAS QUE DE­FI­NIR A GABRIELLE CHA­NEL CON UNA PA­LA­BRA, ¿CUAL USARIAS? K. K. La veo co­mo una so­bre­vi­vien­te. ELLE ¿QUE PRIORIZAS EN LA MO­DA? K. K. Me gus­tan las lí­neas lim­pias y la sim­pli­ci­dad. El co­lor ne­gro es el que me ha­ce sen­tir más có­mo­da. La fa­mo­sa little black jac­ket es mi pren­da de ca­be­ce­ra. Nun­ca te equi­vo­cas con ella. ELLE UNA CREACION INOL­VI­DA­BLE QUE HAYAS VES­TI­DO. K. K. Usé un tra­je de cha­que­ta Cha­nel pa­ra un even­to en la al­fom­bra ro­ja (la pre­miè­re de Colette en el Fes­ti­val de Ci­ne Sun­dan­ce es­te año) ¡y lo amé! Lle­va­ba uno de esos co­lla­res que tie­ne Karl que no te per­mi­ten en­cor­var­te ni aga­char la ca­be­za. ¡Me sen­tía lo má­xi­mo! ELLE Y UN LU­JO QUE TE PERMITIO LA FIR­MA… K. K. Pu­de co­no­cer a las mu­je­res que ha­cen los ves­ti­dos. Mu­chas es­tán allí ha­ce años y ha­cen pie­zas tan de­ta­lla­das que no se pue­de creer ni vién­do­lo con tus pro­pios ojos. ELLE ¿CO­MO FUE SER DI­RI­GI­DA POR JOHAN RENCK EN EL NUE­VO COR­TO DE CO­CO MADEMOISELLE? K. K. ¡Muy di­ver­ti­do! El qui­so sa­car­le un po­co de co­rrec­ción y ha­cer­lo más atre­vi­do. ¡Y lo lo­gra­mos! ELLE ¿HABIAS TRA­BA­JA­DO CON EL? K. K. No. Co­no­cía su tra­ba­jo, es­pe­cial­men­te los vi­deos con Da­vid Bo­wie, así que estaba emo­cio­na­da cuan­do me en­te­ré que él es­ta­ría gra­ban­do la pe­lí­cu­la. Es un gran este­ta y me­ticu­loso. Ade­más una per­so­na muy agra­da­ble. ELLE ES TU CUAR­TO COMERCIAL PA­RA CO­CO MADEMOISELLE, ¿CUAL ES EL HI­LO CON­DUC­TOR? K. K. Pien­so que no se­ría un comercial de Co­co ¡si ella no ter­mi­na­ra con un hom­bre! Es­ta his­to­ria no es la del prín­ci­pe azul. Aquí hay mu­chos prín­ci­pes y po­dés pa­sar un buen mo­men­to con uno, lue­go desechar­lo y ¡bus­car otro! La con­sig­na se­ría: “¡co­que­tee­mos, di­vir­tá­mo­nos, pa­sé­mos­la bien pe­ro ma­ña­na tem­prano ten­go co­sas que ha­cer, así que adiós!” Me en­can­ta esa ac­ti­tud. ELLE ¿Y QUE TIE­NE DE DI­FE­REN­TE ES­TE COMERCIAL? K. K. Creo que hay un po­co más de jue­go es­ta vez, to­do se sien­te co­mo un cuen­to de ha­das. ELLE ¿CUAL ES EL MEN­SA­JE DETRAS DE LA HIS­TO­RIA? K. K. Que no se tra­ta de bus­car al hom­bre per­fec­to ¡sino de di­ver­tir­se en la vi­da! Me pa­re­ce un lin­do men­sa­je. ELLE ¿QUE MO­MEN­TO DE LA GRABACION DISFRUTASTE ? K. K. Me en­can­tó cuan­do des­tro­za­mos el de­par­ta­men­to. Me pa­re­ció di­ver­ti­do ¡y ade­más era her­mo­so! Me preocu-

“Hay un gran cam­bio. Más guio­nes es­cri­tos por mu­je­res. Cuan­do hay di­rec­to­ras, es­cri­to­ras y pro­duc­to­ras, se no­ta la di­fe­ren­cia... y la ma­ne­ra en que la so­cie­dad nos ve cam­bia por com­ple­to.”

pa­ba to­do el tiem­po quién ten­dría que lim­piar­lo. Tu­vi­mos una se­ma­na pa­ra gra­bar, lo cual es un lu­jo por­que no siem­pre hay tan­to tiem­po. ELLE EL PER­SO­NA­JE QUE INTERPRETASTE Y LA FRA­GAN­CIA TIE­NEN EN COMUN… K. K. Am­bos son con­tun­den­tes, in­ten­sos y sen­sua­les. ELLE SIEM­PRE SE TE VE IMPECABLE… K. K. Cuan­do es­toy tra­ba­jan­do uso mu­cho ma­qui­lla­je y me gus­ta por­que me ayu­da a crear un per­so­na­je y ju­gar con mis ex­pre­sio­nes fa­cia­les, pe­ro en mi vi­da co­ti­dia­na voy a ca­ra la­va­da. ELLE ¿TENES AL­GUN RITUAL PA­RA RE­LA­JAR­TE? K. K. Con una hi­ja chi­qui­ta no hay tiem­po pa­ra eso, pe­ro ca­da tan­to to­mo un ba­ño con sa­les, ¡siem­pre y cuan­do con­si­ga que ella no se me­ta en mi ba­ñe­ra con to­dos sus di­no­sau­rios! ELLE UN MO­MEN­TO DE DIS­FRU­TE Y FELICIDAD ES… K. K. Cuan­do de no­che mi hi­ja se que­dó dor­mi­da y pue­do to­mar­me una co­pa de vino. ELLE ¿EL PER­FU­ME ES PA­RA OCA­SIO­NES ES­PE­CIA­LES? K. K. Siem­pre pue­de ha­ber una oca­sión es­pe­cial esperando, im­pre­vis­ta. Pien­so que po­dés usar­lo en to­das par­tes, has­ta en lu­ga­res me­nos gla­mo­ro­sos, co­mo el me­tro, y así sen­tir­te sú­per bien. ELLE ¿QUE APRENDISTE DE LAS FRA­GAN­CIAS? K. K. Que los crea­do­res son ver­da­de­ros maes­tros del ar­te. El olor me pa­re­ce má­gi­co, una al­qui­mia. Un aro­ma es co­mo un vino, la re­la­ción que ten­gas con él es per­so­nal. ELLE ¿AL­GU­NA VEZ ASOCIASTE A TUS PER­SO­NA­JES CON UN PER­FU­ME EN PAR­TI­CU­LAR? K. K. ¡Sí! Siem­pre lo ha­go. Soy mu­jer de un so­lo aro­ma, así que dar­les a mis per­so­na­jes otro per­fu­me me ayu­da a des­pe­gar­me de mí, por­que no es mi olor, y así me re­sul­ta más fá­cil en­ga­ñar­me pa­ra in­ter­pre­tar a mis per­so­na­jes. Una vez que ter­mino la pe­lí­cu­la no pue­do so­por­tar ese olor, ¡aun­que me ha­ya ayu­da­do! ELLE ¿SENTIS QUE ES UN BUEN MO­MEN­TO PA­RA LAS MU­JE­RES EN EL CI­NE? K. K. Sí, to­tal­men­te. Hay un gran cam­bio. Hay más guio­nes es­cri­tos por mu­je­res. Cuan­do hay di­rec­to­ras, es­cri­to­ras y pro­duc­to­ras, se no­ta la di­fe­ren­cia. Las par­tes pa­ra mu­je­res son me­jo­res y la ma­ne­ra en que la so­cie­dad nos ve, cam­bia por com­ple­to. ELLE ACABAS DE PRO­TA­GO­NI­ZAR A UNA MU­JER ICONICA EN LA PELICULA COLETTE… K. K. Sí. Ha­ce po­co tu­vi­mos la pre­miè­re del film en don­de pro­ta­go­ni­zo a la es­cri­to­ra fran­ce­sa que cues­tio­nó la idea del gé­ne­ro y de lo que sig­ni­fi­ca la fe­mi­ni­dad. Es ins­pi­ra­dor con­tar ese ti­po de his­to­rias y mos­trar lo que sig­ni­fi­ca­ron es­tas vo­ces. ELLE ¿TE GUSTARIA DI­RI­GIR? K. K. Lo pen­sé mu­chas ve­ces. Qui­zás al­gún día su­pere mi mie­do y lo ha­ga. ELLE ¿QUE PRO­YEC­TOS NUE­VOS ES­TAN POR SA­LIR? K. K. Aca­bo de ter­mi­nar el ro­da­je de The Nut­crac­ker and the Four Realms. Una pe­lí­cu­la má­gi­ca de Dis­ney en la que in­ter­pre­to al ha­da Su­gar Plum. A fi­nes de es­te año ve­rá la luz y aho­ra es­toy por co­men­zar a ro­dar Of­fi­cial Se­crets, una pe­lí­cu­la de sus­pen­so ba­sa­da en una his­to­ria real. ELLE ¿PODES ADELANTARNOS DE QUE TRA­TA? K. K. Es so­bre un de­la­tor que en 2003 pu­bli­có pa­pe­les cla­si­fi­ca­dos en un in­ten­to pa­ra de­te­ner la gue­rra de Irak, y que fue lle­va­do a jui­cio por trai­ción. ELLE ¿HAY AL­GUN SE­CRE­TO INFALIBLE PA­RA IN­TER­PRE­TAR BIEN A UN PER­SO­NA­JE? K. K. Co­mo ac­triz tra­ba­jo con la na­rra­ti­va, así que siem­pre me gus­ta te­ner al­go a lo que afe­rrar­me. Mis his­to­rias son siem­pre más os­cu­ras que la real. Lue­go ves el anun­cio y no tie­ne na­da que ver con lo que in­ven­té en mi ca­be­za. ¡Fan­ta­sear me ayu­da!

“Me gus­tan las lí­neas lim­pias y la sim­pli­ci­dad. El co­lor ne­gro es el que me ha­ce sen­tir más có­mo­da. La fa­mo­sa little black jac­ket es mi pren­da de ca­be­ce­ra. Nun­ca te equi­vo­cas con ella.”

Ves­ti­do de se­da con bor­da­dos y bo­tas trans­pa­ren­tes con pun­te­ra y ta­co ne­gro, co­lec­ción pri­ma­ve­ra - ve­rano 2018, Cha­nel.

Clá­si­co re­mi­xa­do: ves­ti­do de tweed en pla­ta y mo­ra­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.