¡ADIÓS AL VINO! ARMONÍAS DEL BAR Y LA ME­SA

Bar, Table Har­mony: Fa­re­well to Wi­ne!

Excelencias Gourmet - - Sumario -

Si de­ci­de ir de ta­pas a un bar y le pre­gun­tan có­mo pre­fie­re acom­pa­ñar su cóc­tel, con una ta­pa dul­ce o sa­la­da, no se sor­pren­da. Aun­que pa­ra al­gu­nos pue­da so­nar ex­tra­ño sa­lir­se de los tra­di­cio­na­les vino y cer­ve­za, la ar­mo­nía en­tre mi­xo­lo­gía y co­mi­da es una ten­den­cia en al­za que ca­da día ga­na más adep­tos. El éxi­to qui­zás ra­di­ca en la com­bi­na­ción de sabores y tex­tu­ras que, su­ma­das a la ima­gi­na­ción del mi­xó­lo­go, nos da un aba­ni­co in­fi­ni­to de po­si­bi­li­da­des. Si bien es una apues­ta arries­ga­da, es­te ti­po de armonías ofre­ce sabores y aromas úni­cos pa­ra los aman­tes de nue­vas ex­pe­rien­cias sen­so­ria­les.

Des­de ha­ce dé­ca­das, paí­ses co­mo Pe­rú y Mé­xi­co sue­len mez­clar oca­sio­nal­men­te en su dieta pis­co sour o mar­ga­ri­tas, co­mo com­ple­men­to de su menú. Se di­ce tam­bién que Lon­dres fue de los pri­me­ros epi­cen­tros de la coc­te­le­ría in­ter­na­cio­nal en apos­tar por ma­ri­dar be­bi­das es­pi­ri­tuo­sas con ága­pes dia­rios, co­mo se hi­zo en su mo­men­to con el vino.

Pe­se a exis­tir inago­ta­bles al­ter­na­ti­vas, si­guien­do al­gu­nas re­glas ele­men­ta­les, las com­bi­na­cio­nes con cócteles se­rán siem­pre exi­to­sas:

- Los áci­dos con­ju­gan ex­ce­len­te­men­te con comidas más fuer­tes, es­pe­cia­das y más gra­sas, pa­ra fa­vo­re­cer el con­tras­te de sabores.

- Los se­cos se al­ter­nan me­jor con las comidas con al­to contenido de pro­teí­nas.

- Los dul­ces, en cam­bio, van mag­ní­fi­ca­men­te con comidas dul­ces. In­clu­so, se­gún la mez­cla, tam­bién con las sa­la­das.

- Los de al­ta gra­da­ción al­cohó­li­ca no de­be­rían mez­clar­se con comidas li­ge­ras, pues­to que eclip­sa­ría­mos su sa­bor. Es ideal pa­ra comidas más pe­sa­das que re­quie­ran una di­ges­tión más len­ta.

Tras es­tas com­bi­na­cio­nes ge­né­ri­cas, re­co­men­da­mos al­gu­nas armonías con cócteles fa­mo­sos que pue­den re­sul­tar in­tere­san­tes:

Cóc­tel Pre­si­den­te: aperitivos a ba­se de pescados, te­rri­nas o ba­ca­lao. Atré­va­se con tos­to­nes de bo­nia­to y ba­ca­lao, pe­que­ños en­tre­me­ses don­de se en­tre­la­zan lo sa­la­do con lo dul­ce.

Mo­ji­to: mariscos, ensalada de ca­ma­ro­nes o lan­gos­ta, ca­na­pés, aves de con­fec­ción sen­ci­lla, y so­bre to­do si se aso­ma muy dis­cre­ta­men­te al­go de fru­tas y hier­ba buena.

Dai­qui­rí: aperitivos, ajia­co crio­llo guar­ne­ci­do con chi­cha­rro­nes y so­pas. Es un cóc­tel muy dúc­til. De­pen­dien­do del ti­po de dai­qui­rí (se­gún la fru­ta con el que se con­fec­cio­na, o li­cor que se agre­gue) de­be va­riar el pla­to.

Man­hat­tan: car­nes ro­jas (pue­den es­tar ma­ri­na­das con cer­ve­za y ron), co­ne­jo, pa­vo y aves con sal­sas don­de aflo­re un dulzor que no mo­les­te. Por lle­var an­gos­tu­ra, es­te cóc­tel her­ma­na bien con las sal­sas men­cio­na­das.

Ha­ba­na Spe­cial: pos­tres a ba­se de fru­tas (no es re­co­men­da­ble la gua­ya­ba). Los ge­les se­rían mag­ní­fi­cos.

Old Fas­hio­ned: car­nes blan­cas con sal­sas co­pio­sas y car­nes ro­jas con sal­sas a ba­se de fon­dos os­cu­ros. El whisky ha­ce de las su­yas si no tie­ne un com­pa­ñe­ro con quien dar­se la mano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.