EL SE­ÑOR HABANO SE SIEN­TA A LA ME­SA

“Mr. Habano” Sits at the Table

Excelencias Gourmet - - Sumario - POR: HABANO-SOMMELIER JUAN JE­SÚS MACHÍN Y CHEF IVETTE SEDEÑO FO­TOS: AR­CHI­VO EXCELENCIAS

Tras una ce­na im­por­tan­te, y en pug­na con el ca­da vez más ex­ten­di­do con­cep­to del fast food, un buen espirituoso siem­pre es bien­ve­ni­do. Y más aún cuan­do se ma­ri­da con un ex­ce­len­te Habano, el más ne­gro de los ca­fés y el más pu­ro de los chocolates. La sobremesa, en­ten­di­da en el mun­do mo­derno co­mo ám­bi­to de ne­go­cia­cio­nes y mo­men­to de su­mo pla­cer, cuan­do ya la di­ges­tión lla­ma a las puer­tas y exi­ge el sosiego de la paz, re­quie­re ca­da vez de un me­jor ser­vi­cio.

Pe­ro el menú gastronómico degustado es quien nos guiará por una correcta propuesta de maridaje de Habanos, espirituosos y ca­fé al fi­nal de la ce­na. Es im­por­tan­te pa­ra el Ha­ba­no­som­me­lier o pro­fe­sio­nal de los ser­vi­cios co­no­cer los ali­men­tos y be­bi­das acom­pa­ñan­tes consumidas con antelación por los clien­tes, des­de los aperitivos has­ta el pos­tre. So­lo así es po­si­ble re­co­men­dar Habanos con una ex­pre­sión or­ga­no­lép­ti­ca (dí­ga­se te­rri­to­rio de sa­bor des­de sua­ve a fuer­te) apro­pia­da.

Un al­muer­zo o ce­na in­ten­sos, con pla­tos de ela­bo­ra­cio­nes com­ple­jas y sal­sas pro­mi­nen­tes, de­jan en el re­tro­gus­to una per­ma­nen­cia pro­lon­ga­da. Si se de­gus­ta con un Habano sua­ve o has­ta me­dio, di­chos aromas y sabores que le pre­ce­die­ron se­rían muy di­fí­ci­les de bo­rrar. Sin em­bar­go, un Habano de for­ta­le­za de me­dia a fuer­te o fuer­te ha­rían una agra­da­ble en­tra­da, en una fu­sión con ca­fés y espirituosos no­ve­do­sos al pa­la­dar, po­si­bi­li­tan­do el pla­cer de coronar es­ta experiencia de for­ma sin­gu­lar.

Pa­ra pro­po­ner el ser­vi­cio de Habanos, ade­más, es ne­ce­sa­rio te­ner en cuen­ta cier­tas con­di­cio­nes de los co­men­sa­les: ho­ra del día, experiencia del clien­te co­mo fu­ma­dor, tiem­po dis­po­ni­ble pa­ra la sobremesa, así co­mo pre­fe­ren­cias por de­ter­mi­na­da mar­ca o vi­to­la.

Te­nien­do en cuen­ta las an­te­rio­res recomendaciones, pre­sen­ta­mos a con­ti­nua­ción un menú en tres tiem­pos, con una propuesta de sobremesa. Un al­to ne­ce­sa­rio tras la cul­mi­na­ción de la ce­na, pa­ra per­der­se en­tre las volutas de hu­mo de un Habano y los potentes sabores de un ca­fé o espirituoso.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.