CREMAS Y LICORES (IV PAR­TE Y FI­NAL)

DUL­CES POR EX­CE­LEN­CIA, ES­TAS BE­BI­DAS SON CON­SI­DE­RA­DAS UN IN­GRE­DIEN­TE IN­DIS­PEN­SA­BLE EN CÓC­TE­LES DI­GES­TI­VOS Y DE SO­BRE­ME­SA

Excelencias Gourmet - - Sumario - FOTOS: FERVAL

Creams, Li­quors (4th and fi­nal)

Las cremas y licores son con­su­mi­dos en el mun­do en­te­ro de ma­ne­ra na­tu­ral, fra­pea­dos, so­bre las ro­cas o sim­ple­men­te com­bi­na­dos con infusiones de té y ca­fé. No obs­tan­te, no de­jan de ser atrac­ti­vas las mezclas que han crea­do los bartenders pa­ra di­fe­ren­tes oca­sio­nes, de las que na­cen las cla­si­fi­ca­cio­nes co­mo cóc­te­les ape­ri­ti­vos, re­fres­can­tes noc­tur­nos, di­ges­ti­vos, ali­men­ti­cios, de so­bre­me­sa o de fan­ta­sía.

En los cóc­te­les re­fres­can­tes y frap­pea­dos, don­de el uso del hie­lo es abun­dan­te, ade­más de ju­gos y re­fres­cos, sue­len usar­se cremas de pi­ña, plá­tano, ca­cao, men­ta, tri­ple sec, cu­ra­cao, ma­rras­quino, mez­cla­do­res na­tu­ra­les y gra­na­di­na. To­dos ellos en pro­por­cio­nes con­tro­la­das pa­ra que los aro­mas no des­ba­lan­ceen el cóc­tel.

Los ape­ri­ti­vos, por su par­te, se dis­tin­guen por los amar­gos, be­bi­das se­cas co­mo el Ver­mouth Blan­co Se­co, ju­gos de cítricos, tri­ple sec, Con­trau, así co­mo el Gran Mar­nier en po­cas pro­por­cio­nes, pa­ra dar el amar­gor del cí­tri­co pe­ro no so­bre­pa­sar el dul­zor.

Co­mo su nom­bre su­gie­re, los ali­men­ti­cios des­ta­can por el uso de las cremas de ca­cao, mez­cla­das ge­ne­ral­men­te con le­che, hue­vo, nuez mos­ca­da y rones.

Asi­mis­mo, el ejem­plo clá­si­co de un es­to­ma­cal lo cons­ti­tu­ye el Pa­lo­ma Blan­ca (anís dul­ce o se­co, agua ga­sea­da y hie­lo cua­dri­cu­la­do, en un va­so de 8 oz con re­vol­ve­dor).

El tiem­po ha de­mos­tra­do que los licores y cremas, dul­ces por ex­ce­len­cia, sue­len usar­se ma­yo­ri­ta­ria­men­te en cóc­te­les di­ges­ti­vos y de so­bre­me­sa (mezclas con ca­fé, fra­pea­dos, fríos o ca­lien­tes). No obs­tan­te, es ne­ce­sa­rio acla­rar que exis­tes mezclas con ca­fé y licores cu­yas re­ce­tas se con­si­de­ran clá­si­cos y no cóc­te­les, co­mo es el ca­so del ca­fé cor­ta­do con le­che ca­lien­te, Ca­ra­ji­llo (con brandy), Ro­cío de Ga­llo (con ron) o sim­ple­men­te un ca­fé al li­cor. Los cóc­te­les de­ben es­tar com­pues­tos por más de tres in­gre­dien­tes, in­clu­yen­do las de­co­ra­cio­nes, y de­ben ser co­mes­ti­bles en un 90 %.

Ejem­plos de cóc­te­les di­ges­ti­vos (fuer­za al­cohó­li­ca y dul­ces), y con­si­de­ra­dos clá­si­cos, lo son el B and B (Be­ne­dic­ti­ne y Brandy), Pe­cho de Don­ce­lla (cre­ma de ca­cao y de le­che), Be­so del Án­gel (Be­ne­dic­ti­ne y cre­ma de le­che), C and C (Cog­nac y Con­trau) y el Sol y Som­bra (bom­bón cre­ma y ron añe­jo), en­tre otros.

Se de­be te­ner mu­cho cui­da­do con las do­sis de al­gu­nos licores muy aro­má­ti­cos. Un des­cui­do pue­de de­frau­dar el pa­la­dar de los clien­tes, ya que sue­len ser agre­si­vos al ol­fa­to y gus­to. Es­to su­ce­de con los anisa­dos, men­tal, li­cor de co­co, el Ama­ret­to, Di­sa­ronno, Fran­gé­li­co, así co­mo aque­llos don­de pre­do­mi­na la vai­ni­lla, dí­ga­se el Ga­liano o el Mary Bri­zard.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.