UN BRIN­DIS POR LA DIGESTIÓN

AL­GU­NAS BE­BI­DAS PUE­DEN SER NUES­TRAS ME­JO­RES ALIADAS PA­RA EVI­TAR LA DIGESTIÓN LEN­TA Y PE­SA­DA TRAS UNA COPIOSA CE­NA

Excelencias Gourmet - - Sumario -

A Toast to Di­ges­tion

Ya sea en casa o en un res­tau­ran­te, so­bre­vi­vir a un ban­que­te pue­de con­ver­tir­se en un ver­da­de­ro desafío. Se ne­ce­si­ta vo­lun­tad y pa­cien­cia pa­ra de­jar es­ca­par ese ri­co pla­ti­llo que se aso­ma jus­to de­trás de otra ten­ta­do­ra de­li­cia cu­li­na­ria, y pa­ra so­bre­lle­var las tí­pi­cas mo­les­tias del es­tó­ma­go lue­go de se­me­jan­te fes­tín.

La digestión len­ta y pe­sa­da pue­de es­tar pro­vo­ca­da por di­ver­sas cau­sas. Por ejem­plo, en re­pues­ta a de­ter­mi­na­dos pro­duc­tos que in­ge­ri­mos y ra­len­ti­zan el pro­ce­so di­ges­ti­vo, co­mo los ali­men­tos gra­sos, re­fi­na­dos o procesados, que son me­nos di­ge­ri­bles que los con­si­de­ra­dos ali­men­tos sa­nos (fru­tas, ver­du­ras y gra­nos en­te­ros). Las con­se­cuen­cias de una ma­la digestión se­rían, en­ton­ces, pe­sa­dez, hin­cha­zón ab­do­mi­nal y ca­lam­bres ab­do­mi­na­les.

Por for­tu­na, con­ta­mos con va­lio­sas aliadas, que son las be­bi­das di­ges­ti­vas, cu­ya fun­ción jus­ta­men­te es fa­vo­re­cer el pro­ce­so de digestión, al tiem­po que apor­tan un buen sa­bor al fi­nal de una co­mi­da o ce­na copiosa.

Es­to se lo­gra por­que di­chas be­bi­das au­men­tan la se­cre­ción gás­tri­ca. Cuan­do se to­man des­pués de co­mer, mo­di­fi­can el va­cia­mien­to del es­tó­ma­go, por un efec­to di­rec­to so­bre la mus­cu­la­tu­ra de es­te ór­gano, ayu­dan­do a la digestión de los ali­men­tos en el in­tes­tino del­ga­do.

Las be­bi­das di­ges­ti­vas pue­den ser una so­lu­ción de na­tu­ra­le­za muy di­ver­sa (por su con­cen­tra­ción al­cohó­li­ca, o por las hier­bas y acei­tes que lo con­for­man). En el ca­so de con­te­ner al­cohol, y de­pen­dien­do de su des­ti­la­ción, aro­ma­ti­za­ción y de los ma­te­ria­les uti­li­za­dos pa­ra su ela­bo­ra­ción, pue­den ser licores o aguar­dien­tes.

Qui­zá los pri­me­ros di­ges­ti­vos em­plea­dos fue­ron el cog­nac, el brandy o el whisky. Sin em­bar­go, las mo­das han ido cam­bian­do y se han crea­do múl­ti­ples be­bi­das que ocu­pan es­te es­pa­cio y tie­nen es­ta fi­na­li­dad.

En­tre las infusiones di­ges­ti­vas se co­no­cen las pro­pie­da­des de la man­za­ni­lla, li­na­za, ti­lo y men­ta que se re­co­mien­dan en­dul­zar con azú­car o miel. Pe­ro exis­ten otras op­cio­nes co­mo té de anís y oré­gano (per­fec­to pa­ra lu­char con­tra los ga­ses), in­fu­sión de al­hu­ce­ma (se uti­li­za pa­ra evi­tar in­di­ges­tio­nes), té con hier­ba­bue­na (se con­si­de­ra di­ges­ti­vo, pe­ro si se acom­pa­ña con li­món se con­si­gue un efec­to re­la­jan­te en el apa­ra­to di­ges­ti­vo), et­cé­te­ra.

Por su par­te, los licores de hier­bas son un clá­si­co des­pués de co­mer. Las cremas tam­bién son ca­da vez más co­mu­nes, al igual que al­gu­nos cóc­te­les que pue­den cum­plir es­tas fun­cio­nes. Los vi­nos for­ti­fi­ca­dos son di­ges­ti­vos por ex­ce­len­cia, y den­tro de su vas­to uni­ver­so los más des­ta­ca­dos en el es­ce­na­rio con­tem­po­rá­neo son el Je­rez, Opor­to, Ma­dei­ra, Mar­sa­la y To­ka­ji.

Es­tas be­bi­das au­men­tan la se­cre­ción gás­tri­ca. Cuan­do se to­man des­pués de co­mer, mo­di­fi­can el va­cia­mien­to del es­tó­ma­go, por un efec­to di­rec­to so­bre la mus­cu­la­tu­ra de es­te ór­gano, ayu­dan­do a la digestión de los ali­men­tos en el in­tes­tino del­ga­do

por DR. MSC JU­LIO CESAR

La ma­ne­ra de ofre­cer las be­bi­das

di­ges­ti­vas es va­ria­ble. Se pue­den ser­vir di­rec­tas, mez­cla­das o a la ro­ca… y en ge­ne­ral se in­gie­ren al fi­nal de

las co­mi­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.