El hom­bre que apren­dió de las cri­sis

El pre­si­den­te del Gru­po IR­SA, Eduar­do Elsz­tain, fue re­co­no­ci­do por sus años al fren­te de un con­jun­to de em­pre­sas en cons­tan­te desa­rro­llo. Sus pla­nes fu­tu­ros y su or­gu­llo por arries­gar siem­pre a fa­vor de la Ar­gen­ti­na.

Fortuna - - A La Trayectoria Empresarial 2017 Premio Fortuna - EDUAR­DO ELSZ­TAIN

Eduar­do Elsz­tain, pre­si­den­te del Gru­po IR­SA, fue re­co­no­ci­do con el Pre­mio For­tu­na a la Tra­yec­to­ria Em­pre­sa­rial 2017. Ti­tu­lar del Ban­co Hi­po­te­ca­rio, due­ño de Cre­sud y de los prin­ci­pa­les shop­pings del país, Elsz­tain se su­ma a un gru­po de des­ta­ca­dos hom­bres de ne­go­cios que me­re­cie­ron la mis­ma dis­tin­ción en edi­cio­nes an­te­rio­res, en­tre los que fi­gu­ran Al­fre­do Co­to, Jor­ge Bri­to, los her­ma­nos Bulgheroni y Eduar­do Eur­ne­kian, en­tre otros.

La ce­re­mo­nia de en­tre­ga de la es­ta­tui­lla, en la Bol­sa de Co­mer­cio, fue de es­pe­cial re­le­van­cia pa­ra Elsz­tain, quien en­sa­yó un ba­lan­ce de su re­co­rri­do em­pre­sa­rial, a la vez que ase­gu­ró que las su­ce­si­vas cri­sis fue­ron su “me­jor es­cue­la”.

“Qué ale­gría com­par­tir es­te ac­to en es­ta ca­sa tan que­ri­da, don­de en los úl­ti­mos 26 años he­mos ce­rra­do ca­da au­men­to de ca­pi­tal. Vie­nen a mi men­te las pri­me­ras com­pras in­mo­bi­lia­rias en los años ’80, cuan­do te­nía 20 años. Pro­pie­da­des chi­cas, ca­si­tas, ga­ra­jes, gal­po­nes vie­jos. Des­pués sí sa­lir a la Bol­sa, los pri­me­ros so­cios, los men­to­res. Yo te­nía la fas­ci­na­ción de al­qui­lar una pla­tea en el re­cin­to, era co­mo lle­gar a un mun­do so­ña­do”, evo­có.

IR­SA, su na­ve in­sig­nia, co­ti­za en la Bol­sa hace unos 70 años, “pe­ro cuan­do la com­pra­mos no te­nía ab­so­lu­ta­men­te na­da: era un es­ta­tu­to va­cío. Hi­ci­mos un au­men­to de ca­pi­tal en el ’91, de u$s 16 mi­llo­nes; en el ’92, otro tan­to; en el ’93, u$s 64 mi­llo­nes. Fue­ron u$s 120 mi­llo­nes en el ’95 y más de u$s 200 mi­llo­nes en el ’97. La cla­ve era te­ner pa­cien­cia, sa­lir a Bol­sa, ir de road show, apro­ve­char el ha­lo que ge­ne­ra­ba que el país se abrie­ra al mun­do”, fue re­pa­san­do.

Pa­ra Elsz­tain fue “sal­tar de un ne-

“Pa­ra las cri­sis, no hay país más pre­pa­ra­do que la Ar­gen­ti­na”, ase­gu­ró Eduar­do Elsz­tain al re­ci­bir la es­ta­tui­lla en los Pre­mios For­tu­na.

go­cio tra­di­cio­nal a un gran mer­ca­do, al­go ra­rí­si­mo”, con­fe­só.

“Pri­me­ro com­pra­mos Los Si­los de Do­rre­go, en el ’92. Al año si­guien­te Pa­la­cio Al­cor­ta y en el ’94 fui­mos los pri­me­ros en desa­rro­llar Puerto Ma­de­ro. De ahí sa­li­mos a in­ver­tir a Bra­sil, a Ve­ne­zue­la, nos ex­pan­di­mos. Y em­pe­za­ron las cri­sis: el Sud­es­te Asiá­ti­co, Bra­sil, Ar­gen­ti­na. Te­ner que ven­der en Ve­ne­zue­la y Bra­sil fue du­ro, pe­ro esa cri­sis nos for­mó. La cri­sis fue nues­tra me­jor es­cue­la. Agra­dez­co a mi pa­dre y a mi abue­lo ha­ber­me for­ma­do en la cri­sis del ’82 con la gue­rra de Mal­vi­nas”, se­ña­ló.

Al res­pec­to, el pre­si­den­te de IR­SA con­si­de­ró que “pa­ra las cri­sis no hay país más pre­pa­ra­do en el mun­do que la Ar­gen­ti­na” y re­cor­dó el día en que lo lla­ma­ron “pa­ra ha­cer una pre­sen­ta­ción en la Fun­da­ción En­dea­vor. Era mar­zo del 2002, la se­ma­na en la que pa­sa­mos del 1 a 1 al 1 a 4. Es­ta­ban to­dos los ban­cos ce­rra­dos, las em­pre­sas sin sa­ber có­mo pa­ga­rían los suel­dos, no­so­tros te­nien­do que plan­tear­les a nues­tras ge­ren­cias que ha­bía que ba­jar los in­gre­sos de la gen­te. Esa con­fe­ren­cia fue ca­si his­tó­ri­ca pa­ra mí. Me de­cían ‘ha­bla­les a los jó­ve­nes de la opor­tu­ni­dad que se abre’ y yo pen­sa­ba que si ahí hu­bie­ra un so­lo jo­ven que viajara a Nue­va York y con­si­guie­ra un in­ver­sor de u$s 10 mi­llo­nes, pa­sa­ría a di­ri­gir IR­SA. En­ten­dí que lo me­jor era acep­tar que esa com­pa­ñía no exis­tía más, que ya la di­ri­gían otros. En­ton­ces sa­li­mos a emi­tir un bono con­ver­ti­ble, fui­mos a ver quién nos que­ría es­cu­char y por suer­te ha­bía cu­rio­si­dad por la Ar­gen­ti­na. Ese año nos con­ver­ti­mos en la pri­me­ra com­pa­ñía emi­so­ra de u$s 200 mi­llo­nes”.

A la dis­tan­cia, se enor­gu­lle­ce Elsz­tain de “siem­pre ha­ber arries­ga­do. Nun­ca es­pe­ra­mos una so­lu­ción del Es­ta­do. Creo que las com­pa­ñías son lo que ha­cen, no só­lo el ba­lan­ce y el ca­pi­tal que tie­nen. Me da or­gu­llo sa­ber que nues­tras com­pa­ñías hace dé­ca­das do­nan el 5% de sus ga­nan­cias. So­mos so­cios de más de 300 ONG, co­me­do­res, es­cue­las, fun­da­cio­nes; so­mos una em­pre­sa que for­ma par­te de la tra­ma so­cial”, re­mar­có.

SE­ÑA­LES. Al re­fe­rir­se a la si­tua­ción ac­tual del país, el em­pre­sa­rio la des­cri­bió co­mo “un mo­men­to ra­ro, de elec­cio­nes, pe­ro ver que el año pa­sa­do es­tá­ba­mos con una in­fla­ción del 40% y es­te año es­ta­mos a la mi­tad, es una bue­na se­ñal, y que el cre­ci­mien­to em­pie­za a ace­le­rar­se es otro buen sín­to­ma. Pue­de que no sea al rit­mo que to­dos que­ra­mos, pe­ro la di­rec­ción es la co­rrec­ta y eso es muy bueno”, apun­tó.

Res­pec­to del sec­tor in­mo­bi­lia­rio opi­nó que “va a ser uno de los más di­ná­mi­cos es­te año por el ac­ce­so al cré­di­to. A me­di­da que la in­fla­ción si­ga ba­jan­do el im­pac­to va a ser to­da­vía ma­yor. En vi­vien­da ya ve­mos mu­cho mo­vi­mien­to. En el sec­tor de ofi­ci­nas la ocu­pa­ción es muy bue­na y en cen­tros co­mer­cia­les se ha evi­den­cia­do un re­pun­te en las ven­tas, so­bre to­do en las úl­ti­mas se­ma­nas”, des­cri­bió, al tiem­po que ce­le­bró la apa­ri­ción del cré­di­to hi­po­te­ca­rio UVA, al que ca­li­fi­có co­mo “muy bueno”.

GA­LAR­DóN. Al fren­te del Gru­po IR­SA, Eduar­do Elsz­tain fue dis­tin­gui­do por su des­ta­ca­da tra­yec­to­ria em­pre­sa­rial.

Eduar­do Elsz­tain, pre­si­den­te

NE­GO­CIOS. Ade­más de cen­tros co­mer­cia­les, IR­SA cons­tru­ye y ad­mi­nis­tra edi­fi­cios de ofi­ci­nas. Tam­bién ges­tio­na ho­te­les cin­co es­tre­llas co­mo el In­ter­con­ti­nen­tal y el Llao Llao.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.